'Patria' no para: la novela de Aramburu sobre ETA gana el Nacional de Narrativa

Más de veinte ediciones y medio millón de ejemplares vendidos, el acontecimiento literario más espectacular de los últimos años en lengua española prosigue su carrera triunfal.

Foto: Fernando Aramburu. (EFE)
Fernando Aramburu. (EFE)

Más de veinte ediciones y medio millón de ejemplares vendidos, el acontecimiento literario más espectacular de los últimos años en lengua española prosigue su carrera triunfal. 'Patria', la novela de Fernando Aramburu (San Sebastián, 1956) sobre el País Vasco en los años del terrorismo de ETA, ha sido galardonada hoy con el Premio Nacional de Narrativa 2017 que otorga el ministerio de Educación, Cultura y Deporte y está dotado con 20.000 euros. El jurado ha destacado la obra galardonada “por la profundidad psicológica de los personajes, la tensión narrativa y la integración de los puntos de vista, así como por la voluntad de escribir una novela global sobre unos años convulsos en el País Vasco”.

'Patria' ha ganado ya otros premios literarios como el Francisco Umbral al Libro del Año y el de la Crítica y próximamente se convertirá en serie de televisión de la mano nada menos que de HBO cuyo guionista y productor será Aitor Gabilondo. Pero la novela publicada por Tusquets, el sello del grupo Planeta, ha logrado algo aún más importante: romper el tabú que sobre el terrorismo de ETA sobrevolaba con escasas excepciones la literatura española de los últimos años.

Bittori y el Txato

A Bittori le mataron a su marido el Txato después de hacerle la vida imposible en el pueblo con pintadas, amenazas y amistades esfumadas. A Miren, su álter ego, le encerraron a Joxe Mari, el hijo terrorista, en una lejana prisión andaluza, inoculándole así un fanatismo sobrevenido de madre doliente y fiel. Hijos, parejas, vecinos, el cura ladino y halitósico, el tabernero que señala objetivos, las tardes de autobuses ardiendo y fúnebres heroicidades en San Sebastián, otra vez la lluvia, el dolor, la cobardía, la muerte.

'Patria', de Fernando Aramburu
'Patria', de Fernando Aramburu

Contaba Fernando Aramburu en una entrevista a El Confidencial que, cuando se metió en el berenjenal de contar la historia de casi medio siglo de violencia de ETA en una novela monumental de 600 páginas titulada lacónicamente 'Patria' , no le quedó más remedio que organizarse. Cerraba el capítulo 60 y al día siguiente regresaba al 45, cambiaba los nombres de los personajes, se equivocó y atribuyó durante varias páginas unos hechos al tipo equivocado, emborronó un panel enorme en su habitación con prolijas líneas argumentales que iban del año 1963 a 2012, asignó a cada uno de los nueve protagonistas los capítulos concretos que iban a protagonizar para que ninguno tuviera más que otro, evitó 'in extremis' que alguien fuera al colegio antes de haber nacido... Y sin embargo, tan tenaz actividad se subordinó a otra aparentemente más obvia pero crucial para él: el lenguaje. "Debía evitar a toda costa que un analfabeto se expresara como un catedrático de filosofía".

¿Por qué la literatura española le ha sido tan esquiva a la violencia etarra? Según Aramburu "ha habido escritores cómplices con el terrorismo, es evidente, han puesto su escritura al servicio de una causa. Es muy difícil dar frutos valiosos desde esa perspectiva, entre otras cosas porque no es la perspectiva de un hombre libre. Y después naturalmente ha habido miedo. Cómo no lo va a haber entre agresiones y asesinatos. A mí no me gusta juzgar desde la posición de uno que vive lejos a los hombres concretos que sufrieron esta situación. También es cierto que los escritores necesitamos un recorrido mayor que, por ejemplo, los periodistas que narran la actualidad. Pero nosotros introducimos en nuestros hábitos la humanidad completa, que decía muy perspicaz Ernesto Sábato. Conseguir esto no está al alcance de cualquiera. Uno lo intenta y puede fallar. De manera un tanto exculpatoria, entiendo que los escritores hayamos sido los últimos en llegar. Pero nosotros estamos llamados a dejar las palabras perdurables. Cuando nuestro testimonio tiene calidad estética, se convierte en universal. Recuerdo que cuando yo veía el 'Guernica' en los libros de texto con 10 años, ya me hacía una idea concreta de quiénes habían sido los malos durante la Guerra Civil. El hecho estético es irrebatible".

El jurado del Premio Nacional de Narrativa ha estado presidido por el director general de Industrias Culturales y del Libro, Óscar Sáenz de Santamaría, y han sido sus miembros Javier Pascual, Ignacio Martínez de Pisón, Cristina Fernández, Luis María Ansón, Gonzalo Navaza, Patri Urkizu, Pilar Celma, Juan Pedro Aparicio, Ángeles Encinar, Esther Esteban, Araceli Gómez y Juan Malpartida.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios