rueda de prensa

Planeta lamenta la "dolorosa" decisión de irse a Madrid y pide "diálogo dentro de la ley"

En vísperas de entregar el gran premio de las Letras españolas, el presidente del sello, Josep Creuheras no ha podido asegurar "que la próxima edición se celebre en Barcelona".

Foto: Josep Creuheras, presidente del Grupo Planeta (EPA)
Josep Creuheras, presidente del Grupo Planeta (EPA)

La habitual rueda de prensa que ofrece el premio Planeta en el Recinto Modernista de Sant Pau en Barcelona el día previo a la fiesta del 15 de octubre en la que se da a conocer al ganador nunca había suscitado tanta atención como este 2017. Una cita de puro trámite que sirve para que el principal grupo editorial español saque pecho y enumere el número y procedencia de los manuscritos presentados, ha levantado sin embargo este año máxima espectación al calor de la crisis independentista y el anuncio de Planeta de unirse a la desbandanda de empresas que abandonan Cataluña. El presidente del grupo, Josep Creuheras, ha querido centrar el acto en "el libro", pero inmediatamente ha proseguido recordando que son el séptimo líder editorial del mundo y que han puesto su "granito de arena" en contribuir a que "Barcelona sea la capital editorial de España". "Pero los proyectos empresariales necesitan estabilidad y, para defender los intereses de los accionistas, hemos decidio trasladar el domicilio social a Madrid, cosa que ha ocurrido hace dos días. Ha sido una decisión dolorosa. Intentaremos que los puestos de trabajo sigan en Barcelona".

"Creo que vivimos en una sociedad democrática, madura, con una democracia fuerte que tiene que ser la base para resolver este conflicto desde un diálogo con respeto a la ley. Pero hoy creo que se ha abierto una vía impensable hace unos meses con la posible reforma de la Constitución, que nos puede llevar a la resolución del conflicto", ha concluido Creuheras. Posteriormente, en la tanda de preguntas, ha dicho "no poder asegurar" que el próximo Premio Planeta se celebre en Barcelona, "aunque eso es lo planeado".

Al trasladar su sede social a Madrid, Planeta cumple la amenaza lanzada por el hijo del fundador, el fallecido José Manuel Lara Bosch, que en otra conferencia de prensa como la de hoy hace ya cinco años aseguró que la independencia de Cataluña "es imposible", pero que, en caso de producirse, la empresa abandonaría la nueva república para irse a Madrid o Sevilla. La ciudad elegida ha sido finalmente la primera.

Finalmente el polvorín que prometía la cena festiva de mañana a la que siempre acudían las principales figuras de la política espñola, parece que ha podido evitarse a costa de rebajar espectacularmente su perfil político. En 2016 cenaron juntos Felipe VI, Carles Puigdemont, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y la presidenta del Congreso, Ana Pastor. Este año sin embargo el representante del Gobierno será el secretario de Estado de Cultura Fernando Benzo y, del lado de la Generalitat insurrecta, dos consellers. También estará presente la presidenta del Congreso Ana Pastor.

Este año optan a los 600.000 euros del premio Planeta y a los 150.000 del finalista 634 novelas, superando por primera vez las 600 recibidas. El jurado lo integran Alberto Blecua, Fernando Delgado,, Juan Eslava Galán, Pere Gimferrer, Carmen Posadas, Rosa Regàsy Emili Rosales.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios