'revival' noventero

'El guardaespaldas': Whitney Houston resucita en la Gran Vía 25 años después

Fela Domínguez, Maxi Iglesias e Iván Sánchez protagonizan un musical que funciona como un auténtico concierto con los grandes éxitos (por fin en versión original) de la diva pop

Foto: Fela Domínguez se convierte en Whitney Houston en 'El guardaespaldas, el musical'. (N. A.)
Fela Domínguez se convierte en Whitney Houston en 'El guardaespaldas, el musical'. (N. A.)

"Hay canciones que saben demasiado de nosotros", le dice Frank Farmer a Rachel Marron al final de 'El Guardaespaldas, el musical'. Entonces suena 'I will always love you' y los noventa caen a plomo sobre nosotros. Sus hombreras, sus 'bombers', 'El príncipe de Bel Air', '¿Qué apostamos?', Curro y Cobi, 'El silencio de los corderos', 'Parque Jurásico', la Game Boy, los tazos, el 'grunge' (y Kurt Cobain), los veranos con los tours de Induráin, 'Friends', MC Hammer (y su 'pinchaste'), El Club de los Poetas Violentos, La Macarena, Alejandro Sanz, Bon Jovi, Metallica, Ace of Base y Whitney Houston, 'The queen of the night'.

Con ese enérgico temazo comienza la versión musical de la película que encumbró a la estrella del pop y que se estrenó el jueves en el Teatro Coliseum de Madrid. 'El guardaespaldas, el musical' es un gran concierto pop en el que no echará de menos a Houston. Si quiere ver la película, la verá sobre el escenario. Están las grandes canciones de la diva impecablemente interpretadas por la espectacular voz de Fela Domínguez y la misma trama (quizás un poco más dulcificada en las escenas más cruentas, aunque se echan de menos dos tan clásicas como las de la katana y el lago).

Acompañan a la historia-espectáculo un gran despliegue técnico digno de un show-revienta-estadios con despliegue de luces, bailarines y completas coreografías, una acertada escenografía que recrea con tino la mansión de Marron, el club Maya o la gala de los Oscar a través de las proyecciones en cinco pantallas móviles de leds e incluso guiños a nuestro siglo XXI. Porque los anónimos de los acosadores ya no se hacen pegando artesanalmente letras de revistas sino que tenemos selfis y fotos en Instagram, hackeos y rastreos de direcciones IP y no son Edison ni Graham Bell los nombres que toma el guardaespaldas para demostrar los agujeros de seguridad de la mansión de la estrella sino el de Barack Obama.

Aun así fallan algunas cosas. Dramáticamente a los tres protagonistas se les ven las costuras. Faltan tablas y rodaje, pero esto es, en realidad, un concierto. Y, por favor, acabemos de una vez con el estereotipo del agente/manager excesivamente amanerado (¿2017 hola?). No obstante, por encima sobrevuelan dos grandes aciertos de la productora Stage Entertainment ('El rey león'): por fin las canciones de un musical son en versión original y elegir a la mexicana Domínguez para un trabajo tan difícil como poner su voz a 11 clásicos de Whitney Houston y conseguir dar la talla. Y lo hace sobrada. Junto a ella, Maxi Iglesias e Iván Sánchez dan vida (alternándose cada semana aunque en el estreno se repartieron cada acto de la función) al guardaespaldas interpretado en el filme por Kevin Costner, y Damaris Martínez despliega otra potente voz como Nicki Marron.

La versión musical de la edulcorada historia de amor de la estrella del pop Rachel Marron y su guardaespaldas Frank Farmer, clásica gracias a la película dirigida por Mick Jackson, llega a España además para celebrar el 25 aniversario del filme. Se estrenó el 25 de noviembre de 1992 en Estados Unidos. A España llegó el 18 de diciembre de ese mismo año olímpico. Recaudó 410 millones de dólares en todo el mundo y su banda sonora fue la más vendida de todos los tiempos con 48 millones de copias —con dos canciones nominadas a los Oscar ('Run to you' y 'I Have Nothing'), que se llevó Aladdín y 'A Whole New World'—, pero sobre todo supuso el debut como actriz de Whitney Houston y encumbró mucho más a la diva pop.

El musical se estrenó en 2012 en Londres, casi un año después de la inesperada muerte de Whitney Houston convirtiéndose en una especie de homenaje póstumo. Desde entonces se ha podido ver también en Alemania, Italia, Holanda, Canadá o Estados Unidos. A España llega con libreto de Alexander Dinelaris, traducido por el dramaturgo Alberto Conejero y sobre el guion cinematográfico original de Lawrence Kasdan ('En busca del arca perdida' o 'Star Wars, el despertar de la fuerza'), y con dirección de Carline Brouwer.

'I'm every woman'

A pesar de que la versión que hizo Houston del 'I'll always love you' de Dolly Parton —tema que, curiosidad, no estaba pensado para la película y fue Costner quien lo propuso a los productores— y 'Queen of the night' son dos de las canciones más famosas de la banda sonora de 'El Guardaespaldas', el musical recoge otros clásicos de la diva de Nueva Jersey, tanto del filme como de su carrera musical, como 'One moment in time', 'Millon Dolar Bill', 'I have nothing', 'I wanna dance with somebody', 'Saving all my love for you' (su primer éxito internacional en 1986) o 'I'm every woman'. De hecho, otro de los guiños más interesantes de esta versión escénica es de género y llega cuando Farmer le dice al hijo de Rachel Marron, Fletcher (interpretado con una soltura impresionante por Lisandro Nieves el día del estreno): "todas las chicas pueden ser supermujeres" pero el problema es que tienen que "esforzarse el doble para demostrarlo".

Estreno en Madrid 'El Guardaespaldas, el musical'. (N. A.)
Estreno en Madrid 'El Guardaespaldas, el musical'. (N. A.)

Si 'El Guardaespaldas, el musical' es algo, además de un impresionante despliegue técnico, es la voz de Fela Domínguez. La cantante se enfrenta aquí a su segunda experiencia teatral tras su paso por la versión mexicana de 'El rey león', dando vida a Nala. Poniendo por delante que imitar a Whitney Houston es prácticamente imposible, su acierto es que no pretende imitarla. Hace suyas las canciones de la diva con una voz es más áspera y con tintes jazzeros. No es extraño. Domínguez ha confesado estos días que desde niña era una admiradora de Houston, tanto que lleva cantando sus temas desde los 15 años por los bares de México junto a su padre, baterista de un grupo.

A pesar de sus papeles en estos musicales, Domínguez también asegura que ella es cantante y compositora y su objetivo es sacar un disco en solitario (el pasado mes de septiembre acompañó a Carlos Rivera en su concierto en Madrid, con quien canta temas como 'No llores más'). Para empezar aquí cada noche ofrece un gran concierto con escenas de por medio. Es 'La Llamada' de Whitney… porque la Houston (y los noventa) vuelven.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios