rodada originalmente en catalán por Carla simón

La Academia del Cine apuesta por 'Verano 1993' para representar a España en los Oscar

La Academia del Cine ha elegido hoy un drama biográfico para representar a España en los premios de Hollywood

Foto: 'Verano 1993', de Carla Simón
'Verano 1993', de Carla Simón

La Academia del Cine ha elegido hoy la película 'Verano 1993', el drama biográfico de la directora Carla Simón, para representar a España en los premios Oscar que se entregarán el próximo mes de marzo de 2018. Los académicos han optado por ella antes que por 'Abracadabra', de Pablo Berger, y '1898. Los últimos de Filipinas', de Salvador Calvo, los tres filmes seleccionados de entre los 42 largometrajes estrenados entre el 1 octubre de 2016 y el 30 de septiembre 2017. 'Verano 1993' fue rodada en catalán y su título original es 'Estiu 1993'.

La primera película de la directora catalana lleva una carrera meteórica desde su puesta de largo en la pasada Berlinale, donde se alzó con el premio a la ópera prima y el premio especial del jurado en la sección Generation KPlus, este último 'ex aequo'. Se trata de una película pequeña e intimista que también triunfó en el Festival de Málaga, donde se llevó la Biznaga de Oro a Mejor película.

'Verano 1993' relata la historia de Frida (el 'alter ego' de la propia Simón, interpretado por una potentísima Laia Artigas) y es tan dura como quedarse huérfana con seis años de una madre enferma de sida, siguiendo los pasos de un padre conflictivo. Una historia de desarraigo, de duelo, de búsqueda del amor, de pérdida de la inocencia llena de honestidad y de ternura, y al mismo tiempo un ejercicio de nostalgia de la niñez en la Cataluña de principios de los 90. "Hay algo de echar de menos tu casa, lo que te define y buscar lo que te hace particular, que en mi caso es mi sitio y mi familia", explicó la directora tras recibir un aplauso unánime en la última Berlinale.

En el verano de 1993, tras la muerte de su madre, Frida tiene que abandonar su casa en Barcelona e instalarse en el campo con sus tíos (Bruna Cusí y David Verdaguer) y su prima pequeña Anna (la risueña Paula Robles). Su vida ha dado un vuelco y Frida aún no ha podido soltar ni una lágrima. Día a día, la familia intenta acostumbrarse a este nuevo orden, buscando un equilibrio en la adaptación de todos los miembros a la nueva situación. En los tiempos muertos del final de verano aparecen los celos, las rabietas, los amagos de huida, los momentos de claudicación y la agresividad pasiva de una niña que no sabe manejar o todavía no ha comprendido su dolor y, por lo tanto, no ha podido asimilar la pérdida.

Pero ante la cámara de Simón también se revelan, como por germinación espontánea, los momentos de complicidad entre primas, la infinita curiosidad infantil y el sentimiento de pertenencia, de formar de alguna manera parte de algo. Y la joven directora lo consigue con una delicadeza sorprendente, sin caer en el exceso de drama y alentando la espontaneidad infantilde sus dos actrices protagonistas. Un trabajo de dirección de actores tan logrado que parece inexistente. El espectador se siente ladrón de esos tiempos muertos veraniegos de las dos niñas, que consiguen una química tan natural como mágica.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios