la contraseña del wifi como rehén

El truco de una madre para fomentar la lectura en sus hijos que asombra a todos

"La contraseña del wifi de esta semana es el color del vestido de Anna Karenina". La nota de una madre a sus hijos se ha vuelto viral, pero no es la única que opta por esta medida

Foto: La nota en que una madre ofrece la clave del wifi a cambio de leer. (Twitter)
La nota en que una madre ofrece la clave del wifi a cambio de leer. (Twitter)

La contraseña del wifi de esta semana es el color del vestido de Anna Karenina en el libro. ¡He dicho el libro, no la película! Buena suerte”. Esta es la nota que una madre italiana ha colgado en la nevera de su casa dirigida a sus hijos. “PD: he empezado a leer 'El conde de Montecristo”, finalizaba, dando a entender el reto de la próxima semana.

Es el truco para incitar a la lectura que ha sido compartido más de 18.000 veces en redes sociales y que se ha ganado tanto adeptos como detractores. “¡Me encanta! Es bastante específico, así que no creo que puedan tirar de Google”, comentaba un usuario de Twitter. Sin embargo, otros opinan que lo que parece un juego entretenido “podría convertirse en la razón de que a los niños no les guste leer. Hay que incitar a la lectura, no imponerla”.

Por su parte, Juan Gómez-Jurado, el escritor que compartía esta nota en su perfil, comentaba que leer “no es un 'hobby', no es una afición, no es una opción. Leer es una parte esencial del desarrollo del ser humano. Como madre, querer incitar a tus hijos con un pequeño juego a que desarrollen sus capacidades es admirable”.

Cambio wifi por una cocina limpia

No es la única iniciativa que ha surgido para fomentar la lectura o un buen comportamiento en detrimento de la conexión a internet. De hecho, algunas madres han aprovechado la contraseña del wifi para conseguir que sus hijos limpien su habitación o colaboren en las tareas del hogar.

“La contraseña del wifi de hoy se puede desbloquear enviando una foto de la cocina limpia a mamá. Dicha fotografía debe contener una caja de 'crackers' en la encimera al lado del horno (para prevenir reutilizar fotos antiguas). Gracias por jugar”, se leía en la nota que firmaba otra madre ingeniosa.

Pero ¿por qué quedarse en la cocina cuando puedes intercambiar la contraseña del wifi por toda una lista de tareas? Es lo que debieron de pensar estos padres al escribir estas otras notas:

Usar wifi como chantaje para que los hijos hagan las tareas del hogar que les corresponden también ha posicionado a muchos a favor y en contra. “Tengo una hija de 19 años, siempre fui de la idea de que las amenazas, castigos y premios incentivos no son una buena idea, siempre nos conducimos por el camino del diálogo”, comentaba una usuaria en la publicación de Facebook de una de estas notas. “A priori' parece una buena idea porque el refuerzo es inmediato y no demorado, lo cual lo hace más efectivo y motiva al niño para la consecución de los objetivos”, contestaba la página Psicología Clínica JAÉN. "Pero quizás al niño no le motive conseguir esa contraseña porque los costes sean mayores que la recompensa.”

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios