el romeo antichavista

Danny Ocean, la emergente estrella global separada de su pareja por el chavismo

Spotify ha encumbrado su canción 'Me rehúso', compuesta cuando tuvo que emigrar de Venezuela a Miami y dejar atrás a la chica que le gustaba

Foto: El cantante venezolano Danny Ocean
El cantante venezolano Danny Ocean
Autor
Tiempo de lectura4 min

Apuesto a que no les suena el nombre de Danny Ocean. Al menos, a la inmensa mayoría. Quizá alguien haya escuchado 'Me rehúso', su mayor éxito, que cuenta con más de 510 millones de clics en Youtube. Pero fue otra red social, Spotify, la que apostó por este caraqueño de 25 años. Gracias a este apoyo, se ha convertido en una de las canciones en español que más circula este verano por 'streaming', solo superada por 'Despacito' (Luis Fonsi) y 'Súbeme la radio' (Enrique Iglesias). El joven cantante explica la receta de este ritmo pegajoso como una mezcla de sonidos urbanos y tropicales, un maridaje de merengue dominicano con la festiva soca de Trinidad y Tobago, muy popular en la zona nororiental y guayana de Venezuela.

Este pegadizo estribillo fue compuesto en 2016, pero explotó en todo el mundo este año, llegando a entrar en el top 40 global de Spotify. "Esta red ha demostrado ser una puerta enorme para los artistas emergentes como yo, dando la posibilidad de que tus temas entren a un ‘playlist’ y a partir de ahí ir creciendo poco a poco", celebra Daniel Morales (su nombre real) en casi cada entrevista. De hecho, la pieza era ya un pepinazo comercial mucho antes de tener vídeoclip, una hazaña insólita en esta época de culto a la imagen.

Emigrado del chavismo

Resulta extraño que los medios de comunicación españoles no hayan dado más espacio a la historia que inspira la letra. 'Me rehúso' recoge el sentimiento de frustración de un chaval que decidió emigrar de Venezuela por los conflictos políticos y tuvo dejar atrás a la chica que le gustaba. Así lo explicaba al diario colombiano 'El Heraldo': "El hecho es que tuve que salir para otro país, después de finalizar mi carrera, para poder vivir con un poco de paz y emprender mi futuro. Dejé a mi familia, amigos y amores detrás. Eso dice mucho de mi opinión respecto a la situación actual en Venezuela. Mi país está viviendo la peor crisis de su Historia y me tocó vivirla, sentirla y pelar por ella. Siempre he sido una persona luchadora en favor de la libertad y de lo que es justo para cada quien", opina. No hay mejor gancho promocional que esta idea, por eso dedica la canción a "las pareja separadas por políticas fracasadas". Ocean anima a estos amores rotos a subir el volumen de su canción y pensar en la distancia que le separaba de sus amantes.

Latineo melancólico

Hay bastantes factores que distinguen a este joven del artista latino medio. Para empezar, su look surfero, más propio de California que del Cono Sur. También, más importante, un registro de voz melancólico que le aleja de las vibraciones festivas típicas de reguetón, el electrolatino o la cariñosa cumbia. Otra característica diferencial es que no tiene detrás a un productor reputado, sino que es responsable de su propio sonido y sus propios arreglos. Aunque se considera autodidacta, cursó cuatro años de conservatorio. En las entrevistas, queda claro que le interesan más los superventas anglosajones que los referentes de la música caribeña. Suele citar entre sus estrellas favoritas a Bruno Mars, Daft Punk y Jamiroquai. También ha grabado una versión trap de su exitazo junto al emergente Bad Bunny. ¿Cuál es el futuro inmediato de Danny Ocean? Preparar su álbum de debut, para el que ya ha compuesto las piezas 'Vuelve' y 'Veneno', en la misma línea que la canción que le ha abierto las puertas de la industria pop mundial.

Carrera en Miami

Por supuesto, el destino que escogió el joven músico fue Miami, centro neurálgico de la industria musical latina, hogar de los artistas más exitosos, desde el clan Estefan hasta Ricky Martin, Chayanne y Julio Iglesias, entre muchísimos otros. La vocación pop de Ocean fue muy temprana, ya que desde niño se dedicaba a imitar cualquier tono que le resultara atractivo, fueran licuadoras, sirenas o lo que se le cruzara. Este impulso fue alimentado por un padre músico, que le animó a seguir y permitió que en sus últimos de estudios se dedicara a explorar su talento musical.

¿Hasta dónde puede llegar Danny Ocean? La coyuntura pop es demasiado imprevisible. De momento, está cubriendo todos los flancos, por ejemplo grabar una versión en inglés de su exitazo titulada 'Baby I Won`t'. Estamos en el verano de 'Despacito' y nadie pueda descartar que suene la flauta y pegue el estirón también entre el público anglo. Quizá sea incluso innecesario, ya que Luis Fonsi ha demostrado que cuando una canción se adhiere a nuestros oídos el idioma pasa a un segundo plano.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios