en el pavón teatro kamikaze

Verónica Echegui: "Hay miedo al poder sexual de la mujer"

Tras una década alejada de los escenarios, la actriz vuelve al teatro con 'El Amante', de Harold Pinter, mientras sigue rodando en Estados Unidos la serie 'Trust', de Danny Boyle

Foto: Verónica Echegui vuelve al teatro con 'El amante'. (Vico Vang)
Verónica Echegui vuelve al teatro con 'El amante'. (Vico Vang)

- ¿Alguna vez se te ocurre pensar que mientras pasas la tarde siéndome infiel yo estoy sentado en mi oficina revisando gráficas y balances?

- Sí, lo vuelve todo más picante.

Quien responde desde el escenario es Verónica Echegui (Madrid, 1983). No es la primera vez que se sube a las tablas. Debutó en el teatro antes de convertirse en la Juani, el personaje que le regaló Bigas Luna y le encumbró a la fama. Y lo hizo a lo grande: en 2005 con la primera obra de Tomaz Pandur en España, 'Infierno', y convertida en la amante de Dante. Ahora, más de una década después, repite rol de la mano de Harold Pinter. Pasión, sexo, juegos de pareja, prejuicios, miedos pero también rutina y falta de comunicación en pareja centran esta obra con la que regresa al teatro.

'El amante', dirigida por Nacho Aldeguer y producida por el actor Álex García, que también tiene un pequeño papel en la obra, ya se pudo ver la pasada temporada en el ambigú del Pavón Teatro Kamikaze. Ahora (del 8 de septiembre al 8 de octubre) salta a la sala grande más minimalista y mantiendo experiencia gastro-estética-sensual. Antes de la obra, el público se va a una fiesta donde podrá tomar un cóctel y un aperitivo, elaborado por el chef Diego Guerrero, para celebrar los diez años de matrimonio de Sarah (Echegui) y Richard (Daniel Pérez-Prada) y entrar así de lleno en esta obra que habla de la libertad, la sensualidad, la evocación y los tabúes en los juegos de cama. "Ahí el público podrá ver cómo son de puertas para fuera y luego se convertirá en un voyeur y verá cómo son en la intimidad", explica la actriz.

"Hay mucho amor y nada de encuentro entre ellos. Han deformado su relación y generado una fantasía que se ha convertido en parte de la realidad", agrega sin desvelar el giro de la trama de 'El amante'. Reconoce estar nerviosa ante el regreso al teatro y más con una obra que plantea tantos interrogantes. El sexo y el juego de estos dos amantes son la excusa que Pinter utilizó en 1962 para hablar de la dependencia sentimental, la (in)comunicación en pareja y la represión sexual en un texto que suena tremendamente actual. "Es un clásico. Es lo que más me ha hecho pensar: lo poco que hemos avanzados", asegura Echegui.

Además de 'El amante', la actriz estrena el 1 de septiembre 'La niebla y la doncella', la adaptación al cine de la tercera novela de la saga de Belvilacqua y Chamorro de Lorenzo Silva. También el próximo mes se estrenará, con dos años retraso, la serie 'Apaches' en Netflix, junto a Alberto Ammann, aunque el proyecto más grande está ahora mismo en Estados Unidos. Tras la obra, en noviembre, volverá para seguir rodando 'Trust', la serie que Danny Boyle está preparando para FX y que cuenta la historia del millonario John Paul Getty y el secuestro de su nieto en 1973. Da vida a una de cuatro amantes del magnate y comparte reparto con Donald Sutherland, Hilary Swank, Brendan Freiser o Harris Dickinson. Y está emocionada. Tanto que cuando le confirmaron el papel se tiró al suelo en plena calle y comenzó a llorar. "Haría de farol o florero en una película de Danny". ¿El futuro? Muchos proyectos abiertos, deja en el aire, y entre ellos también más teatro.

'El amante', protagonizado por Verónica Echegui y Daniel Pérez-Prada. (Vico Vang)
'El amante', protagonizado por Verónica Echegui y Daniel Pérez-Prada. (Vico Vang)

P: ¿Quién no querría tener un amante?

R: No lo sé. ¿O quién no querría tenerlo todo? [Risas] Y si lo puedes tener todo en uno también, y economizas.

P: Bueno quizás mejor decir quién no querría dar rienda suelta a lo que le apetece.

R: A mí la obra me deja otra cosa. La excusa es lo del amante, pero de lo que habla es de la falta de autoconocimiento de estos personajes y la poca capacidad para comunicar lo que necesitan y lo que quieren de verdad porque, por un lado, hay mucho amor, pero por otro no hay nada de encuentro. Este acuerdo viene por no hablar. Han deformado su relación y generado una fantasía que se ha convertido en parte de la realidad.

P: También me hace pensar la obra que una cosa tan básica y necesaria como el sexo está repleta de tabúes y prejuicios.

R: Cierto. Habla de la represión sexual porque si dos personas necesitan separar su relación cotidiana, convencional y matrimonial del resto, para mí creo que hay una división mental donde se considera que eso tiene que ser propio de otro momento y de otro lugar. Y lo peor es que creo que todavía hoy tenemos muchísimos conflictos con estos temas y apenas se tratan, pero es algo que no depende de la época. Depende más de qué historia familiar tengas, de cuál haya sido tu experiencia y de luego lo mucho o poco que te hayas currado personalmente ubicar ciertos temas. Por tanto, depende mucho más de que uno crezca o se lo quiera plantear más que del momento.

Verónica Echegui vuelve al teatro con 'El amante'. (Vico Vang)
Verónica Echegui vuelve al teatro con 'El amante'. (Vico Vang)

P: Pero es un innegable que sobre nosotros pesa una educación o herencia cristiana y represiva respecto al sexo. Solo hay que mirar los tópicos que siempre acaban convertidos en dardos contra las mujeres. Para una mujer todavía hoy hablar de sexo abiertamente puede ser un problema.

R: Sí, desencadena críticas y juicios. Hay miedo al poder sexual de la mujer. Esta muy mal entendido. Todos podemos ser multiorgásmicos en realidad, pero nosotras tenemos una facilidad, una apertura y una capacidad que, en principio, podemos tener relaciones… cuatro seguidas y ellos, a no ser que se lo hayan currado mucho, tienen un cartucho o dos como mucho. Es decir, existe también un poder femenino sensual y erótico y una necesidad nuestra de expresarlo muy grande.

P: Y les apabulla...

R: Yo creo que sí, pero por culpa de todos. Al no poder comunicarnos, al no poder romper con el tabú y con esa estigmatización de que es algo sucio no lo llevamos a cabo. Pero creo, y quiero creer, que las cosas están cambiando. Cada vez lo veo más reflejado en amigos, conocidos o en conversaciones que escucho.

El foco está puesto en la fidelidad cuando en realidad lo importante es: ¿consideras que cuidas a la persona con la que estás?

P: Aunque cada vez hay más apertura, algo (y menos mal) innegable, no sé si cree que la sociedad también impone unos patrones sexuales que acaban colándose en el dormitorio. ¿Somos culpables de dejar que pase y perder ese juego, que también es lo que reivindica la obra?

R: Yo eliminaría el concepto culpa e introduciría el de responsabilidad. Todo el mundo es responsable de su propia vida y no puedes culpabilizar ni tirarle la pelota a nadie. Tu vida va a ir de la mano de lo que tú decidas hacer con ella y todos somos responsables de en qué lugar estamos con el sexo y con todos los temas.

P: Cuando se estrenó 'El amante' encontré un estudio que decía que el 70% de las parejas que llevaban más de 10 años eran infieles. ¿Está sobrevalorada la fidelidad?

R: No sé si sobrevalorada, pero a lo que no se le da importancia es a la mentira y al engaño, que no tienen que ver con la fidelidad. El problema es que si no hay un equipo, si mientes, ocultas y no cuidas a tu compañero o compañera, tu relación va a ser un desastre y vas a ser muy desgraciado. El foco está puesto en la fidelidad cuando en realidad lo importante es ¿consideras que cuidas a la persona con la que estás? ¿Le tratas como te gustaría que te traten a ti? Simplemente es eso. Haz lo que quieras que te hagan a ti y según eso establece tus valores en esa relación.

'El amante', de Pinter, vuelve al Pavón Teatro Kamikaze el 8 de septiembre. (Vico Vang)
'El amante', de Pinter, vuelve al Pavón Teatro Kamikaze el 8 de septiembre. (Vico Vang)

P: Creo que es su segunda vez en las tablas de un teatro.

R: Sí, la primera fue hace diez años en el María Guerrero, con 'Infierno', de Pandur. Fue la primera obra que hizo aquí con Charo López, Roberto Enríquez, Asier Etxeandía, Sergio Peris-Mencheta, Juan Codina… Fue muy heavy porque todavía no se había visto nada de Pandur aquí. Era muy bestia y me dio una oportunidad maravillosa. Me dio a Beatrice, que era la amada de Dante. Y es verdad que no lo he pasado peor en mi vida antes de un estreno. De verdad. Es que era mucho más joven. Había hecho dos pequeños trabajos en dos series que tampoco habían ido a ningún lugar. Haciendo esto empecé las pruebas de la Juani. De ahí que luego vinieran más películas y cuando aparecía algo de teatro justo estaba comprometida.

P: ¿Y cómo se está tomando este reencuentro?

R: Con muchas ganas y mucho miedo. Vértigo. No sé. Tengo muchas ganas de lanzarme. Me encanta la historia, quiero estar cerca de la gente y me apetece un montón el contacto con el público, pero sé que antes de empezar me voy a morir. Seguro [Risas].

P: Álex García y Nacho Aldeguer me contaron en el estreno que con 'El amante' había aprendido de sus parejas. ¿Le ha pasado lo mismo?

R: A mí me ha traído temas que ya me preocupaban o interesaban mucho como por ejemplo la dependencia, que creo que está muy presente en estos dos y en todos en realidad. Dime alguien que sea independientemente emocional y yo voy y le hago una ola y le pongo una alfombra… Es lo más complicado y creo que estas dos personas tienen una dependencia enfermiza y por eso no pueden salir de ahí. Eso me ha removido y hecho reflexionar. Luego he aprendido más de mi pareja en el proceso del trabajo que por la obra en sí. Creo que es un productor maravilloso. Me ha sorprendido que tiene mucha capacidad y muy buena visión escénica. Ha sido una experiencia muy buena y muy bonita.

'El amante', dirigida por Nacho Aldeger y producida por Álex García. (Vico Vang)
'El amante', dirigida por Nacho Aldeger y producida por Álex García. (Vico Vang)

P: Además de 'El amante', en septiembre estrena en los cines 'La niebla y la doncella' y ahora mismo también está rodando en Estados Unidos, 'Trust', una serie para FX dirigida por Danny Boyle. Ya había estado en la británica 'Fortitude', pero ¿se toma este papel como un salto en su carrera?

R: Vuelvo a rodar en noviembre y se estrenará el año que viene. Y lo del salto nunca se puede saber. A base de ver y vivir me he dado cuenta de que puedes tener el control de tus decisiones, pero yo no soy dueña del todo de mi carrera. Sí decido, pero no sé si esa serie se va a quedar en agua de aborrajas y no puedo trabajar luego en más series americanas. A mí me fliparía porque es realmente donde más me gustaría estar en el audiovisual porque toda la gente potente se ha ido a las series y los guiones son maravillosos.

P: Y también estrena 'Apache' en septiembre en Netflix, dos años después de rodarla para Antena 3. ¿Es comprensible esto de que las series duerman en un cajón durante años?

R: Es muy triste para nosotros con todo el esfuerzo y lo que costó porque la hicimos en un tiempo casi récord queriendo hacer algo muy bueno y con mucha calidad, pero energéticamente fue un desastre tremendo. Todos estábamos enamorados de la historia. Hay actores que era su primer papel grande en tele y era su momento. Y da rabia, sobre todo porque la historia es buenísima y no hemos entendido qué es lo que ha pasado. Nadie nos lo ha explicado bien.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios