Es noticia
Menú
"La moda entre la juventud cubana es vestir con la bandera de Estados Unidos"
  1. Cultura
Kumbia Queers

"La moda entre la juventud cubana es vestir con la bandera de Estados Unidos"

Son un grupo 'queer' nacido en Argentina. Tras su paso por Cuba, empezaron anoche su gira española en Pamplona

Foto: Las Kumbia Queers
Las Kumbia Queers

Enfoque con punto morboso: ¿qué puede pensar un grupo 'queer' de izquierdas después de una gira por Cuba, país referente del socialismo revolucionario, pero con una fuerte historia de homofobia a sus espaldas? Nos contestan Kumbia Queers, vibrante grupo argentino de gira por nuestro país. "En realidad, cada una lo vivimos de manera diferente, ya que no pensamos todas igual. Nos pareció fuerte, interesante, ser invitadas por un festival oficial. Esto no significa que fuera una iniciativa de Raúl Castro, pero sí que hay voluntad de cambiar la persecución y lo mal que se hicieron las cosas", afirma Juana Chang, vocalista.

Media docena de conciertos por toda la isla dan para muchas impresiones. "Sentimos un machismo muy fuerte. Les cuesta hacerse a la idea de que a un mujer le puedan gustar otras mujeres. No entra en el imaginario colectivo. Ni siquiera reconocen que la chica que camina a tu lado pueda ser tu novia. Los cubanos son pesados y muy físicos al abordarte para ligar. Un día tuvimos que volver después de andar dos cuadras porque nos sentimos agobiadas”, remata.

'La isla con chicas' de Kumbia Queers

Florencia Literas, teclista, con su gorra negra del grupo punk Crass, no daba crédito de la situación: "Lo que se vive allí es acoso callejero. En Buenos Aires es difícil pasear tranquila, pero en Cuba es mucho más extremo.Y eso que nosotras no llevamos tanto maquillaje como las cubanas, sino que somos mucho mas relajadas en ese aspecto". Es Florencia quien recuerda la anécdota más brutal de la visita: "Tocamos en un local de Santa Clara que se llama El Mejunje. El encargado es una persona trans que nos enseñó la clavícula con una herida. Le habían apuñalado en su propio boliche (discoteca) cuando hizo un show. Ese tipo de agresiones quedan impunes", lamenta Literas. "Y eso que te hablamos de un reducto donde se junta toda la gente que está en los márgenes de lo que se considera normalidad sexual”, añade Patricia. Las leyes y programaciones culturales pueden avanzar, pero la mentalidad machista no se cambia en unos pocos años.

Rodillo reguetonero

Sus expectativas fueron desbordadas desde el primer momento. "Todo tuvo un aire extraño. Esperábamos que nuestro impacto viniera por ser chicas y por tocar cumbia, que no es un estilo habitual allí, pero no ocurrió ninguna de las dos cosas. En Cuba hay muchísimas mujeres que se dedican a la música, son la mayoría de las bandas callejeras y de los grupos de los bares. La cumbia les da igual porque solo quieren escuchar reggaeton todo el día. Nicky Jam y Enrique Iglesias suenan de forma constante. En la piscina del hotel donde estuvimos ponían de nueve de la mañana a seis de la tarde la misma selección de doce éxitos de reggaeton”, recuerda Juana.

La cumbia les da igual porque solo quieren escuchar reggaeton todo el día

El grupo en general disfruta mucho del perreo, pero acabaron saturadas por la omnipresencia de este ritmo en la isla. El grupo cubano con el que más relación tienen son Krudas Cubensi, que también aplican el enfoque de género desde una perspectiva hedonista. Allí conocieron también a Dionisio Arce (Zeus), mito del rock cubano que les explicó la historia de represión del género en la isla. Hoy el rock está rehabilitado e incluso se puso una estatua a John Lennon en La Habana.

'Gorda', de Krudas Cubensi

Alto nivel musical

Kumbia Queers confirman la enorme cultura musical que se respira en el país caribeño. “Los cubanos bailan en semifusas. La música de allí les hace moverse con todo el cuerpo, mientras con la nuestra parecía que echaran de menos los timbales y los vientos. Vienen de una escuela rítmica de gran riqueza", explica Juana. "Todos los que tocan han estudiado una carrera musical. Nosotros, en cambio, ninguna. Tienen una cadencia especial, como la gente de Brasil. Además ahora hay equipos de sonido buenos, quizá son los que dejaron los Rolling Stones. No es el material soviético de los años cincuenta que esperábamos encontrar. Es más difícil conseguir un repuesto de seis cuerdas para un guitarrista que un buen sistema de sonido. Pero siempre alguien tiene algún familiar que trabaja en el gobierno o en el turismo", añade Patricia.

Desde aquí, puede pensarse que la vida cubana está dominada por el paro y el ocio, pero la mayoría de personas tienen dos trabajos, "uno para el que han estudiado y otro relacionado con el turismo, normalmente chófer o camarera, para llegar a fin de mes", recuerdan. Por eso allí tiene sentido su himno 'Feriado nacional', donde reclaman fines de semana de tres días para hacer la vida más disfrutable.

'Feriado nacional' de Kumbia Queers

Glamour gringo

¿Cómo vivieron el momento político? "Para mí, lo más triste fue encontrar gente joven vestida con la bandera de Estados Unidos. Es la moda principal. Ves muchísimos sadolescentes así, con una remera (camiseta) o una cartera de las barras y estrellas. Incluso taxis con la bandera estadounidense", explica Juana. También abunda el merchandising de estrellas pop como Rihanna y Justin Bieber. "Tuve la impresión de que la revolución suena como algo obsoleto para la juventud. No se siente interpelada por los viejos mitos, ni tienen puntos referencia nuevos. Los jóvenes son los más colonizados", afirma Florencia.

Tuve la impresión de que la revolución suena como algo obsoleto para la juventud

Recuerda con especial extrañeza a una chica de dieciocho o diecinueve años que no comprendía que alguien pudiera no estar interesado en viajar allí. También pudieron constatar la fascinación por el desembarco de canales temáticos por cable de Disney y Sony. La visita de Obama, la llegada del wifi y el concierto de los Rolling Stones fueron momentos de alto impacto social. “A nosotros lo que nos interesaba era la ausencia de publicidad, que es muy relajarte”, apunta Juana. A pesar de esto, ya se ven tiendas Benetton y Lacoste en muchas plazas.

Primero de mayo

La gira cubana de Kumbia Queers tuvo lugar el pasado mayo, así que fueron testigos del primer día de los trabajadores sin la presencia de Fidel Castro. Quien más se emocionó fue Juana: "Lloré, lloré y lloré, porque ver mucha gente junta ya es algo que me emociona. Había dos mil personas solo de orquestas juveniles. Están muy presentes las figuras de Fidel, el 'Ché' y Camilo Cienfuegos. Cuando alguien dijo ‘Viva la revolución’ se me saltaron las lágrimas, pero al resto del grupo no".

Están muy presentes las figuras de Fidel, el 'Ché' y Camilo Cienfuegos

Como curiosidad, nos cuentan que el desfile se celebra entre las seis y las nueve de la madrugada, para evitar el calor caribeño. La más escéptica fue Patricia: "Me pareció triste lo reglamentado que está todo. Si te sales de la marcha, no puedes volver a entrar. No se veía ningún tipo de entusiasmo, sino más bien compromiso", señala. Lo que más les impactó es la capacidad de los cubanos para no tirar nada a la basura. Todos saben arreglar coches y hasta mecheros chinos. "Nuestro microbús se estropeó en un viaje y el conductor enseguida se puso un mono de trabajo para repararlo. Absolutamente todas las personas que pasaron por la carretera se pararon a preguntar si podían ayudarnos", recuerda Juana. Luces y sombras de la Cuba socialista en 2017.

Conciertos en España

Kumbia Queers actúan el 8 de julio en Pamplona, el 13 en Bilbao, 15 en Madrid (Festival Río-Babel) , 16 en Gijón, 18 en Huesca (festival Pirineos Sur), 19 en Barcelona y 22 en Móstoles.

Enfoque con punto morboso: ¿qué puede pensar un grupo 'queer' de izquierdas después de una gira por Cuba, país referente del socialismo revolucionario, pero con una fuerte historia de homofobia a sus espaldas? Nos contestan Kumbia Queers, vibrante grupo argentino de gira por nuestro país. "En realidad, cada una lo vivimos de manera diferente, ya que no pensamos todas igual. Nos pareció fuerte, interesante, ser invitadas por un festival oficial. Esto no significa que fuera una iniciativa de Raúl Castro, pero sí que hay voluntad de cambiar la persecución y lo mal que se hicieron las cosas", afirma Juana Chang, vocalista.

Música Homofobia
El redactor recomienda