caso rueda

Sastrón señala a las televisiones: "SGAE hizo lo que tenía que hacer contra la rueda"

Una semana después de que la policía entrara de nuevo en la sociedad, su presidente habla por primera vez

Foto: El presidente de la SGAE, José Miguel Fernández Sastrón (Efe)
El presidente de la SGAE, José Miguel Fernández Sastrón (Efe)

Justo una semana después de que la policía entrara de nuevo en la sede de la SGAE para investigar la rueda de las televisiones, una presunta estafa que el juez Ismael Moreno ha cifrado en 100 millones de euros procedentes del fraude de la música que se emite en la franja de madrugada, el presidente de la sociedad, José Miguel Fernández Sastrón habla por primera vez a El Confidencial. Defiende que la "SGAE ha hecho lo que tenía que hacer" con la rueda y que se personará en la causa abierta por la Audiencia Nacional.

El presidente señala directamente a las televisiones como responsables de este presunto fraude porque, insiste, el problema del reparto es la distorsión del retorno que perciben por usar su música en la franja nocturna. Además, añade que esperan para finales de mes el arbitraje de la OMPI que seguirán para modificar las franjas y el retorno y que, a raíz de la investigación, la Junta Directiva de la SGAE va a hacer una comisión técnica para mejorar el sistema de registro en el dominio público donde los investigados inscribieron obras fotocopiadas directamente, con correcciones manuscritas o transcripciones literales. De hecho, la SGAE lo investigó en 2013 y creó una Comisión Disciplinaria que impuso multas a los principales cabecillas de la trama, Manuel Carrasco, Fernando Bermúdez o Rafael Tena, que no se pagaron porque "los delitos prescibieron", argumenta, pero sí se les retiró alrededor de un millón de euros por los derechos de esas obras fraudulentas, cantidad que está paralizada ante las demandas de los investigados.

PREGUNTA. ¿La SGAE sabía lo que era la estafa de la rueda?

RESPUESTA. Cuando hablamos de este concepto tenemos cuatro elementos que se mezclan pero son diferentes. Hablamos en primer lugar del dominio público y esos arreglos. El dominio público sabemos qué es, los arreglos protegidos sabemos lo que es —la LPI admite que puedas hacer una versión—. ¿En qué consistiría el fraude? En que hubiera unos arreglos que no fueran tales. SGAE sabía eso. Cuando llegaron denuncias, estamos hablando de 2013, hizo una comisión que ordenó un peritaje que detectó una serie de arreglos irregulares, anuló esos registros y, lo más importante, retiró el dinero que habían percibido esos autores por esos registros. Ese dinero, alrededor de un millón de euros, no ha podido ser aplicado al reparto de aquellos a los que se supone perjudicó porque los expedientados interpusieron una demanda civil. Ahora mismo tenemos un juzgado que nos dice que eso está mal y otro que nos dice que, de momento, no haga usted nada hasta que yo decida si tenía usted derecho a retirar ese dinero. SGAE ha hecho lo que tenía que hacer.

P. Esa comisión disciplinaria de 2013, a cuya actas ha tenido acceso este periódico, impuso multas de 17.000, 18.000 y 6.050 euros a varios de los implicados y hoy investigados por el juez que nunca se pagaron. ¿Por qué?

R. Esas multas no se hicieron efectivas porque ellos plantearon un recurso diciendo que había una prescripción. Una cosa es retirar los registros y el dinero que habían percibido injustamente y otra que tuviéramos la capacidad de hacer eso.

P. ¿Y cómo prescribe algo así si pasó antes de ayer como quien dice?

R. No estamos hablando de antes de ayer. Las mayores irregularidades habían pasado hasta hace seis años. Han pasado cinco años y han prescrito cosas. Eso son términos jurídicos.

P. Usted estaba en el grupo de trabajo para investigar la rueda y todo lo que recogen hoy los autos judiciales lo sabían en 2013. ¿Por qué no se denunció a la policía si era un presunto fraude?

R. De momento SGAE hizo el trabajo sobre lo que afecta a sus socios: anular los registros y recuperar el dinero. Hablamos de un presunto fraude… Tú puedes haber hecho un arreglo voluntariamente mal o no. Yo lo que digo es que ese arreglo no es suficiente para constituir una obra protegida. Si eso, además, conlleva una actitud dolosa por tu parte es algo que debe decidir un juez.

P. Pero igual que esta investigación parte de 14 autores y asociaciones que denunciaron, si la SGAE lo sabía en 2013 podía haberlo denunciado motu proprio.

R. Pues es posible que sí. Bastante trabajo teníamos con arreglar el entuerto.

P. Usted dimitió de ese grupo de trabajo en noviembre de 2013. ¿Por qué?

R. Dimito cuando considero que ha hecho su cometido. Eso son desencuentros políticos. No tiene nada que ver con otra cosa.

P. Leo literal de las actas del grupo de trabajo. Por el registro pasaron “simples fotocopias de la obra original”, “ediciones originales con anotaciones” y transcripciones por “duplicado o triplicado”. ¿El registro de SGAE era un coladero? ¿Hubo negligencia? ¿Cómo se puede fotocopiar una partitura y cambiar un par de notas a mano y que valga?

R. SGAE registra millones de obras. El autor cuando registra una obra hace una declaración diciendo que esa obra suya y está compuesta por él, solamente si hay una denuncia o algo que sea tan obvio que tu detectes entre un millón de obras puedes actuar. En principio es responsabilidad del autor y el que es responsable de haber cometido algo es el autor, no la entidad.

P. ¿Y la entidad no debe velar para que no pasen estas cosa? ¿Para que no le metan un gol o, presuntamente, 11.000 goles?

R. La entidad por supuesto vela, pero insisto en que registramos millones de obras. Si ves cuántos casos de irregularidades hay en esos millones, te das cuenta de que estamos hablando de un porcentaje mínimo. Vamos a ser justos.

P. ¿Cuánto aportaba la rueda en 2011 y cuánto aporta ahora? ¿Qué liquidación da?

R. Me tendrías que definir a qué llamas aportación y a qué llamas la rueda.

P. La rueda como el entramado de música nocturna en las televisiones investigado ahora y qué dinero ingresaba la casa en derechos de autor procedentes de esa franja en 2011 y ahora.

Efectivos policiales en la sede de la SGAE la semana pasada (Efe)
Efectivos policiales en la sede de la SGAE la semana pasada (Efe)

R. Era lo que intentaba explicar antes. Hay otra cuestión que es la música inaudible por la noche o de las brujas. Cuando las televisiones empiezan a entender que esos fondos que ponían detrás de esas brujas ejecutados en vivo costaban más, se detectó que empezó a haber liquidaciones muy pronunciadas. Se detectó, se cambió el reglamento y dijo que cuando algo sea de fondo, independientemente de que esté ejecutado humanamente o por la Filarmónica de Londres, tendrá el valor de fondo. Y se acabó con ese problema. Si hablas de los conciertos por la noche es un tema distinto porque lo que hay es una distorsión del reparto provocada porque hay una música que se programa por la noche y una tarifa plana. Cuando las televisiones que han pactado contigo una tarifa con un uso del repertorio empiezan a incrementar ese uso, ¿qué ocurre? Ellos no pagan más. No habría ningún problema si pagaran más, pero como no pagan más eso se distribuye entre más gente. Cuando un porcentaje muy importante se va hacia ellos llega el problema.

P. Eso es lo que ya se había denunciado.

R. Es que quiero matizar varias cosas porque leo cómo el señor Reixa denuncia todo esto y parece que ocurre algo nuevo. Las cláusulas que el señor Reixa firma con las televisiones contemplan tres cosas. Que las televisiones pueden tener una editorial. Ahora nos cuestionamos si pueden tenerla o no. La pregunta es: ¿es ilegal? No lo es, pueden tenerla. ¿Es ilegal que las televisiones tengan un retorno? En ninguna ley dice que no. Lo que sí sé es que el señor Reixa firmó un contrato con las televisiones donde dice tenéis una editorial y podrá exigir al autor hasta un 50% y un retorno no superior al 33%. Eso lo firma y dice él. El problema es que esa distorsión existe. Donde ha habido desacuerdos es en cómo se corrige, en establecer cambios reglamentarios que fueran muy distintos a lo que ocurre en los países de nuestro entorno y nos encontramos con sistemas de reparto como el nuestro o parecidos, unas franjas horarias como las nuestras o muy parecidas y no les ocurre esto. ¿Por qué? Muy sencillo. Ahí fuera lo arreglaron diciendo: 'señores de la televisión, programen como quieran pero nosotros vamos a establecer un límite en el retorno que usted puede obtener'. Es decir, las televisiones a través de las editoriales tienen limitado su retorno en unos casos al 10%, en otros al 20%.

P. Aquí como acaba de decir es el 33%.

R. Nosotros dijimos vamos a establecerla. Es la solución europea y ha demostrado que funciona. Hagámosla. ¿Quién nos lo prohíbe? La Comisión Nacional del Mercado de la Competencia que dice que SGAE no tiene competencia para establecer limitaciones al retorno de las televisiones. Es decir, tengo a una entidad judicial diciéndome que ese retorno es incluso presuntamente delictivo y a una autoridad de la competencia que me dice que no se me ocurra limitar el retorno porque no lo puedo hacer. Es más, cuando Reixa firmó esta limitación del retorno al 33% tuvimos sanciones y muchos problemas. Nos costó casi 30 millones de euros.

El presidente de la SGAE. José Miguel Fernández Sastrón (Efe)
El presidente de la SGAE. José Miguel Fernández Sastrón (Efe)

P. ¿En qué?

R. Consideraban que esas prácticas no las podíamos hacer. No podíamos someter a la televisión a unos retornos. No éramos quien para decidirlo. Aparte de que el señor Reixa firmó condiciones distintas a distintas cadenas. Nuestro problema para solucionar esto como ha hecho toda Europa es que tenemos a una autoridad de la competencia que no nos deja hacerlo así. Por eso hemos ido a la autoridad máxima de propiedad intelectual, la OMPI, para que arbitre. Esperamos un laudo muy inmediato y nos dirá cómo cree que debemos corregir una distorsión del reparto provocada no por SGAE sino por la programación que las cadenas de televisión hace. ¿Es legal o no? Que lo diga un juez, pero lo hacen. ¿Que yo lo puedo evitar? No.

P. ¿Quiénes son los árbitros de la OMPI y quién los ha designado?

R. Hay una demanda de quien dice que SGAE hace el reparto mal y nosotros que decimos que hacemos lo que nos permite la ley. Los dos de común acuerdo vamos a la OMPI y que nos diga. Son tres árbitros, uno el presidente, y son consensuados por las dos partes: quienes consideran que SGAE reparte mal y por SGAE.

P: ¿Y quién es quien considera que SGAE reparte mal? ¿Quién los ha consensuado?

R: Los servicios jurídicos de SGAE y de OPEM, la Organización de Profesional de Editores de Música, pero al final la Junta Directiva, donde están estos señores de OPEM también, es la que aprueba y aprobó mayoritariamente, casi unánime, este arbitraje.

P. ¿Cuáles son las tarifas de la televisión?

R. Una cosa son las tarifas y otras las franjas. Lo que marca la diferencia entre lo que es prime time, que se supone que es la franja de mayor valor, y la madrugada, que es la de menor, la relación es de 1 a 11, es decir el minuto de música en prime time vale 11 veces más que el de la madrugada.

P. A la luz de la investigación judicial, ¿esas tarifas hay que cambiarlas? ¿Esa proporcionalidad 11 a 1 hay que cambiarla?

R. ¿Cómo puedo evitar yo que la noche se lleve tanto dinero si considero que no se lo debe llevar? Una de las fórmulas es hacer el cambio de franjas haciendo que la noche valga 100 veces menos si quieres. Eso es un desarrollo de franjas absolutamente inédito y asimétrico con lo que hay en el sector. Nosotros tenemos que tener un sistema de reparto, somos una entidad de gestión de derechos europea, análogo a los demás. Si resulta que los países europeos tienen una franjas semejantes a las nuestras y no ocurre esto, vuelvo a decir que el problema no son las franjas, es la limitación de retorno. El problema es que el usuario tenga un retorno excesivo en relación a lo que paga y que ese retorno lo tenga porque como él programa tiene la capacidad de introducir lo suyo. Se ha ido a la OMPI para que nos dé su recomendación y la Junta Directiva ya ha aprobado asumir ese laudo, que debe estar a finales de este mes. Entonces, ¿qué va a hacer SGAE? Lo que le diga la OMPI.

P. ¿Lo que me dice es que la única manera de frenar estos presuntos delitos que hoy conocemos es meter mano al retorno de las editoriales de televisión?

R. Si lo que hablamos es de que hay un excesivo retorno y un excesivo dinero que va a los repertorios controlados por esas editoriales de televisión, pues parece que sí. Y no es que sea la única manera, es la manera en la que lo hacen los países de nuestro entorno.

P. ¿Y que algunos autores registren en cinco años, y lo he calculado según los datos del auto, nueve obras diarias?

R. Cuando te hablo de las brujas precisamente eso se detectó y corrigió cuando se vieron liquidaciones enormes producto de esos fondos musicales inaudibles donde tu puedes hacer no nueve, 50 si quieres. Es una línea melódica. Eso ya se corrigió. Ya no existe esa posibilidad porque se elaboró un reglamento que lo impide. El problema no es que hubiera una ilegalidad en ello. Lo que había era una picaresca y una laguna en nuestro reglamento que lo permitía porque lo que se estaba haciendo para promocionar la música en directo se estaba utilizando para promover otra cosa. Eso hace años que no ocurre. Ya sabemos que está mal y se corrigió, pero no podemos hablar toda la vida de ello.

P. Me habla de picaresca y que está mal pero registrar una obra como tuya que no lo es sí es ilegal.

R. No, ahí no he entrado todavía. Eso está claro que es una ilegalidad, pero como SGAE cuando un autor me viene y me dice esta obra es mía, cómo digo yo que no. No se trata de eso...

No soy afín a la rueda ni a ninguna práctica deshonesta que se haga en esta casa

P. Precisamente este debe ser el lugar que tenga los mecanismos para ello.

R. Es que hablamos de cosas distintas. Yo he detectado que hay unos ingresos muy elevados de autores, veo que provienen de una música escasamente audible y ejecutada en vivo por la noche y lo corrijo. De lo que yo me entero hoy es cuando un juez viene y me habla de unas prácticas entre particulares. Yo no sé qué hacen los autores o los editores entre ellos. Yo no sé si firman contratos entre ellos o si se pagan entre ellos. Ante esas presuntas prácticas ilegales SGAE lo único que puede hacer es ofrecer la documentación que necesiten y, además, nos personamos porque queremos ser los primeros en conocer lo que está ocurriendo.

P. Y entonces por qué estos hechos los han denunciado otros colectivos de autores y no SGAE, porque la documentación de la denuncia es igual que la que tenían ustedes en 2013,

R. No, perdóname. ¿Estás diciéndome que nosotros sabíamos que había pagos en B? No. El auto que he leído me surgiere presuntas conductas ilícitas. Las más graves están referidas a relaciones entre particulares. Las que yo he podido conocer, los registros irregulares, se han corregido y SGAE ha hecho lo que tenía que hacer y se ha retirado el dinero. Eso está hecho. Lo otro espero a lo que diga el juez y la Junta Directiva tomará las medidas oportunas si lo que se deduce de todo esto es que ha afectado a autores de esta casa, pero nosotros no podemos investigar las relaciones comerciales entre particulares ni tenemos los medios ni la competencia para hacerlo.

Imagen de la Operación Saga en julio de 2011 (Efe)
Imagen de la Operación Saga en julio de 2011 (Efe)

P. ¿Qué fuerza y representación tiene la rueda dentro de la Junta Directiva?

R. De las personas que el juez está investigando nadie. Solo conozco el listado del auto y ninguna de esas personas están en la Junta Directiva de la SGAE.

P. ¿Y no dentro de esas 18 personas pero con conexiones de la Junta Directiva con la rueda? ¿Gente que trabaja en esa franja nocturna y cobra de ahí sus derechos?

R. ¿Gente que trabaja en la franja nocturna y cobra derechos? Claro que los hay, dentro y fuera de la Junta Directiva. ¿Todo aquel que cobre derechos de la noche…?

P. No estoy opinando ni diciendo que tocar en una franja sea un delito per se porque sabemos que no lo es. Le pregunto si hay conexiones porque en SGAE a más recaudación, más votos y, por tanto, más fuerza y peso en los órganos de Gobierno. ¿Es así o no?

R. Vamos a ver, entendemos que el arbitraje de la OMPI se hace para corregir este problema y hacer que la noche no se lleve el dinero que se está llevando porque consideramos que es una distorsión del reparto. Esa decisión la ha tomado una Junta Directiva de 39 miembros con 35 votos a favor. Con eso vemos que el peso es bastante escaso si entendemos que hay 35 personas que han votado a favor.

P. Otra cuestión más en este sentido. ¿Sastrón es afín a la rueda?

R. Por supuesto que no. ¿Qué es ser afín a la rueda? ¿Estar de acuerdo con prácticas fraudulentas? ¿Con que se pague dinero a los editores de televisión para que programen preferencialmente su repetorio? Por supuesto que no. Ni afín a la rueda ni a ninguna práctica deshonesta que se haga en esta casa. Es más, todo lo contrario. Mi misión es evitarlo.

P. Antes me dijo que hablaríamos de Reixa. ¿Por qué ese interés en contestarle?

José Miguel Fernández Sastrón (Efe)
José Miguel Fernández Sastrón (Efe)

R. No es tanto contestarle sino que me llaman muchas cosas la atención. Primero, aparece más o menos como el hombre defensor de la honestidad de esta casa. Solo quiero decir que el señor Reixa en 2011 tuvo 4.006 votos. Yo tuve 5.700 y pico. Fui más votado, pero el señor Reixa tenía en su candidatura el apoyo expreso de la asociación que presidía la señora Nuria Rodríguez [investigada en el caso por su vinculación con la rueda desde la editorial de Atresmedia]. Los votos de Nuria Rodríguez fueron los que hicieron posible que el señor Reixa fuera presidente. No es un pecado, pero sí me parece extraño que lo oculte. La segunda gran mentira es que al señor Reixa le echaron por denunciar esto. A Antón Reixa le echó su propio partido, su gente, los mismos que le votaron y por una gestión absolutamente calamitosa. Le echaron por TESA y la desinversión de Arteria. Con el tema de los contratos de las televisiones el señor Reixa a dos canales de televisión les hizo una rebaja del 30%, pero además se la aplicó a unos sí y otros no. Tuvimos un problema de competencia, sanciones y que equiparar esas rebajas a otros. Cuando él autorizó y bendijo personalmente que las televisiones tuvieran un retorno del 33% eso quiere decir, si hablamos de qué el dinero que se va a la noche es de editores y autores, que un 66% de lo que pagasen las televisiones podía ser de su propio repertorio. Eso lo bendijo Antón Reixa.

Los votos de Nuria Rodríguez fueron los que hicieron posible que el señor Reixa fuera presidente. Me parece extraño que lo oculte

También me extraña lo que leo en otros sitios como 'El País', donde se rasgan las vestiduras por cómo las televisiones tienen un retorno. Y yo estoy de acuerdo en que a lo mejor es una barbaridad y tiene que venir un legislador a regular todo esto otra vez, pero sí sé, señores de Prisa, que Cuatro tiene su editorial, Canal + la tenía —yo he hecho varias cosas para Canal +, por ejemplo el anuncio de Me gusta el fútbol y tuve que ceder un 50% a la editorial— y la Ser tiene una editorial. ¿No pide la Ser que los autores cedan parte de sus derechos en lo que se emite? Si es que eso desgraciada o no desgraciadamente no es ilegal. Lo que no puede ser es que se sorprenda 'El País' hablando de editoriales y de retornos cuando ha tenido dos canales que han tenido editoriales, y por lo tanto retornos, y tiene una emisora de radio que lo hace. ¿Dónde está la sorpresa? Quizás en 'El País' no tienen la información de su propia casa. También puede ser.

P. Insisto en una pregunta a la que no me ha contestado. ¿Cuánto aporta lo que conocemos como la rueda a las cuentas de la casa en 2011 y hoy?

R. ¿Qué porcentaje, rueda o no rueda, de lo que pagan por música las cadenas de televisión va a la franja nocturna? Si esa es la pregunta, las dos cadenas que programaron más por la noche —y la autoridad judicial tiene esos datos— llegaron a tener hasta un 69% del dinero que pagan por música que va a esa franja. Del dinero que ellos pagan por emitir la música en televisión, casi el 70% en 2014 aproximadamente iba a esa franja de la noche, la mitad va a los editores de la televisión y la otra mitad a los autores que han intervenido. Hoy en día la media no llega al 50%. Pero en cualquier caso lo que está claro es que una franja nocturna no puede tener un porcentaje de ese calibre, salvo que la televisión suba su tarifa y esté dispuesta a pagar más dinero porque pone más música y quiera financiar verdaderamente… Hay mucho de mito. Es cierto que haya una ventana de exposición ayuda al autor, pero ayudar al autor es pagar derechos de autor. Le ayudará no solo cuando emita en la franja nocturna sino que lo pague. Si usted paga lo mismo cuando no lo emitía y cuando sí, usted está usando más repertorio del que paga y no es cierto que usted esté ayudando a los autores.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios