UN CRÍTICO BRITÁNICO DEFIENDE la IDEA

La última teoría sobre el gran secreto de la Mona Lisa de Leonardo: ¿tenía sífilis?

Seis siglos después, la excepcional pintura continúa dando mucho de qué hablar: la última hipótesis llega de Reino Unido

Foto:

El secreto de la 'Mona Lisa' es, posiblemente, uno de los que más teorías ha levantado a lo largo de los siglos. Desde que Leonardo Da Vinci decidiera pintar este misterioso cuadro en el año 1503, han sido numerosas las personas que han tratado de echar luz sobre 'La Gioconda', una pintura que parece guardar en su interior demasiadas incógnitas. Ahora, un crítico de arte británico ofrece su propia explicación: ¿sufría sífilis?

Ha sido Jonathan Jones, un reputado experto en arte, quien ha puesto sobre la mesa la última teoría sobre la 'Mona Lisa'. ¿Y si Lisa Gherardini, la mujer retratada en el cuadro, sufría una enfermedad de transmisión sexual? Jones no sólo basa esta teoría en varios indicios incluidos en el cuadro, sino que también la fundamenta en una serie de documentos reales que harían pensar que esta mujer sufría una dolencia que tuvo su auge en el comienzo del siglo XVI.

En un artículo escrito en 'The Guardian', Jones primero elabora su teoría basándose en unos documentos recientemente descubiertos. Según estos papeles, Lisa Gherardini -la noble florentina que posó de modelo para el cuadro- habría comprado en una botica varios componentes poco comunes, entre ellos uno llamado 'Agua de Caracol'. Y, ¿qué tiene de extraño? Este remedio casero es el que se utilizaba en aquellos años para tratar la sífilis.

El crítico apoya su teoría en las recetas de la época, muchas de ellas conservadas en museos británicos. Y, en concreto, algunas guardadas en el museo de historia de la cirugía Old Operating Theatre Museum and Herb Garret, donde queda claro que el uso del 'Agua de Caracol' se utilizó desde el siglo XV hasta el XVIII como remedio para la sífilis. Pero, por si fuera poco, Jones complementa su extraño alegato con algunas de las señales que encuentra en el cuadro.

Sombras y montañas como teoría

Así, asegura que la enfermedad de la joven quedaría reflejada en "las sombras" que se ven alrededor de su cara, en concreto de sus ojos que "fácilmente podrían parecer poco saludables". Y asevera que "la luz verdosa" que desprende el cuadro en general es el reflejo "del miasma de la sífilis". Estos síntomas entroncarían de manera radical con la sonrisa de la mujer, uno de los puntos más misteriosos del cuadro por aparecer desde cualquier punto desde el que se observe.

"Si la Mona Lisa es un retrato de una persona con una enfermedad de transmisión sexual, estos detalles sobre muerte y mala salud que se aprecían en el cuadro de repente cobran sentido. En cuanto a su media sonrisa, serviría para realizar un reconocimiento irónico de que el sexo puede provocar que se enferme", confiesa Jones. Algo que une a la teoría de Sigmund Freud sobre Leonardo, de quien aseguraba que "tenía miedo a las relaciones sexuales".

Para el crítico, estos no son los únicos detalles sobre la sífilis que se muestran en el cuadro. Por último, afirma que es una enfermedad que trajeron los hombres de Cristóbal Colón cuando regresaron del 'Nuevo Mundo', un detalle que quedaría reflejado en el fondo del cuadro, donde aparece un paraje montañoso rodeado por agua, un último detalle que Jones considera que no hace más que revelar por fin "el origen del secreto de la Gioconda".

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios