Estrellas que pasan de cantar en vivo

Madonna, U2, Justin Bieber y el timo del playback en los macroconciertos

La reciente gira de Bieber abre el debate: ¿se pueden denunciar los falsos directos?

Foto: Justin Bieber y Mick Jagger. (Reuters)
Justin Bieber y Mick Jagger. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura6 min

Prado Campos, periodista de esta casa, dejaba clara la estafa que supuso la última gira española de Justin Bieber, donde el multimillonario cantante “hizo playback sin pudor”. El resumen de la noche no puede ser más rotundo: “Fue un gran espectáculo tecnológico, pero no un concierto”. El resto de la prensa cultural coincidió ampliamente: “Ejerció el playback sin disimulo” ('El País'); “La voz está pregrabada” ('El Mundo'); “Justin Bieber canta en playback” ('20 Minutos') y así casi todos los medios (los más tímidos, como 'La Vanguardia' y 'El Periódico de Cataluña', hablaban de “sospechas de playback”). ¿Hay que soportar esa estafa cuando pagas entre 62 y 110 euros la entrada, más gastos de gestión? Preguntamos a los expertos. 

Confirmado: se puede reclamar

Nuestra primera llamada es a Facua, asociación de defensa de los derechos de los consumidores. “Nunca hemos recibido una denuncia por este tipo de prácticas, ni sé si habrá algún resquicio legal por donde meterle mano”, nos comenta un responsable de prensa, que se ofrece a consultar al gabinete jurídico.

Estaríamos ante un incumplimiento de contrato, ya que al comprar una entrada de concierto se asume que la música es en directo

Uno de los abogados, Miguel Ángel Serrano, confirma lo evidente. “Estaríamos ante un incumplimiento de contrato, ya que al comprar una entrada de concierto se asume que la música es en directo. La única salvedad sería que el artista reconociese previamente que hace playback”. ¿Qué recomienda hacer a los fans estafados? “Poner una queja ante la empresa promotora y otra en los servicios autonómicos de consumo. Si no les hacen caso, dirigirse a algún organismo tipo Facua”, apunta. 

Madonna, mejor en playback

El siguiente paso son los periodistas especializados. Luis Troquel, de 'Rockdelux' y 'El Periódico de Cataluña', lo tiene claro: “Se suele decir que Michael Jackson empezó a tirar de playback en algunos temas a principios de los noventa, durante la gira de ‘Dangerous’. Desde mi punto de vista, por mucho que bailes, cantar con playback tiene algo de timo, pero es que la mayoría de público que va a conciertos de estadio lo que les importa es el evento, más que el espectáculo. Total, si lo tienes que ver desde una pantalla, que más da que cante o no”, lamenta. 

Recuerdo una gira de Madonna, en la que versionaba 'Imagine' de Lennon; desafinaba tanto que pensabas: ‘¡Dios mío! ¡Mejor que siga haciendo playback!’

Ante la triste situación, Troquel tira de humor negro: “A veces hasta agradeces el playback. Recuerdo una gira de Madonna, en la que versionaba “Imagine” de John Lennon; desafinaba tanto que pensabas: ‘¡Dios mío! ¡Mejor que siga haciendo playback!’ Hay otros artistas, por ejemplo Chayanne, donde ves claro que en las canciones coreográficas tira de playback y las baladas las hace en directo, pero las canta igual de bien o mejor que en el disco”, señala. 

Kraftwerk, Pitbull y los Beatles

También hablamos con Mauro Canut, un veterano todoterreno que ha trabajado en infinitos puestos de la industria discográfica. Su currículum nos cuenta que ha sido músico, compositor, ejecutivo, productor, locutor de radio y ahora experto en marketing y redes sociales para promoción de nuevos talentos. “Si eres un grupo como las Nancys Rubias, que ya avisas de que todo es 'en riguroso playback', no estás engañando a nadie. También me parecen aceptables los artistas con bases pregrabadas, si es tu estilo de música, pienso en Kraftwerk, Pitbull, Depeche Mode, Eminem…. Aquí incluyo a todas las divas actuales o al mismo Justin Bieber, cuyas canciones están hechas de esa manera”, afirma. 

¿Y qué pasa con los playbacks de voz totales? “Eso ya es otra cosa. No me parece aceptable si no lo avisas, aunque si el artista en cuestión lleva un supershow en el que además baila pues, oye, tampoco pasa nada. A sus fans no les importa porque lo que van a ver es a su ídolo en carne y hueso, haciendo un videoclip en vivo. Los mismos Beatles dejaron de tocar en directo porque los fans gritaban tanto que nadie les oía. A sus seguidoras les importaba un pimiento si tocaban en vivo, o si lo hacían bien o mal, ¡querían ver a los Beatles en carne y hueso y punto!”, señala. 

Madonna, U2, Justin Bieber y el timo del playback en los macroconciertos

Acusación a U2 y los Rolling Stones

El pasado febrero, pillaron a Kiss tocando en vivo una canción con bases pregrabadas, cargo que admitió Gene Simmons a través de su cuenta de Twitter. Poco después, el cantante de la lengua larga acusó a U2, Rolling Stones y Madonna de hacer playback en sus conciertos “Tengo un problema cuando un artista cobra cien euros por entrada y utiliza bases grabadas. Debería aclararse previamente que entre un treinta y un cincuenta por ciento del espectáculo son grabaciones y mover los labios. Al menos, sé honesto. No me molestan tanto las grabaciones como el engaño. No hay sintetizadores en nuestros conciertos, no hay samplers en las baterías, no hay nada falso. Quedan pocas bandas de estadio que funcionen así ahora mismo: AC/DC, Metallica y nosotros. No se puede decir lo mismo de U2 y los Rolling Stones”, señalaba.

El karaoke es más honesto que Jennifer López, Shakira y Madonna

Patricia Godes, veterana crítica musical, comparte la siguiente anécdota: “Los técnicos que arreglaban los equipos Atari me contaron que en aquella mítica noche de U2 en el Bernabéu a finales de los ochenta del grupo  llevaba como cien ataris debajo del escenario con todo pregrabado y, por si acaso fallaba, otros cien para no quedarse en blanco”, recuerda. 

Hace pocos meses, Simmons señaló en la revista Rolling Stone que “el karaoke es más honesto que Jennifer López, Shakira y Madonna”. No es que el cantante de Kiss tenga especial manía al pop: después de la rajada, alabó a Lady Gaga por su talento vocal, instrumental y escénico, pidiéndole que grabe un disco de rock. El problema son los divos que piensan que su presencia es suficiente para pagar cien euros. ¿Cuánto timo estamos dispuestos a tolerar por parte de nuestros ídolos musicales?

Posdata

No se trata solo de un problema de grandes estrellas de estadio. Géneros tan auténticos y underground como el hip hop tampoco se libran de la estafa del karaoke. Así lo explica Nega, la mitad de Los Chikos del Maíz: “Nosotros utilizamos grabaciones sólo para meter el estribillo de alguna colaboración, tipo la de Pablo del grupo La Raíz, pero nada más. Es un canteo lo de los grupos yanquis cuando vienen por aquí, se notan voces grabadas y hay discjockeys se tiran al público mientras suenan scratches. Da mucha vergüenza. Recuerdo por ejemplo un concierto así de Jedi Mind Tricks”. Quizá la solución pase por animarse a denunciar. 

Madonna, U2, Justin Bieber y el timo del playback en los macroconciertos

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios