Publica 'HaMBRIENTO'

El rapero Nach se estrena en la poesía: "Me ha servido para no tomar tranquilizantes"

El conocido como 'guerrero de la rima' insiste en que éste "era el momento para dar el salto" a la poesía y no descarta que haya más obras

Foto: Nach
Nach

Nach, el nombre artístico del rapero Ignacio Fornés, se estrena en la poesía con el libro 'Hambriento' (Planeta), una obra que el autor ha usado como "terapia" durante cuatro años "intensos" y cuya escritura le ha evitado "tomar tranquilizantes ante la ansiedad existencial". "Este libro surgió de la necesidad y gracias a él pude liberar la frustración y la soledad. Me ayudó a querer ponerme una dirección sana: en la vida hay dos caminos ante los problemas y uno es peligroso y por eso mucha gente termina enganchada a mucha mierda", admitió ayer el rapero en la presentación del libro.

'Hambriento' consta de cinco partes en las que Nach va repasando su último periodo vital, pasando desde unas primeras "reflexiones existenciales más suaves" hasta "un desgarro" final que el artista termina de cerrar con una simbólica llegada a casa. En resumen, una época en la que se ha visto "muy solo". "Me he sentido muy solo, la gente sólo ve la parte del 'glamour' que rodea a un artista y eso está muy bien, existe y la he disfrutado. Pero al volver a casa sientes a veces una sensación de soledad que es la que he intentado contar en esta obra desgarrada",apuntó Nach, tras reconocer que es "una persona bastante intensa, para bien y para mal".

El conocido como 'guerrero de la rima' insiste en que éste "era el momento para dar el salto" a la poesía y no descarta que haya más obras, aunque necesitaría "otro motor vital". Además, no olvida su lado musical, resaltando que este cambio "no supone desacreditar a la música", a la que también defiende. "La música te lleva muy rápidamente a otro lugar, pero nunca había dicho estas cosas con ella, es otra dimensión mía".

Cuando Nach hace discos piensa de dos maneras: como letrista y como músico. "Cuando compongo rap trabajo primero con un boceto de letra, luego llega la música y es cuando pulo la canción con los dos métodos al unísono". Defiende vigencia de la poesía entre las nuevas generaciones, recordando que este género literario "tiene algo con lo que se identifican". "Cada vez se consume más poesía porque se necesitan respuestas a lo que no se ve en la televisión y en las redes sociales. Es algo que ya ocurre en el rap, hay que darles una vuelta a las letras porque los jóvenes son un público muy exigente".

El rapero Nach se estrena en la poesía: "Me ha servido para no tomar tranquilizantes"

Los músicos españoles se hacen poetas

En este sentido, el poeta Luis García Montero -que apadrinó a Nach en la presentación- se mostró satisfecho con el 'trasvase' que algunos músicos como Marwan o Luis Ramiro están haciendo de la música a la poesía. "Saludo este fenómeno porque gracias a esto se abre el público a la poesía y se enriquece el género". "Frente a lo que dicen muchas veces los puristas, agradezco a Nach que se haya tomado en serio la voluntad de publicar poesía. Estamos en un momento en el que los cantantes tienen más importancia social que los poetas y lo que supone su llegada a la poesía es el engrandecimiento del género", apuntó

Para García Montero, la poesía y la música "juegan en géneros distintos". "Uno se lee en soledad y el otro se comparte con gente y se baila, pero lo único importante es que ambos se enriquezcan cuando se juntan. Por ejemplo, alguien puede coger un poema de Góngora y cantarlo ante 40.000 personas y en realidad está dando el coñazo a esa gente".

Preguntados ambos sobre su opinión de la concesión del premio Nobel de Literatura a Bob Dylan, Nach lo defendió recordando que su música y su discurso "han traspasado generaciones". "Me parece merecidísimo, es muy difícil hacer lo que él ha hecho y su obra se puede comparar a la de cualquier literato mundial", ha asegurado. Por su parte, García Montero, a pesar de mostrar su "admiración" a la figura de Dylan y reconocer la importancia de su música en la "educación sentimental" de varias generaciones, ha discrepado con humor. "Como ya le dijo una vez Miguel Ríos cuando vino a Motril, si además de las plazas de primera nos quitan las de segunda... pues aquí igual: ¿qué nos va a quedar a los poetas?", ha concluido con una sonrisa.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios