en los teatros del canal

Maribel Verdú: "Me entristece que se siga dividiendo a España en dos"

La actriz regresa a las tablas con 'Invencible', una obra de Torben Betts dirigida por Daniel Veronese, que aborda la lucha de clases entre la comedia y el drama

Foto: La actriz Maribel Verdú. (EFE)
La actriz Maribel Verdú. (EFE)
Autor
Tags
Tiempo de lectura9 min

Burgueses frente a obreros. La burbuja de la vida acomodada frente a la realidad de la más cruda y real. O, como bromea Jorge Calvo, Mozart frente a Camela. El exitoso autor inglés Torben Betts, considerado el heredero de Alan Ayckbourn, disecciona el conflicto de clases, pero también el económico, social, vecinales, de pareja y personal, en 'Invencible', una sátira social que llega a los Teatros del Canal de Madrid (del 26 de octubre al 20 de noviembre) tras arrasar hace tres temporadas en Londres. 

Daniel Veronese dirige a Maribel Verdú, Jorge Bosch, Jorge Calvo y Pilar Castro (que sustituye a Natalia Verbeke por motivos de salud) en esta comedia dramática (o 'dramedia') en la que dos parejas  explorarán todos sus conflictos a pesar de las buenas intenciones por relacionarse. Adaptada por Jordi Galcerán, Verdú y Bosch dan vida a un matrimonio de clase alta, acomodado y cultureta que ha decidido mudarse al sur de Madrid para conocer eso que llaman 'el mundo real'. Tendrán que vérselas con Castro y Calvo, sus nuevos vecinos de clase más baja y a los que definen como unos "trogloditas".

La actriz, pendiente de estrenar este año 'El faro de las orcas', de Gerardo Olivares, y 'Abracadabra', la nueva película que vuelve a reunir a Maribel Verdú con Pablo Berguer, habla de este nuevo proyecto teatral con devoción. "El teatro es lo que más me gusta del mundo", añade pletórica en una entrevista con El Confidencial. 'Invencible', prosigue, es "una montaña rusa", en apariencia amable, pero que desvela los fantasmas y las contradicciones que guardan enterrados estas parejas de posición social y cultural muy diferenciada. Algo, matiza, que se ha agudizado con la crisis económica y que confiesa detestar. "Yo divido la vida en buena gente y mala gente, me da igual su clase social, la mentalidad o a qué partido vota", dice por primera vez en la conversación seria.

P: Creo que 'Invencible' fue un flechazo...

R: Absolutamente. Acababa de terminar de rodar 'Felices 140', de Gracia Querejeta, y nos fuimos Pedro [Larrañaga] y yo a Londres porque la había leído y le gustó muchísimo. Nos fuimos a verla y realmente me encantó. Quedamos en seguida con el autor, Torben Betts, y él estaba encantado con la idea de traerla a España y que pudiera hacerla yo. La verdad es que es fascinante esta función. Es fascinante.

Maribel Verdú protagoniza 'Invencible'.
Maribel Verdú protagoniza 'Invencible'.

P: Han pasado tres años desde que hizo su última obra, 'Los hijos de Kennedy. ¿Ese tiempo entre obra y obra, es casualidad o un tempo que se impone?

R: Yo suelo hacer teatro cada dos o tres años, siempre. La verdad es que surge así. Hago cine, descanso, hago teatro. Se da así. Pero el teatro siempre es recurrente. De hecho, yo haría una obra detrás de otra, lo que pasa es que tengo mi carrera en cine, mis películas y mis proyectos, que también me apetecen un montón, pero yo soy una loca del teatro. Es lo que más me gusta del mundo.

P: Emilia, por lo poco ha desvelado de su personaje, es una mujer que pase lo que pase siempre dice la verdad. ¿Sería un poco una 'Misántropo' de estos días?

R: Sí. Hay un momento en el que el marido me dice: 'pero si no te gustan las otras personas' (risas). Sí, es un poco misántropa. Ella intenta socializar y agradar a la gente, lo que pasa es que no puede evitarlo. Es como el chiste del escorpión, que no puede evitarlo, y ella no puede evitar decir la verdad le pese a quien le pese. Es una mujer idealista, que quiere cambiar el mundo, es un poquito panfletaria y radical, pero es un papel que me produce una ternura tan grande. Me hacen gracia solo sus planteamientos, la manera en la que dice las cosas, tan repipi y perfecta. "Carece del más mínimo sentido del buen gusto", dice, mientras uno diría: "bueno, qué ordinaria por Dios" (risas). 

Maribel Verdú y Jorge Bosch en 'Invencible'.
Maribel Verdú y Jorge Bosch en 'Invencible'.

P: Me interesa el hecho de que es una mujer de estatus alto y, de repente, baja de posición, que es algo que estamos viviendo en estos momentos. ¿Cómo afronta esa situación?

R: Pero baja de posición porque quiere. Ella quiere vivir en un mundo real para que sus hijos crezcan en lo que ella llama en un mundo real con personas reales. No quiere que sus hijos vayan a un colegio privado, quiere conseguir que esa casa donde ella vive y en la que pueden vivir más de dos familias pertenezcan al pueblo. Es extrema. Quiere irse al sur de Madrid para vivir y que sus niños no crezcan en un globo y sepan que la vida real es esa.

P: Esta obra se estrenó hace tres años en Londres y fue un auténtico éxito. Allí están muy acostumbrados a este teatro de clases que aquí no vemos muy a menudo. ¿Por qué cree que es así?

R: No lo sé. No tengo ni idea. Pero si no se ve, que vengan a ver 'Invencible' para verlo.

P: Le he dejado la cuña en bandeja (risas).

R: Ha sido perfecta (risas). Es que habla de tantas cosas esta función: la pérdida, el dolor, los celos, la culpa, el racismo no hacia un color o raza sino hacia una clase social distinta, que al final es el mayor que hay. 

P: ¿Cree que eso se ha exacerbado en estos años de crisis?

R: Sí, claro, por favor. Por supuestísimo. Hay gente muy extrema. Lo que pasa es que al final, por encima de todo, yo divido la vida en buena gente y mala gente y me da igual su clase social, la mentalidad o a qué partido vota. Me da igual. Yo tengo amigos de todo tipo y, al final, lo que me importa... Claro, eliges a tus amigos y quieres que tengan una mentalidad como la tuya y, sobre todo, que le gusten las mismas cosas que a ti, pero al fin y al cabo es buena y mala gente. Nada más.

Daniel Veronese junto al reparto de 'Invencible' (Efe)
Daniel Veronese junto al reparto de 'Invencible' (Efe)

P: Pero quizás se está polarizando mucho más todo últimamente con las situación política y el ambiente actual.

R: Sí, sí. Desgraciadamente es así, y lo que más me entristece es que se siga dividiendo a España en dos como se ha hecho toda la vida. No aprendemos. Eso sí que es una putada.

P: ¿Cómo ha sido trabajar con Daniel Veronese?

R: Eso ha sido el regalo de mi vida. No te puedes imaginar qué experiencia hemos vivido y estamos viviendo con él, a qué niveles nos ha colocado. Me ha pedido hacer cosas que nunca me habían pedido y estoy absolutamente feliz. Me he tirado a la piscina sabiendo que si no iba a estar él ahí recogiéndome. 

P: Supongo que después de 33 años de carrera encontrar directores que saquen nuevas cosas de un actor es muy difícil. ¿Eso prima a la hora de elegir nuevos proyectos?

R. (Suspira) Eso es una maravilla. Cuando elegí este proyecto, este personaje no tenía tantas aristas. De hecho, cuando vino a vernos el autor nos dijo que este personaje allí era antipático y nada más, que no sonreía y aquí ella sonríe, y que es posible que Emilia pueda ser repelente pero también pueda dar mucha pena. Eso es todo lo que ha hecho él. Lo decía el autor, que allí era una comedia pura y dura y aquí Daniel se ha metido a ahondar en sentimientos y cosas muy 'heavies' que nos pasan a los personajes y es una comedia drama o un drama comedia todo el rato. De un minuto a otro cambia completamente.

A mí no se me ha ocurrido nunca poner Maribe Verdú y buscarme. Yo no hago eso. NuncaP: Además de 'Invencible' y la gira, tiene por delante dos estrenos importantes en cine: 'El faro de las orcas', de Gerardo Olivares, este año y 'Abracadabra', de Pablo Berguer, el próximo. ¿Qué nos puede contar? ¿Cómo ha sido el reencuentro con Berguer?

R: El reencuentro ha sido maravilloso. Pablito es maravilloso. Que te haya regalado, después de 'Blancanieves', otro protagonista es como un sueño. Ha sido increíble [responde pletórica]. Es un papel que no tiene nada que ver con este, sería más parecido al de Pilar Castro. Y 'El faro de las orcas' es una historia basada en hechos reales de una madre con un niño autista, que un día ve un documental de Beto Bubas, que es un personaje real que estuvo con nosotros todo el tiempo en el rodaje y vive allí rodeado de orcas, y el niño reacciona de una manera que no había hecho hasta ahora. Esta mujer se coge a su hijo y se va a l fin del mundo, a Península Baldés, a buscar a este hombre para que le ayude con su hijo. Es una historia maravillosa.

P: Leyendo sobre la obra y sus últimas entrevistas para preparar esta, me ha llamado mucho la atención que cuando he puesto en Google su nombre y teatro las primeras entradas, muy por delante de las que hablan de los proyectos laborales, hablaban de 'Maribel Verdú, mejor que nunca a los 46 años'. ¿Cómo se toma que habitualmente el juicio o la valoración sea más superficial que profesional?

R: Ahora por lo menos es eso... A mí no se me ha ocurrido nunca poner Maribel Verdú y buscarme. Yo no hago eso. Nunca. Pero vamos antes estuvimos con la maternidad, que llevo toda la vida aguantando. Ahora por lo menos... Deja que hablen de la edad y me dejen de lo otro (risas). 

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios