Santiago Segura, el talento de un gran cómico contra la cursilería
  1. Cultura
reconocimiento académico

Santiago Segura, el talento de un gran cómico contra la cursilería

Por qué el actor y director merece la Medalla de Oro de la Academia del Cine

placeholder Foto: Santiago Segura en los premios Platino (EFE)
Santiago Segura en los premios Platino (EFE)

El arte en general, y el cine en particular, tiene en nuestro país una extraña peculiaridad: en las áreas populares se produce una gran cantidad – y, a veces, calidad- de propuestas, con, a la vez, una amplia aceptación. Especialmente en los terrenos del sainete. Desde Cervantes hasta Valle-Inclán, con las complicidades de José Luis López Vázquez y Chiquito de la Calzada hay infinidad de ejemplos de la riqueza y amplitud de esa zona de nuestra cultura.

En cambio nuestras clases acomodadas, los que dirigen el país, tienen una marcada inclinación a lo artificioso, a lo extranjero, a lo… vaya, a la cursilería.

Resulta curioso que unos de los creadores y artistas españoles más populares de estos tiempos, Santiago Segura, resulte una de las personalidades más desconocidas para los medios e incluso para muchos de sus compañeros de profesión, especialmente en lo que se refiere a su sensibilidad, talento creativo y conocimiento del cine como Arte.

Monólogo de Segura en los Goya

Sin embargo la Academia ha reconocido su aportación a la industria cinematográfica española otorgándole la Medalla de Oro cuya entrega y celebración será el próximo día 3 de noviembre, en el marco incomparable del Hotel Ritz, algo que sin duda el padre de 'Torrente' se merece. Aunque no sea un lugar demasiado coherente con la estética que se celebra.

Un hombre del pueblo

Para aquellos que no conozcan la extracción, formación y obra completa de Santiago conviene recordar, que nacido en el barrio de Carabanchel, cursó sus estudios primarios en un instituto madrileño y se acabó de formar en Bellas Artes. Torrente es un analfabeto, pero Santiago Segura tiene estudios, además de un gran corazón y dos maravillosas hijas que iluminan su vida.

Torrente es un analfabeto, pero Santiago Segura tiene estudios, además de un gran corazón

El cine era su sueño y con 12 años y una súper 8, comenzó a rodar cortitos. Desde muy joven su pasión cinéfila le llevo a alborotar en concursos de radio y televisión y muy pronto consiguió producirse y dirigir una serie de cortos. Con uno de ellos, 'Perturbado' en 1993, se lanzaría a la fama, consiguiendo que los Académicos le votaran, ante el grito en forma de carta que dirigió a los miembros de la Academia, explicándoles lo feliz que haría este premio a su abuela.

En los últimos 23 años Santiago Segura ha intervenido como actor en más de 70 películas españolas y de fuera, doblador de producciones extranjeras, director y productor de la saga de más éxito de nuestro cine, 'Torrente', y además presencia omnipresente en las casas de los españoles a través de la caja tonta derrochando su inimitable talento.

Naturalmente, dado que estamos donde estamos y somos quienes somos, se levantarán voces contrarias

Después de 3 Premios Goya y otros muchos y diversos, Santiago parece haberlo conseguido todo y su aportación en lo artístico y cultural es tan meritoria que la Junta Directiva de la Academia (que no los académicos) le ofrece este merecido reconocimiento, que solo reserva a los muy veteranos. En este caso al más joven de todos ellos. También en esto Segura resulta único.

Naturalmente, dado que estamos donde estamos y somos quienes somos, se levantarán voces contrarias. Ya decía don Antonio Machado que en las corridas de toros, después de las ovaciones, se escuchaban unos ligeros pitos. No pitaban al torero, pitaban al aplauso.

Enhorabuena Santiago. Y a ver si conseguimos meter a Torrente en un asilo.

¡Arriba el sainete, abajo la cursilería!

Cine
El redactor recomienda