el premio de los 600.000 euros

Dolores Redondo gana el premio Planeta, la Bob Dylan de la novela negra española

La Gran Dama del Baztán se lleva el gran premio literario español. El finalista es Marcos Chicot, el primer autopublicado en besar las mieles del Planeta

Foto: Dolores Redondo tras recibir el Premio Planeta por su novela 'Todo esto te daré'. (EFE)
Dolores Redondo tras recibir el Premio Planeta por su novela 'Todo esto te daré'. (EFE)

En tiempos de tribulación no hacer mudanza. Caen las ventas, no aumentan los lectores de un país endémicamente refractario a la lectura...¿y qué hacen los gestores del mayor galardón literario español? Apostar sobre seguro. El premio Planeta 2016, dotado con 600.000 euros, ha ido a parar en la madrugada del sábado al domingo a Dolores Redondo (San Sebastián, 1969), la superventas de la novela negra del vallle del Baztán por 'Todo esto te daré'. Una auténtica Bob Dylan 'bestsellera'.

Dolores Redondo ha subido abrumada al escenario del Planeta para dar gracias y, muy nerviosa, recordar su trayectoria literaria: "Tenía que tomarme un respiro y contar otra historia que llevaba mucho tiempo dentro de mí, seis años, una novela sobre la servidumbre al mal; el título es una proposición de codicia, palabras del demonio en el Evangelio. Es una novela sobre y contra la codicia. Y el escenario no es casual. Para mí la belleza es la del esfuerzo del trabajo y la encontré en la Ribeira Sacra gallega. Ahí transcurre". En 'Todo esto te daré' un célebre escritor descubre, tras un extraño accidente, la doble vida de su compañero.

¿Y el finalista? Atención que se lo ha llevado un autor autoeditado, economista y psicólogo clínico que quedó cuarto en la terna del premio Planeta 2014 con su novela 'El asesinato de Pitágoras': Marcos Chicot es el finalista este año con un libro que -sin mucha innovación en el título- se llama 'El asesinato de Sócrates', una intriga aventurera que transcurre en la Grecia clásica durante la Guerra del Peloponeso. Chicot se embolsa 150.250 euros. Este premio no es rencoroso y ahora reconoce a quien, probablemente, ha sido su mayor despiste de los tiempos recientes.

Marcos Chicot es el finalista este año con un libro que -sin mucha innovación en el título- se llama 'El asesinato de Sócrates'. Y se embolsa 150.250 euros

Dolores Redondo era una escritora desconocida hasta que, como ha contado en tantas entrevistas, decidió contratar a una agente. ¿Qué ofrecía? 'A priori' se trataba de una historia negra local sin mayores miramientos protagonizada por la inspectora de homicidios de la policía local de Navarra Amaia Salazar. Bien, pues aquello explotó y vendió libros como rosquillas en los peores momentos de la crisis. La primera entrega fue 'El guardián invisible'. La segunda, 'Legado en los huesos'. Y, para la tercera, 'Ofrenda a la tormenta', había nacido una estrella (con más de 400.000 ejemplares vendidos en el sello Destino -del grupo Planeta- y adaptación televisiva incluida de la mano de Atresmedia).

La gran ofrenda comercial a las letras españolas ha cumplido este año 65 ediciones con récord de participación: 552 ejemplares recibidos desde las cuatro esquinas del mundo. El Jurado del premio de este año lo integran Alberto Blecua, Fernando DelgadoJuan Eslava GalánPere Gimferrer, Carmen PosadasRosa Regàs y Emili Rosales, secretario con voto. Los diez títulos y autores (o sus seudónimos) finalistas y que han lidiado por llevarse el premio y su mención finalista son: 'El marido de la gitanilla', Ñau (seudónimo); 'Sol de Tebas', Jim Hawkins (seudónimo); '7 LR (Siete lágrimas rojas)', Blanco Dálmata (seudónimo); 'Tinta corrida', Mariano Negri; 'Sardinas coloradas', Luis Escalante Galán; 'El nacimiento', Óscar García (seudónimo); 'Con un par de alas', Hope (seudónimo); 'El camino de Santiago', Maestro Mateo (seudónimo); 'El reposo de la tierra durante el invierno', María Mercedes Irigaray (seudónimo); y 'Nada impide', Anxo Novoa (seudónimo).

La gran ofrenda comercial a las letras españolas ha cumplido este año 65 ediciones con récord de participación: 552 ejemplares desde todo el mundo

Fernando Savater recomendó no confundir el Planeta -el año en que lo ganó- con los sueños infantiles acerca de los Reyes Magos y bien está. Porque en la nómina del premio, al lado de Juan Marsé o Vázquez Montalbán hay otros nombres de aderezo que todos conocen, asociados comúnmente a fenómenos mediático-festivos. Es igual. Es tan fácil meterse con el Planeta que dan ganas de defenderlo. Porque, si la literatura está en retirada, si sus notificaciones del móvil han interrumpido la lectura de este artículo al menos un par de veces ya, ¿no es ciertamente romántico a estas alturas apostar por la literatura? Sí, también por esta literatura.

Primero vinieron a por el Planeta pero a nadie le importó....

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios