Muere a los 90 años

Amar y odiar a Fidel... con música

La música ha sido un arma de movilización y concienciación que ha estado bajo la censura del castrismo. Hace cuatro años Cuba levantó el veto a artistas críticos con la revolución

Foto: Fidel Castro en la Asamblea Nacional del Poder Popular. (EFE)
Fidel Castro en la Asamblea Nacional del Poder Popular. (EFE)

"Hay un nombre que da su vida entera por Cuba y su bandera". Y, por si tenían alguna duda, se llama Fidel Castro y ha muerto este sábado a sus 90 años. Este es uno de los versos de la canción 'oficial' compuesta para homenajear al comandante, aunque en la música hecha desde la isla las loas y las críticas al líder cubano se suceden a día de hoy con la misma facilidad.

No siempre ha sido así porque la música ha sido un arma de movilización y concienciación que ha estado bajo la censura del castrismo. Hace cuatro años Cuba levantó el veto a artistas críticos con la revolución como Celia Cruz, Gloria Estefan o Willy Chirino. En total, una lista de 50 artistas en su mayoría exiliados -incluía también a Paquito d'Rivera o Bebo Valdés-, que aunque no estaban prohibidos de forma oficial, no sonaban en la radio. Otro hito histórico fue el concierto que dieron los Rolling Stones en marzo en plena exhibición de gestos magnificando el deshielo.

Muchas canciones de un lado y otro del charco han hecho referencia a Fidel. En España, por ejemplo, Los Chikos del Maíz se posicionaron a su lado -"mi referente es Fidel Castro y el tuyo Barbijaputa"¨- en 'Los Invisibles', pero si miramos a la música cubana podemos pasar de Silvio a Carlos Puebla, al son o al nuevo reggaeton y al rap para ver cómo se ha posicionado en todos estos años a favor y en contra del comandante. Amor y odio musical.

Las canciones castristas

Amar y odiar a Fidel... con música

'Un hombre sueña' es el nombre de la canción que han grabado CDR, Arnaldo Rodríguez, Mayito Rivera, Laritza Bacallo, Waldo Mendoza, Lena Torre y Dayani Gutiérrez para homenajear a Castro en su cumpleaños, celebrado el pasado agosto. Además de ese "hay un hombre que da su vida entera por Cuba y su bandera", la letra contiene otras perlas como "hay un hombre que lanza la fe directa a las estrellas" o "un Fidel que vibra en la montaña regalando la esperanza de un nuevo amanecer".

Amar y odiar a Fidel... con música

El cantautor cubano Carlos Puebla dedicó muchas canciones a Castro, como 'Y en esto llegó Fidel'. Una oda al padre de la revolución que acabó con el vicio impuesto por Batista y sus secuaces "sin sospechar que en la Sierra se alumbraba el porvenir". "Quería hacer de Cuba un garito, y en eso llegó Fidel y se acabó la diversión, llegó el comandante y mandó a parar. Aquí pensaban seguir jugando a la democracia y el pueblo que en su desgracia se acabara de morir y seguir de modo cruel sin cuidarse sin la forma con el robo como norma y en eso llegó Fidel", canta en esta guaracha.

Este tema estaba incluido en el primer disco que se edita en España de Puebla, donde también se podían escuchar otros temas pro Castro como 'Diez serán' o 'Traigo de Cuba un cantar'. Otros 'hits' 'fidelistas' de Puebla son 'Todo por la Reforma Agraria', 'De Cuba traigo un cantar', 'Canto a Camilo' y, por supuesto, su canción más conocida mundialmente, 'Hasta siempre', dedicada al Che Guevara.

Amar y odiar a Fidel... con música

Celina González firmó otro de los temas más celebrados entre los partidarios de Castro. 'Que viva Fidel' es otra loa al revolucionario que derrotó a Batista, al que "lucha para que Cuba en la historia sea libre y soberana", al que "lleva paz y amor", porque, resume, "que viva Fidel y la bandera cubana".

Amar y odiar a Fidel... con música

'Ójala' ha sido interpretada por muchos cubanos como una crítica feroz de Silvio Rodríguez a Fidel Castro, aunque el cantautor ha negado varias veces esta lectura. Sin embargo, las posiciones políticas de Silvio han sido siempre muy cercanas al castrismo, como ejemplifica otra de sus composiciones: 'El necio'. En una entrevista en Radio Venezuela reconoció que cuando escribió esta canción "estaba pensando en Fidel, y hasta cierto punto, en mí. Todas mis canciones tienen inevitablemente una dosis fuerte de mis experiencias personales, pero, en este caso, lo que me llevó a escribirla fue el ambiente ideológico de finales de los ochenta y principios de los noventa, el derrumbe del campo socialista".

Amar y odiar a Fidel... con música

'El pueblo unido' es la canción más conocida de Quilapayún. El legendario grupo de folk chileno también loó a Fidel Castro en 'Un son para Cuba', en la que ensalzan la imagen de Fidel llevando la libertad a la isla. "Fidel Castro con quince de los suyos y con la libertad bajo la arena (...) La isla estaba oscura como el luto, pero izaron la luz como bandera, no tenían más armas que la aurora y esta dormía aún bajo la tierra".

Amar y odiar a Fidel... con música

Haciéndose un tatuaje en el hombro izquierdo con la cara de Castro se presenta este homenaje. Porque la música que ensalza al comandante en jefe también es de hoy y en 'Creo (el Comandante)', Baby Lores le ha hecho el primer reggaeton al mandatario cubano y a su revolución. "La primera lección es defender la nación con los defectos o virtudes de la revolución", perrea este joven que recuerda que "la patria no se traiciona ni por dinero ni por mujeres ni por fama". La canción termina con la voz de Camilo Cienfuegos y una de sus míticas frases: "para detener esta revolución cubanísima tiene que morir un pueblo entero".

Las canciones anticastristas

Amar y odiar a Fidel... con música

El rapero Maykel Osorbo acabó en la cárcel por esta canción. 'Por ti señor' es una ácida critica política que arremete contra Castro con frases como "por ti y por un sistema lleno de embusteros (...) está sufriendo un pueblo entero" mientras el videoclip muestra imágenes de una Cuba empobrecida y degradada. "Por ti señor es que la injusticia existe (...) Tú fuiste aquel que prometiste lo que no cumpliste. Por culpa suya mi nación se siente triste", reza el estribillo.

También estuvo en la cárcel el rapero Ángel Yunier Remón, más conocido como El Crítico, por sus temas contra el régimen como la denuncia del abuso estatal y policial que hace en 'Desde que yo era pequeño'.

Amar y odiar a Fidel... con música

Divertida e irreverente es 'El Comandante', de Porno para Ricardo. Este grupo de punk-rock cubano es uno de los referentes de la ola inconformista que va abriéndose paso entre la juventud cubana. En esta canción se mofan de Castro, al que definen como "un tirano y no hay pueblo que lo aguante". "El comandante hace unas elecciones que las inventó él para perpetuarse. El comandante quiere que vaya y vote para él seguir jodiendome bastante. No comandante, no coma tanta pinga comandante", cantan. Tienen otros temas en idéntica línea como 'Cómo joder a un comunista' o 'Mi balsa'.

Amar y odiar a Fidel... con música

GQ es otro cantante cubano que afila el cuchillo contra Castro en 'Un monstruo controla mi isla'. Este hip hop transita por los recuerdos de Cuba que le transmitía su abuelo a este joven nacido en Los Ángeles y residente en Miami, a la par que arremete contra los Castros y analiza las duras consecuencias del exilio. "Que triste que la libertad no abra sus ojos más solo para lágrimas. Mi gente no puede regresar, no pueden escapar".

Amar y odiar a Fidel... con música

'Puede morirse ahora, comandante', de Sergio Andrade es una satírica crítica contra Castro que comienza alabándole y acaba vilipendiándole. "Puede morirse ahora, comandante, lo importante está hecho, está hecho lo importante", canta. "No lo tome a mal, puede marcharse ahora", prosigue el músico mexicano que también hace referencia a la infancia y la prostitución en la isla. Y le pide a Castro "hablar bajito, como corresponde a compañeros, a camaradas viles, a paisanos jodidos, a cuates de aventuras".

Amar y odiar a Fidel... con música

Pero no todas las letras opositoras al régimen vienen de los jóvenes. Willy Chirino lleva años cantando 'Nuestro Día (ya viene llegando)'. Exiliado en Miami, este cantante recuerda cómo se marchó de la isla siendo un niño "huyéndole a la hoz y al verdulino, corriendo de esa absurda ideología". "Ahí empezó la dura realidad, ¡Ay Dios! de todo el que se tira la maroma, de sobrevivir fuera de su idioma, de sus costumbres y su identidad". Y prosigue, "a pesar de la distancia y el ataque del rígido almanaque, yo vivo con la suerte de sentirme cubano hasta la muerte".

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído