la antítesis de los festivales veraniegos

Horteralia, el 'petardeo' hecho festival

Georgie Dann, Karina, Rebeca o Los Centellas se reúnen en Matalascañas en un festival que quiere rescatar el espíritu de las verbenas de los pueblos. Se recomienda sacar las hombreras del armario

Foto: Horteralia se celebra hoy en Matalascañas
Horteralia se celebra hoy en Matalascañas

Kelly Kapowski nos recibe en el cartel con unos enormes pendientes de aros, un top hawaiano y su gran flequillo cardado. Es la reina del 'high school'... de los noventa. De 'Salvados por la campana' directa al cartel del "festival que parte la pana"... y el 'revival'. Para lo que hemos quedado Tiffani-Amber Thiessen. El reclamo de Horteralia, que sus organizadores definen como la antítesis de los festivales pop y rock veraniegos, no puede ser más llamativo. Y acertado.

La 'summer edition' de este festival conocido por muchos en su versión de invierno en Cáceres, se celebra este sábado en Matalascañas para "trasladar la reverencia a las riñoneras, los calentadores y las denostadas hombreras" al plantel festivalero playero. ¿El cartel?, se preguntarán. Georgie Dann, Karina, Rebeca y Los Centellas son los grandes nombres de esta cita en la que no es que se acepten sino que se recomiendan las camisetas 'acid' noventeras, los estampados imposibles de las camisas de Chiquito de la Calzada, los sombreros con flores de Blossom, las camisetas con las mangas dobladas a lo 'Sensación de vivir' y las escayolas (perdón, los calcetines blancos). Un oda musical al 'glamour' del brilli-brilli, las canciones del verano y lo mejor del 'petardeo' patrio.

Horteralia, el 'petardeo' hecho festival

El espíritu de Horteralia son las antiguas verbenas de los pueblos. "Reivindicamos salirse de la moda. Ahora todos los festivales que plagan España son de tribus urbanas: o indies o rockeros o hipsters. Creemos que se puede hacer un festival como las antiguas verbenas de los pueblos, es decir para todo el mundo y en el que más que el 'petardeo' prima la libertad, el ir como quieras y la alegría. De hecho, elegimos a los artistas básicamente por la diversión. El requisito imprescindible es que su música sea bailable porque queremos que la gente baile, disfrute y sonría", explica Sergio Martínez, uno de los organzadores del festival.

La idea, impulsada por la agencia Amantes Dementes, comenzó un 20N de hace seis años en un bar de Cáceres. Fue tal la aceptación, que en el segundo año Horteralia se convirtió en un festival con Paco Clavel, el tótem del brilli glam, como su padrino. Desde entonces, han pasado por su edición de invierno (que incluye además del festival, fiestas paralelas o un ciclo de cine) artistas como Rebeca, King África, Los Centellas, Chimo Bayo, Paco Pil, No me pises que llevo chanclas o Los Ganglios, quienes, por cierto, acabaron tocando en el Primavera Sound para sorpresa de los organizadores de Horteralia. "No podíamos pensar que uno de nuestros grupos se iba convertir en un grupo hipster", asegura entre risas.

Horteralia, el 'petardeo' hecho festival

Porque, en el fondo, esto es un divertido "carnaval hortera" aunque, matiza Martínez, "la palabra hortera es muy subjetiva". "Hay libertad para ponerse todo lo que hoy no te pondrías para ir por la calle como los calcetines blancos, el Walkman, el monedero de tubo, la riñonera... Como si quieres ir con un bote de laca Nelly bajo el brazo", afirma entre risas.

"Lo hortera siempre se asocia a las generaciones antiguas", prosigue. "Lo de los ochenta era hortera en los noventa y lo de los noventa es hortera en el 2000. Vivimos en una sociedad que devora todo a una velocidad de vértigo y en la que todo pasa de moda. Lo que está de moda hoy es hortera en dos años. Nosotros reivindicamos ese universo encerrado en el armario", explica sobre esta oda musical nostálgica donde este año sonará desde 'Duro de pelar' hasta 'Las flechas del amor', 'El toro y la luna' o 'El Bimbó'.

Horteralia, el 'petardeo' hecho festival

Esa máxima es la que utilizan sus fieles para 'tunearse' para ir al festival y ellos para confeccionar el cartel, con el que este año cumplen un gran sueño: traer al rey de la barbacoa y de la canción del verano, es decir a Georgie Dann. Junto a él y el resto de grandes estrellas, también estarán Tokyo Dj and The Mamarrachers y La Uá-Vudeband.

"Nos encantaría traer a Rafaella Carrá", añade Martínez pensando a lo grande porque, confiesa, su caché "de momento" no está a su alcance. La entrada a Horteralia cuesta 18 euros en venta anticipada y 25 en taquilla con una consumición "by the face", como explican en el cartel. En invierno, como el festival se celebra desde el mediodía, la entrada incluye un plato de cocido, de lentejas o de paella. "Como se ha hecho en los pueblos toda la vida". ¿Hay algo más veraniego que el pueblo?

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios