Es noticia
La memoria del Yak-42 revive en el teatro
  1. Cultura
13 años de la tragedia

La memoria del Yak-42 revive en el teatro

'Yak 42. No te re-conozco' se estrena el mes que viene en el Teatro del Barrio para seguir pidiendo justicia y verdad para las víctimas del accidente aéreo en el que murieron 62 militares españoles

Foto: 'Yak42. No te re-conozco' llega al Teatro del Barrio
'Yak42. No te re-conozco' llega al Teatro del Barrio

Tres años le ha costado a Somnis Teatre estrenar en Madrid. Por el camino, han sido censurados en Elche, muchos ayuntamientos del PP y el PSOE se han negado a programarles y Burgos, que junto a Zaragoza es una de las ciudades más ligadas al accidente del Yak-42, es la plaza imposible. Es lo que tiene hacer teatro de memoria y denuncia cuando las heridas están abiertas y las responsabilidades siguen sin depurarse.

"Me removió todo porque hay muchas cosas que los familiares no queremos decir en voz alta y vosotros las subís a las tablas". Quien habla es Curra Ripollés, la hermana del comandante Ripollés, una de las 62 víctimas del Yak-42, y miembro de la Asociación de Víctimas del siniestro. Aunque ya se conocen, acaba de verse con Cristina Aniorte y Rubén Pleguezuelos para presentar el estreno en el Teatro del Barrio (del 7 al 10 de julio) de 'Yak 42. No te re-conozco'. Ellos son los responsables de este montaje que cuenta por primera vez en el teatro todas las negligencias, manipulaciones y la lucha de las familias de las víctimas de la peor tragedia sufrida por el Ejército español en tiempos de paz de la historia a partir de las informaciones publicadas en los medios de comunicación y los testimonios de los familiares.

"La verdad es que no me gustó verla porque es terriblemente real. Vi la historia de mi hermano, a mi o a mi madre diciendo que en ese ataúd no estaba su hijo. Sois demasiado reales", les dice Ripollés para acto seguir destacar la importancia de ver la historia del Yak 42 en el teatro para que no se olvide y todos los ciudadanos sigan reclamando verdad y justicia junto a las víctimas. La obra, estrenada hace tres años con motivo del décimo aniversario del siniestro y hecha en colaboración de la asociación de víctimas, abarca desde que el Ministerio de Defensa subcontrata los aviones Yakovlev 42-D hasta la lucha de las familias por la verdad y la identificación correcta de todos los cuerpos. "Nos hubiera gustado acabar con el juicio", aseguran sus autores.

El pasado 26 de mayo se cumplieron 13 años del accidente y, explica Pleguezuelos, "las mismas preguntas siguen sin respuesta. De eso queremos hablar. No tanto de por qué se estrelló el avión sino de por qué nuestras tropas viajaban en ese avión". Porque eso aborda 'Yak 42': las subcontratas de uno de los aviones menos seguros de la aviación militar, las 14 quejas registradas de los militares denunciando la falta de seguridad, el despropósito que fue la identificación de cadáveres orquestada desde el Gobierno de José María Aznar con 30 víctimas mal identificadas hasta 2014 y la lucha de las familias de los militares fallecidos porque salga a la luz la verdad y se haga justicia.

"Esta obra surge por la necesidad de recordar. Desde el primer momento queríamos recordar a las 62 víctimas y la lucha de sus familias, pero también denunciar y criticar la corrupción que se ha dado en este país para que ocurriera ese accidente y por qué a día de hoy nadie ha pagado. Nadie se ha sentado en el banquillo para decir por qué ocultaron pruebas, por qué las subcontratas o por qué el Gobierno de Mariano Rajoy indultó a los tres militares implicados [el general Navarro falleció en 2010 y los capitanes médicos Ramírez y Saéz, hoy comandantes] mientras Federico Trillo está muy cómodo sentado en un sillón en Londres y Aznar sigue dando cursos de presidente, demócrata y patriota. Si hay alguien que haya defendido a España esos han sido las familias", subraya el actor.

placeholder 'Yak42. No te re-conozco', de Somnis Teatre
'Yak42. No te re-conozco', de Somnis Teatre

A pesar de que, relata Aniorte, les acusando de ser de izquierdas o atizar a la derecha, ambos defienden que en esta obra se habla de las víctimas y sus familias y entre ellas hay votantes del PP, del PSOE o, ahora, de los nuevos partidos. "La obra no habla de eso. Solo defendemos la verdad" buscando la empatía y homenajear a las víctimas y sus familias. "Hemos sido perseguidos como delicuentes", explica Ripollés aludiendo al trato que los sucesivos gobiernos del país -solo salva a José Bono de todo el arco político y parlamentario- le han dado a las familias.

Pendientes del Consejo de Estado

Tras cerrarse la vía penal, la causa del Yak-42 está ahora en el contencioso-administrativo pendiente del informe del Consejo de Estado que debe responder a qué pasó en el accidente desde que se contrataron estos aviones. A pesar de que no es vinculante, por lo que Defensa puede suscribirlo o no, este informe es, asegura Ripollés, "un rayo de esperanza" en la lucha de las familias. Si detecta fallos en las subcontrataciones -intuye que no habrá resolución hasta que pasen las elecciones- permitirá que la causa siga adelante y se siga investigando el caso, e incluso se habrá el juicio oral "que tanto ansiamos para que se sienten en el banquillo políticos y militares implicados en el accidente".

La verdad se conoce y la tenemos las familias, lo que no tenemos es justicia

"Hace falta este teatro de la memoria histórica. La verdad se conoce y la tenemos las familias, lo que no tenemos es justicia y lo que hacéis vosotros es justicia al recordar a todos los españoles el mayor accidente militar en el que perdieron la vida 62 personas y se arruinó la vida de sus familias", garantizó la hermana del comandante José Manuel Ripollés Barros. "Mi hermano, que estaba amenazado por ETA y trabajaba desactivando minas antipersonas, murió por la corrupción del Ministerio de Defensa. Eso le mató", subraya.

"Me gustaría que España evolucionara en la forma de clasificar a las víctimas. Si en vez de 62 militares hubieran sido 62 futbolistas, por ejemplo, el drama hubiera sido absoluto y la respuesta del Estado muy diferente", señala Ripollés. Porque además, añade, su sufrimiento, desgraciadamente, se ha repetido en España en casos como los accidentes de Metro de Valencia o el Alvia de Santiago. "Cada vez que hay una catástrofe en España, el Estado en vez de ser el tutor y colocarse al lado de las víctimas se coloca en el banquillo de enfrente. Por eso estas obras son necesarias, porque hay que tocar el corazón de la gente para llegar a la razón". De momento, el teatro con esta obra acerca a la sociedad la memoria de los 62 militares fallecidos cerca del aeropuerto turco de Trebisonda en mayo de 2003 y pronto puede ser que también lo haga el cine porque, confirma, les han propuesto a la asociación hacer una película del caso.

El redactor recomienda