comienza el festival

Solo para mujeres: el escenario pop más polémico del año

Se llama The Sisterhood, lo programa Glastonbury y es un espacio para “todas las personas que se identifiquen como mujeres”

Foto: Glastonbury (Reuters)
Glastonbury (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura5 min

Parecía una anécdota, pero estamos ante uno de los grandes debates pop del año. Cuando el diario 'The Guardian' colgó la noticia de que el festival de Glastonbury, el más prestigioso de Europa, estrenaba un escenario “solo para mujeres” -llamado The Sisterhood- se disparó la sección de comentarios, concretamente hasta 2.368, en gran parte escritos por hombres. “Oh, qué interesante, la tolerancia con el sexismo ha vuelto, además orgullosa de serlo. ¿Pueden hacer también un espacio exclusivamente masculino?”, opinaba un usuario. 

¿Empatía o mercadotecnia?

Alguien que firma como Bettycallmeal escribía lo siguiente: “No se termina con la discriminación creando espacios discriminatorios. Soy un hombre blanco heterosexual y consciente de mi suerte. Pero me gustaría informarme de cómo ayudar mejor a las mujeres, y sobre cómo las mujeres se pueden ayudar mejor entre sí, para hacer el mundo un lugar más justo. Me parece triste no poder hacerlo porque me excluyen”. Otro lector, Ben Gaskell, quitaba hierro al asunto: “No sé a qué viene tanto enfado. Glastonbury es grande, muy grande. Un recién llegado podría caminar durante días por el recinto y no encontrar esta nueva carpa. Pasan tantas cosas dentro del festival, chicos, que no me preocuparía por ser excluido de una triste tienda”. Ahí encontramos la sustancia del asunto: ¿es The Sisterhood un gesto de verdadera empatía o un truco de marketing que apenas requiere esfuerzo?

Un grupo de mujeres en el primer día de Glastonbury (Reuters)
Un grupo de mujeres en el primer día de Glastonbury (Reuters)

Mujeres en contra

Lo interesante del asunto es que hay voces femeninas que se posicionan en contra del escenario “solo para mujeres”. Por ejemplo, Shirley Manson, cantante de Garbage, grupo de éxito en los años noventa. “¿Por qué Glastonbury no programa a más mujeres en todos los escenarios? Me parece mejor que encerrarnos en una situación de gueto”. Desde el festival contestan que el cartel de este año tiene “fuerte presencia femenina” y que el escenario solo para mujeres se ideó con el cartel ya cerrado, por lo que todas las artistas invitadas son un extra en la programación (no se pasó allí a ninguna de los escenarios mayores). 

Espacio revolucionario

El propio festival define así el espacio: “Un club revolucionario, que acoge mujeres, queer y trans, además de estar adaptado para gente con discapacidades”. A él pueden acceder “todas las personas que se identifiquen como mujeres”.  El motivo que alegan para la iniciativa es que “los espacios exclusivos para mujeres son necesarios en un mundo que funciona y está diseñado para beneficiar a los hombres”. Tras la polémica, la columnista Alexandra Pollard se encargó de poner contexto: “Toda mujer tiene impresa en su memoria el recuerdo de volver del centro de una ciudad de noche y bajar los ojos y apretar el paso cuando se cruza a un hombre desconocido. Los festivales no son distintos. Con su mezcla de intoxicación etílica y escapismo, pueden ser peores”, denuncia. 

Inseguras en la fiesta

Como prueba sin valor científico, preguntó en su cuenta de Twitter si alguna chica se había sentido alguna vez insegura o incómoda, por el hecho de ser mujer, en el recinto de un festival. De 146 respuestas, 127 contestaron afirmativamente. Algunas ponían ejemplos específicos. Una recordaba como en su segundo festival le gritaron “haznos una cubana, amor”. Se sintió mortificada. Otra recordaba “constante contacto no deseado con hombres, hasta el punto de que ya no meto en ninguna masa humana” y “evito por completo algunos festivales”. Alguien recordaba estar en una carpa donde proyectaban películas y que un grupo de hombres borrachos vitorearon la escena de una violación. 

Un grupo de mujeres entrando en el festival (Reuters)
Un grupo de mujeres entrando en el festival (Reuters)

 

Crear desde arriba o desde abajo

Otra voz con reparos es Laura Sales, investigadora de la fundación Surt y una de las organizadoras de Ladyfest, que se celebra este fin de semana en Barcelona. “The Sisterhood me parece una mercantilización de las iniciativas feministas autogestionadas. Para que haya un impacto realmente transformador en las mujeres, lesbianas, trans y queer creo que es básico que sean proyectos creados desde abajo y no por el mercado. De otro modo lo que hay es una ilusión de que la igualdad y la libertad se pueden comprar, sin que haya detrás un empoderamiento político personal y colectivo, que es lo que más importa. Ojalá me equivoque y sirva para que las feministas se conozcan y hagan otra cosa por su cuenta”. Ladyfest Barcelona está abierto a todo el mundo, pero algunas actividades son sólo para mujeres, lesbianas, trans y queer.

Machismo mediático

Lo que está claro es que, al poder entrar solo mujeres, la carpa de Glastonbury terminará con el tradicional machismo de la prensa musical en las reseñas. Esta misma semana, la artista Sky Ferreira denunciaba el trato que le dispensaban al escribir sobre su música. El periodista Art Tavana, del diario 'L.A Weekly', escribía esto sobre ella: “Tanto Sky como Madonna tienen tetas de tamaño similar. Sky parece una Madonna más guarra: mandíbula cuadrada, pestañas fuertes, tranquilos ojos verdes, crucifijo, pelo teñido de rubio, piel blanca translúcida y tetas de infarto”. Andy Hermann, redactor jefe de la publicación, tuvo que disculparse ante los lectores. La propia artista comentaba en su cuenta de Twitter que no es un incidente aislado: “El 95 por ciento de los artículos y entrevistas sobre mí contienen algo falso, ofensivo y/o sexista. Algunos son pasivo-agresivos, otros más socialmente tolerables. Yo soy algo más que mis tetas o mi sex appeal. Tampoco es que me avergüence de ninguna de esas dos cosas”. 

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído