"En Alemania Pablo Casado estaría inhabilitado por reírse de un genocidio"
  1. Cultura
Los chikos del maíz presentan nuevo disco

"En Alemania Pablo Casado estaría inhabilitado por reírse de un genocidio"

El dúo valenciano publica 'Trap Mirror', cuatro temas rebosantes de rimas polémicas que pueden terminar en los tribunales

placeholder Foto: PREMIOS DE LA MÚSICA INDEPENDIENTE 2012
PREMIOS DE LA MÚSICA INDEPENDIENTE 2012

Lo dice Pablo Iglesias: “El beef de Nega es top”. Traducción para no iniciados: cuando el rapero se mete con alguien, le deja para el arrastre. Lo mismo pasa con Toni “El Sucio”, su compañero de grupo, autor de una rima por la que Pablo Casado -portavoz del PP- estudia poner una demanda (“Para Pablo Casado/ zulo y trabajos forzados”). Por supuesto, el político aprovechó para llamar “estalinistas” y “etarras” al grupo, a Podemos y toda la izquierda en general.

Batallas culturales aparte, el dúo valenciano sigue en plena forma, criticando el postureo de muchos raperos, la adicción general a las redes sociales y el saqueo de las élites a la clase trabajadora. ¿Macarras? ¿Cafres? ¿Sobrados? Puede ser, pero en la música popular de este país, los letristas más salvajes - Evaristo Páramos, Jorge Ilegal, Negu Gorriak...- son los que han terminado firmando los retratos más certeros de nuestros problemas sociales.

Pregunta: ‘Trap Mirror’ parece una respuesta a los planteamientos de la escena trap española. A mí me recuerda mucho a la del indie de los noventa, en el sentido de que es un sucedáneo de lo que se hace en Estados Unidos. ¿Van por ahí vuestras objeciones?

Nega: En realidad no hay objeciones, la única es a la peña que lleva toda la vida probando estilos y ahora por supuesto prueba con el trap: salen dos o tres que pegan el zapatazo y al minuto tienes miles de nuevas promesas que vienen a cambiar el juego. Es lo que siempre ocurre con las modas y las tendencias. Más que con el trap tengo problemas con los periodistas que le dan cancha, su mirada no es sincera, es como “¡Oh! ¡Mira! ¡Un pobre! ¡Mira qué cosas dice!”. Es la mirada del zoológico, la mirada paternalista de la clase media hacia la clase obrera o los núcleos marginales. Es como sí, mucho arte y mira qué cosas dicen pero no los quiero de vecinos. Hay un tufillo clasista en todas esas revistas de tendencias que da ganas de vomitar.

Toni: Realmente es un juego de palabras con la serie británica ‘Black Mirror’ y el género que se ha puesto de moda dentro de la escena rap nacional e internacional. No oculta mayor misterio el título.

'Los pollos hermanos'

P: Otro problema que veo son los valores que fomentan las letras de trap de aquí: consumismo, narcisismo y elitismo. ¿Es otra rendición del hip-hop a la lógica del capitalismo?

Nega: Bueno, salvo algunas excepciones, no es ni una noticia que hace años que el hip-hop fue completamente cooptado por el mainstream. Pero bueno, a veces también es fácil culpar a los chavales. Echa un vistazo a la publicidad, al cine, a la televisión y verás de dónde surge toda esa apología del dinero y el culto a la marcas comerciales. El trap no deja de ser un reflejo de la sociedad. Claro que siempre es más sencillo culpar a un grupo de trap que a un publicista o a una multinacional que hace anuncios machistas. Por otra parte, a veces se tiende a ser muy tremendo y se crean alarmas de manera innecesaria. No toda la juventud está tomando drogas en una zona VIP, otros estudian, militan en sindicatos, en colectivos, en okupaciones, en manis, en plazas… Hay de todo. Pero creo que siempre es un error culpar a los chavales, no sé, estoy en plan abuelo cebolleta y me jode porque la juventud es el colectivo más vulnerable. ¿En qué quieres que crean? ¿En una clase política que lo único que ha hecho es llevarse el dinero a manos llenas? Hace falta mucha mano izquierda y pedagogía y menos tremendismo.

Toni: En el rap siempre han existido diferentes vertientes. No ha sido el trap el que ha incluido las referencias al dinero y las zonas VIP, viene de muchos años atrás. De hecho recuerdo de los noventa o principios del dos mil una portada de un rapero -no me sale ahora el nombre- que era todo como de oro e incluso tenía una portada de estas que depende dónde lo veas se ve una cosa u otra -no sé si me explico bien jajaja- y básicamente movía su anillo de oro y diamantes. Como podrás imaginar no hablaba en su disco de los problemas sociales de su barrio. Luego han salido 50 Cent y demás cuadrilla. No es ninguna novedad dentro del rap esta exaltación del capitalismo. La única diferencia es que, de momento, no parece haber salido ningún grupo de trap que hable de cosas distintas. Pero es un género demasiado reciente y que todavía está por ver si ha venido para quedarse o será otra moda más que se diluya.

P: La frase más polémica de vuestro epé dice “Para Pablo Casado/zulo y trabajos forzados”. Es posible, incluso, que os caiga una demanda. ¿No es eso darle a la derecha material para demonizaros y poner a funcionar la eterna noria de acción/reacción?

Toni: Si empezamos a pensar qué va a gustar a la derecha y qué no, acabaríamos autocensurándonos y eso es lo que pretenden. Desde hace tiempo buscamos no ponérselo fácil, hacer frases con doble sentido o más rebuscadas, pero esta vez salió así. Tampoco en su día le dimos mucha importancia, no nos parecía una frase que pudiera ser denunciable ni mucho menos. Incluso creo que ellos saben que tampoco tendrían mucho futuro dentro de un posible juicio. Además, la única razón por la cual hubo la amenaza de denuncia y Pablo Casado montó el paripé fue porque Pablo Iglesias puso la canción en Twitter, no tiene mayor misterio. Pero como te digo: andar con ojo, siempre, pero nunca autocensurarse.

Nega: ¿No es alucinante? Es el mismo Pablo Casado de «la guerra del abuelo» y «las fosas de no sé quién». Es decir, él puede reírse de un genocidio con más de 300.000 muertos y medio millón de desplazados y a quien nos puede caer una demanda es a nosotros. En Alemania estaría inhabilitado tras unas declaraciones así. Pero esto es España, el partido del gobierno saca en tamaño gigante el rostro de Franco y del Comandante de la SS y no ocurre absolutamente nada.

'La soledad del corredor de fondo'

P: Habéis tenido varias veces problemas de censura en vuestras giras. Boicots, presiones para cancelar, etcétera. ¿Esperáis tener más?¿Cómo valoráis, de cero a diez, la libertad de expresión en España?

Toni: Depende de dónde sitúes ideológicamente la libertad de expresión: en la derecha un diez; en la izquierda pongamos un dos o un tres, porque siempre hay que fingir que somos un estado democrático. Twitter ha servido para demostrar de qué lado está la libertad de expresión. Si pones “Viva Franco, hay que matar a todos los rojos” no pasa absolutamente nada. Si haces un chiste de Irene Villa, o de un fascista como Carrero Blanco, van a tu casa, te llevan al calabozo y te condenan a dos años de cárcel. ¿Si nos cancelarán más conciertos? Esperemos que no, aunque este año ya lo han intentado. Por suerte, en muchos ayuntamientos el PP ahora es oposición y ya no tienen la fuerza de antaño.

Nega: La libertad de expresión en España se refleja muy bien en la prohibición de introducir banderas esteladas en la final de la Copa del Rey. La española con el Águila no es delito -la apología del franquismo no es delito-, la estelada está prohibida, como en pleno franquismo. Pero si quieres saber cómo funciona la libertad de expresión en nuestro país le preguntas a Ignacio Escolar. O mejor, a Juan Luis Cebrián.

P: 'Un bolero en Berlín', con su sampleado de un fado, es claramente una canción de amor. ¿Por qué se ha cultivado tan poco el género entre los raperos españoles?

Nega: Machismo y heteropatriarcado. Supongo que en el hip-hop hablar de amor sin hablar de lo grande que es tu polla y de cuánto y tan bien le haces gozar, es de maricas. Hay muchos temas de amor, pero predomina el del machito buscavidas que folla con todas menos con la que a realmente quiere. Es un rol gastado hasta la saciedad. Se encumbra un tipo de relación tóxica, generalmente de dependencia e inmadurez -yo también he escrito sobre ese tipo de relaciones- pero vamos, echa un vistazo a la lista de 'Los 40 Principales', es más de lo mismo pero con menos tacos. Dependencia, machismo y amor romántico.

Toni: Creo que esta pregunta hace unos años hubiera tenido más sentido. Actualmente, sí existe un gran número de raperos con canciones de amor. Pero sí es cierto que en el rap parecía un tema tabú las canciones de este tipo y básicamente es porque el rap siempre ha sido muy de “machitos”, de tipos duros. En un género en el que, básicamente, tenías que demostrar tenerla más grande que el contrario. No había hueco para el amor. Si te ponías romántico demostrabas ser un flojo, una “nenaza”. Recuerdo que hace bastantes años leí que, en un concierto en Madrid, Kase O se puso a hacerse una capela con dejes de canción de amor y el público comenzó a silbarle, ¡al mejor rapero en lengua castellana! Pero creo que ese cerco ya se ha roto y se ha superado. Al menos, en cierta medida.

'Un bolero en Berlín'

P: 'La soledad del corredor de fondo' suena muy potente, pero me cuesta aceptar el uso de la palabra “rebaño” para describir al grueso de la población. ¿No es hora de dejar de culpar a la mayoría por sucumbir a las inercias del sistema? En el fondo, las élites despliegan discursos y sistemas de seducción muy potentes, ¿no?

Nega: Nuestras letras no son tratados políticos, ni directrices a seguir por ningún partido. Además, nosotros no estamos aquí para transformar el modo de producción; para eso no hace falta un grupo, hacen falta sindicatos valientes, partidos coherentes y organización popular en los barrios y en los centros de trabajo. Lo que pasa es que algún artista de izquierdas despistado se cree que ya se milita por escribir un par de canciones protesta. Y una mierda. Que me pase la vida viajando y que me inviten a beber no es militar, militar políticamente es algo mucho más jodido. Es comerse reuniones tediosas que no llegan a ningún acuerdo, es pegar carteles, es patear, es pagar cuota, es hacer fotocopias, organizar actos… cosas que están muy lejos de tocar en una sala llena y después irte a un hotel después de hacerte cien fotos. Nuestras letras son políticas pero también puede reflejar estados de ánimo. Yo hay veces que creo que el cambio es posible y que mucha gente está tomando conciencia y organizándose y otras estoy capa caída y pienso que este país de borregos y gilipollas no cambiará nunca. Las letras nunca pueden ser unidireccionales. Es como cuando nos dicen si no resultamos elitistas cuando mencionamos a Pasolini, a Bergman o a Gramsci; puede que lo seamos en un momento concreto, pero igual que puede haber una referencia cultural no apta para todos los públicos, luego se puede describir una situación súper vacilona, vulgar o de andar por casa. Lo suyo y lo complicado es encontrar cierto equilibrio.

Toni: Además, cuando escribes una letra tienes un límite de palabras y, a veces, piensas que una sola palabra puede -y debe- resumir lo que quieres expresar. Y en este caso nos resultó que “rebaño” era la palabra idónea para lo que queríamos contar. Como bien dice Nega, nuestras letras no son tratados políticos. Tampoco somos un partido, somos un grupo de música y a veces hay que buscar la manera más fácil de trasmitir las ideas al público porque en el rap, en una canción de cuatro minutos, puedes decir muchas cosas. Demasiadas, tal vez. No hay que darle más vueltas, nos pareció el término que mejor cuadraba con lo que queríamos expresar. Si es en tono descriptivo o despectivo, que lo decida el oyente.

P: Es obvio que en nuestro país el hop-hop sufre discriminación mediática. Vosotros contáis entre vuestros fans a alguien que puede acabar de presidente del gobierno el próximo 29 de junio. ¿Pensáis que Unidos Podemos terminará con el 'apartheid' cultural que sufre el hip-hop en castellano?

Nega: Estaría bien que ocurriera, pero no sólo con el hip-hop. En este país parece que sólo existen dos modos de entender la cultura: por una lado la cultura masiva de las radiofórmulas y el modelo Melendi y por otro el elitismo hípster de las revistas de tendencias y Radio 3. Ambos modelos marginan a la música comprometida y a los artistas que se mojan o se posiciona políticamente.

Toni: No creo que sea su prioridad pero, en cierto modo, ya lo están logrando. Pablo Iglesias sube temas nuestros a Internet o Alberto Garzón con canciones de La Raíz, a veces tiene más repercusión que un programa de Radio 3. Y lo lógico sería que nosotros o La Raíz sonáramos en más medios de comunicación por nuestro tirón de público. Por no hablar de nuestro grupo, te pongo el ejemplo de La Raíz. Vienen de meter diez mil personas en su presentación en Valencia. De agotar tres fechas en Madrid y dos en Barcelona meses antes de celebrar esos conciertos, etcétera. ¿No crees que es suficiente como para tener mayor repercusión mediática? Pues parece que no. Y eso que ellos, aunque tienen letras comprometidas y se mojan, no tienen el carácter explícito de nuestra música. Pero ni con esas. Tienen sus cuatro grupos, sus cuatro colegas y alrededor de ellos creen que gira el mundo. Luego les tocará cancelar giras o conciertos y se sorprenderán.

'Rueda la corona'

P: ¿Cómo es Pablo Iglesias como oyente de hip-hop?

Nega: No tiene mucho tiempo y el pobre se quedó en Beastie Boys, Public Enemy, Wu-Tang Clan y supongo que alguna cosita más de la época.

Toni: Visto los gustos actuales, casi mejor quedarse en aquella gloriosa época.

P: ¿Qué raperos de aquí os parecen más potentes ahora mismo? Y por qué, claro.

Nega: Así que haya salido recientemente Ayax y Prok -es el hardcore de toda la vida que siempre me gustó-, Foyone -se lo curra mucho-, Juancho Marqués y el Hombre Viento -musicalmente no suenan a nada que se haya hecho antes en este país-. Y luego esperando el disco de Kase O como agua de mayo, por razones obvias.

Toni: Además de lo que dice Nega, la escuela de Zaragoza vuelve a tener cosas buenas como Lone u Ossian, manteniendo -y renovando- el sonido de Zaragoza que tantas alegrías dio años atrás. Además, también de la ciudad del viento tiene que salir disco de Xhelazz, que tantos años después del anterior hay ganas de catarlo y ver su evolución. De Valencia me quedo con Día Sexto, porque creo que tiene un talento natural a la hora de rapear y siempre ha probado hacer cosas distintas. También con Charly Efe, que acaba de sacar ‘Limbo’ y siempre como letrista es imprescindible y una garantía. Pero sí, hasta que llegue Kase O y nos vuelva a joder a todos. Jajaja.

Rap Hip-Hop Pablo Iglesias Pablo Casado Noticias de Podemos Melendi Trap
El redactor recomienda