del 20 de mayo al 12 de junio

Miguel del Arco y Paco León se pasan a la zarzuela

Director y actor se embarcan en '¡Cómo está Madriz!', una adaptación moderna y cargada de sátira política de 'La Gran Vía' y 'El año pasado por agua', de Chueca y Valverde

Foto: Paco León protagoniza la zarzuela '¡Cómo está Madriz!'
Paco León protagoniza la zarzuela '¡Cómo está Madriz!'

Las entradas están prácticamente vendidas. Un síntoma de que a la zarzuela se le puede quitar la caspa que muchos le ven sobre los hombros si tras ella hay nuevas propuestas, nuevas caras y nuevos enfoques que salgan al encuentro de nuevos públicos. Algo en lo que la ópera le saca ventaja pero que demuestra con creces que no solo es posible sino imprescindible de cara al futuro. Este fue uno de los principales objetivos de Daniel Bianco cuando llegó a la dirección del Teatro de la Zarzuela y ahora se materializa en uno de los estrenos de la temporada que llega de la mano del exitoso director teatral Miguel del Arco y del actor y director de cine Paco León.

Ambos se han unido para asaltar por primera vez la zarzuela con una revisión moderna, "poco pura" y cargada de sátira política de dos piezas míticas del género chico: 'La Gran Vía' y 'El año pasado por agua', de Federico Chueca y Joaquín Valverde. Texto y música se funden en un viaje onírico cargado de fantasía en '¡Cómo está Madriz!' (del 20 de mayo al 12 de junio). "Prefiero provocar antes que aburrir y no creo que nadie se vaya a aburrir con esta zarzuela, que gustará al público típico y será un cebo para el potencial", asegura el actor sevillano.

Él da vida a Paco, un hombre de 2016 que vive en la Plaza Mayor harto de los festivales, concentraciones y demás actos que tiene que sufrir bajo su ventana hasta que un profundo y casi alucinógeno sueño le llevará a finales del siglo XIX a un Madrid que no dista tanto del que vivimos ahora. Es el Madrid de la construcción de la Gran Vía pero también el de insignes madrileños como Valle-Inclán, Unamuno, Machado o Gómez de la Serna. También es el Madrid de un turnismo considerado inamovible representado por Cánovas y Sagasta, el de un joven Pablo Iglesias que intentar dar la vuelta a la política, y el de una ciudad marcada por los proyectos megalómanos de sus regidores y en lucha por la libertad de expresión y los trabajos dignos. ¿Siglo XIX o XXI?

 

"Es algo que está de plena actualidad", remacha León. "Habla de la libertad de expresión, de la lucha de clases, de la municipalidad, de lo que es tradicional y moderno", añadía Del Arco. "Tienes el bipartidismom y a un Pablo Iglesias que viene de alguna manera a interrumpirlo. Los paralelismos estaban cantados para que todo lo que contaron los autores del siglo XIX saliera disparado hacia al siglo XXI, que era mi intención. Para mí esa es la mirada contemporánea", cuenta Del Arco a El Confidencial. Porque no hemos cambiado tanto y, añade, en el fondo "nos vamos repitiendo como la morcilla de Burgos".

Precisamente el director siempre ha asegurado ante cada uno de sus proyectos que su objetivo es interpelar al público de hoy. Eso es lo que pretende con esta versión libre, y muy retocada, de estas dos zarzuelas que se concibieron casi como dos partes dado el éxito de la primera. "La risa es necesaria y se agranda cuando los espectadores se sienten directamente interpelados como ciudadanos y mengua cuando ven en el escenario un momento que no tiene nada que ver con ellos", asegura.

Del Arco explica que aunque había recibido varias llamadas para debutar como director escénico de zarzuela, fue el ofrecimiento de Bianco de hacer 'La Gran Vía' el hecho determinante. "Sin ser un gran aficionado a la zarzuela, no había ni un solo tema que no conociera. Son 'greatest hits' que están en nuestro ADN. Se me ocurrió una manera de meterle mano y esa vía, de repente, se volvió más luminosa y me apeteció mucho", asegura. A eso se sumó que tras dirigir 'Hamlet', el cuerpo le pedía una comedia enloquecida como esta que le permitiera jugar con muchos elementos como la prosa, el verso, las canciones, o pasar de siete a 80 actores y cantantes.

El equipo de '¡Cómo está Madriz!' (Efe)
El equipo de '¡Cómo está Madriz!' (Efe)

Por eso, avisan de que este en '¡Cómo está Madriz!' se han tocado mucho los originales y ante las posibles protestas de los más puristas del género, Del Arco apunta que no ha sentido nada reparo en adaptar los libretos, menos tras haberlo hecho ya con Molière o Shakespeare. "De lo que se trata siempre es de que la gente se sienta como espectador y vea si esto tiene sentido, si les divierte y si les hace olvidar no piensan en si has tocado una letra. Además de que no estamos hablando de alta literatura dramática. Son libretos que se hacían muy deprisa, porque era un teatro por horas casi como el microteatro, y eran excusas para hilar número musicales".

Renovarse o morir

Bianco deja entrever que en la presentación de la próxima temporada, que tendrá lugar a finales de mes y será la primera diseñada íntegramente por él, habrá más apuestas como esta para seguir renovando el género chico y sumando espectadores entre el público juvenil e infantil. Es, de hecho, algo "absolutamente necesario" para Del Arco. "De otro modo, cuando se muera la generación que sustenta este teatro, lo tendrán que cerrar porque no habrá público. Es condición sine qua non buscar al público y peleárselo, y mucho más si estamos hablando de un teatro público".

Hay músicas de nuestra zarzuela que no podemos permitir que sean etiquetadas como un espectáculo casposo. Hay músicas brillantes. 'La Gran Vía' está llena de greatest hits"Hay que captar nuevos espectadores que llenen y rejuvenezcan el patio de butacas, lo que no quiere decir echar a los más mayores. En absoluto. Es simplemente concitar nuevas atenciones", agrega. Además apostilla: "hay músicas de nuestra zarzuela que no podemos permitir que sean etiquetadas como un espectáculo casposo. Hay músicas que son brillantes. 'La Gran Vía' está llena de 'greatest hits' que hacen que uno quiera celebrar la vida y se sienta orgulloso de que eso lo hiciera un español. Tenemos a Barbieri, Chueca, Valverde... Hay que reivindicarlos. Tenemos grandísimos músicos y partituras". 

Por su parte, León explica sobre su salto a la zarzuela que sabe que se ha metido "en camisa de once varas". "Es un proyecto arriesgado del que no tengo necesidad pero sí las ganas. Es un deber de cualquier intérprete alejarte de tu círculo de confort".  "Me enorgullece participar en este proyecto porque me parece rompedor", añade y sobre su papel, recalca, es como "el pegamento escénico que va hilando" las canciones y la parte actuada. Junto a él, estarán sobre el escenario la soprano María Rey-Joly, el barítono Luis Cansino, la soprano Amelia Font, el tenor y actor Ángel Ruiz o los actores Manuela Paso o Jorge Usón. Cansino daba las pistas de este espectáculo apto para público "con ganas de ver teatro, y aparte algunos salimos y cantamos". Entre ellos, Paco León que se atreve con alguna pieza.

Pedro Moreno firma el vestuario de este viaje onírico y Eduardo Moreno una escenografía que juega con proyecciones y pretende ser más evocadora que realista al estilo, ejemplifica León, de 'A midnight in Paris' o 'Alicia en el país de las maravillas'. La dirección musical corre a cargo de José María Moreno, quien define '¡Cómo está Madriz!' como un "popurrí muy bien hilvanado" con 25 números musicales de las dos obras clásicas, además de un fragmento de otra zarzuela: "Es una sorpresa que os va a sacar una sonrisa", deja en el aire.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios