CAMPAÑA ELECTORAL EN ESTADOS UNIDOS

Spencer Tunick recluta a 100 mujeres desnudas para cegar a Donald Trump

En cueros y sosteniendo espejos como si llevasen un sol entre las manos, esta es la última 'performance' del fotógrafo que más cuerpos congrega en sus obras

Foto: La feminidad que deslumbrará a Trump. (Spencer Tunick)
La feminidad que deslumbrará a Trump. (Spencer Tunick)

Que son ellas las que llevan la sartén por el mango, o la papeleta electoral por el filo, es según el fotógrafo Spencer Tunick una verdad tan rotunda como un trasero desnudo o, mejor dicho, como cientos. Porque el fotógrafo neoyorquino se propone dar una sorpresa al candidato republicano Donald Trump en la próxima convención nacional de su partido, y es nada más y nada menos que reclutar a un centenar de féminas que quieran 'deslumbrar' al magnate a su llegada a Cleveland el próximo 17 de julio.

“La fotografía involucrará a 100 mujeres desnudas que sostendrán espejos circulares, reflejando el conocimiento y sabiduría de las mujeres progresistas y el concepto de la Madre Naturaleza”, explicaba el artista en su web. La representación 'Todo lo que ella diga significa todo' (''Everything she says means everything') ha sido duramente criticada por una parte del feminismo norteamericano, a pesar de que el mismo Tunick proclamaba en un alarde 'new age' que no se trata de politizar un cuerpo, sino de expresar una idea de “sagrada feminidad”. “Esperamos sugerir que la mujer es el reflejo y la encarnación de la naturaleza, el sol, el cielo y la tierra”, decía.

Aunque desde que se inició la campaña muchos artistas han realizado acciones para ridiculizar a Trump -los retratos del candidatos con un pene minúsculo o convertido en piñata son un ejemplo-, Tunick señala que su futura 'perfomance', que lleva preparando desde 2013, no tiene ninguna intención de protesta, pero sí la de augurar que en estas elecciones “las mujeres decidirán el resultado y tendrán una presencia más fuerte en política, en el futuro del país y en el futuro del mundo”.

El rey de los desnudos masivos

“Si el ser humano aún teme la desnudez, ¿cómo va a cambiar la sociedad?”, se preguntaba este fotógrafo, cuya popularidad nació en 1992, cuando empezó a fotografiar personas en cueros en las calles de Nueva York. Y a partir de ese momento, decidió primero ampliar su trabajo a otros estados y progresivamente ¡al mundo! Desde Brujas hasta Buenos Aires, de Chile a Barcelona; cada vez que Tunick aterriza en una ciudad se congregan miles de voluntarios para sumarse a una obra de arte de cuerpos tapizando el asfalto. Y no es baladí: en 2007 consiguió batir un récord al reunir a cerca de 19.000 personas en la Plaza de la Constitución de México.

De lo público a lo privado, de lo moral a lo inmoral, de lo individual a lo colectivo; las instalaciones de cuerpos desnudos del neoyorquino plantearon encendidos debates sobre el significado de su arte (o la ausencia de este), y en no pocas ocasiones se ha visto con problemas para llevar sus obras a cabo, sobre todo al principio de su carrera, cuando fue arrestado en Nueva York por fotografiar a un centenar de personas.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído