Manolo Tena, el conductor suicida y su amigo Sabina
  1. Cultura
fallece el cantante manolo tena

Manolo Tena, el conductor suicida y su amigo Sabina

El artista pacense Manolo Tena, quien llegó a inspirar al legendario Sabina para una de sus canciones, nos decía adiós el pasado 4 de abril tras una vida marcada por los excesos

placeholder Foto: El cantante Manolo Tena. (EC)
El cantante Manolo Tena. (EC)

La historia de Manolo Tena (Benquerencia de la Serena, Badajoz, 1951) es el relato de un superviviente. Tras dar sus primeros pasos musicales en la banda Cucharada, la década de los ochenta puso los mimbres del que sería una de las voces clave de la movida y uno de los artistas más relevantes del pop-rock nacional. Fueron años intensos: grabaciones, discos, actuaciones... Su carrera profesional pronto se vio salpicada por unas adicciones a las que Tena prefería no poner nombre y que terminaron por quebrar su voz ante los micrófonos.

[Lee aquí: Muere Manolo Tena, la voz rota de la movida]

Con mayor o menor entereza, Tena siempre consiguió levantarse. Estaba muerto y decidió vivir. Desde joven tropezó con las drogas y años más tarde, cuando empezó a cosechar sus primeros éxitos, se dio de bruces con Hacienda y una ingente cantidad de deudas. "Me tomaron el pelo", explicó en una entrevista. Él mismo creía que su carrera estaba acabada, que nadie querría contar más con él y que la posibilidad de firmar un contrato musical se revelaba como algo imposible. Pero lo logró, y el tatuaje de su antebrazo -"Sobrevivir", en japonés- se convirtió en un recordatorio para toda una generación que creía que nunca le volvería a ver sobre los escenarios.

Junto a él, Joaquín Sabina, uno de sus tantos compañeros de fatigas, quien a veces estuvo cerca y otras un poco más lejos -estuvieron una larga temporada sin hablarse-, aunque siempre ahí. De hecho, el cantante jiennense llegó a producirle un disco cuando se enemistaron. "Es un amigo", afirmó Tena en una entrevista concedida a La Sexta.

[Lee aquí: Manolo Tena, en diez frases: drogas, antifranquismo y Kurt Cobain]

Fue precisamente Sabina quien escribió una canción con retazos de las andanzas de su amigo Tena. 'Conductores suicidas', publicada en 1992, está inspirada en el cóctel de drogas, excesos y anécdotas de la vida del pacense. Sabina lo agitó -amén de exagerarlo, según confesó- y sin perder un ápice de su estilo le dio la forma de una canción que estos días resuena más que nunca entre panegíricos y loas al trabajo del artista.

Escuche 'Conductores suicidas' de Joaquín Sabina

Previamente, Tena había comenzado su carrera en solitario con el disco 'Tan raro' (1988). Fue un debut discreto, poco exitoso. Más tarde volvió a componer para otros artistas como Miguel Ríos o Ana Belén.

Fue en 1992 cuando probó las mieles del éxito con su mítica 'Sangre española'. El cantante llegó a vender más de 800.000 discos y fue en ese momento cuando comenzó a fraguarse su meteórica carrera a los cielos y posterior caída a los infiernos.

[Lee aquí: Los grandes éxitos de Manolo Tena: de 'Sangre española' a 'Tocar Madera']

Basta un repaso por las hemerotecas para constatar la valentía de Tena al hablar de su enfermedad. El cantante no se lamía las heridas, se mostraba sereno y no daba respuestas pusilánimes ante ninguna cuestión. Eso sí, al pacense no le gustaba mentar a la bicha. Prueba de ello es el documental estrenado en 2015 'Manolo Tena, un extraño en el paraíso'. "En el documental no hablo de drogas", señaló en una entrevista con 'LOC'.

[Galería: multitud de famosos despiden al artista en su capilla ardiente]

La muerte de Tena se añade a la lista de artistas que, como Antonio Flores o Antonio Vega, configuraron los años de la movida madrileña y definieron el futuro de la música de las generaciones posteriores.

'Conductores suicidas' de Joaquín Sabina

No voy a negarte que has marcado estilo,
que has patentado un modo de andar
sin despeinarte por el agudísimo filo
de la navaja de esta espídicaciudad…
sabias hacer turismo al borde del abismo
pero creo que de un tiempo a esta parte
te has deslizado al lado marrón,
tu que eras un maestro en el difícil arte
de no mojarte bajo un chaparrón.
buscando en la basura un gramo de locura,
dime que es falso que ya nunca escribes
que has empeñado el reloj de Raquel,
que tu corazón no haya quien lo motive,
que has perdido siete kilos en un mes,
¿como te has dejado
llevar a un callejón sin salida,
el mejor dotado
de los conductores suicidas?
“no es asunto tuyo -me dirás- y punto”
pero reconoce que es crudo aceptar
que no hay ser humano que le eche una mano
a quien no se quiere dejar ayudar,
y búscate la vida, en dirección prohibida,
pero no impedirás que levante mi vaso
a tu mala salud y te invite a brindar,
muerta la amistad sabe igual que el fracaso
y a los dos nos gusta el verbo fracasar,
así que tu ni caso,
por no agobiarte paso
de hacerte la cuenta de las papelinas,
de que no te fíe ni rafa el del pub,
de que vendas chapas en ciertas esquinas,
de que te conozcan en cada hospital.
¿como te has dejado
llevar a un callejón sin salida,
el mejor dotado
de los conductores suicidas?

Título: 'Conductores suicidas'

Año: 1992

Letra: Joaquín Sabina

Música: Joaquín Sabina, Pancho Varona

Disco: Física y Química (1992)

Música Manolo Tena Joaquín Sabina
El redactor recomienda