nuevo incendio en la sociedad

La SGAE hace dimitir a su presidente

El Consejo de Dirección de la entidad ha acordado esta tarde la dimisión de José Luis Acosta. La Junta Directiva tiene hasta 30 días para designar a su sustituto

Foto: Acosta dimite como presidente de la SGAE (Efe)
Acosta dimite como presidente de la SGAE (Efe)
Autor
Tags
Tiempo de lectura4 min

Los incendios en la Sociedad General de Autores y Editores no cesan. Desde que se abrió la Operación Saga en el verano de 2011, la SGAE no levanta cabeza. Tras la sucesión de presidentes y la división interna entre colegios, el verano pasado parecía que la paz había llegado a la entidad pero fue un mero espejismo. La pasada asamblea general de la sociedad tumbó la modificación estatutaria y la respuesta inmediata ha sido la dimisión del presidente José Luis Acosta.

Según ha podido saber El Confidencial, el Consejo de Dirección que se está celebrando esta tarde ha empujado a Acosta a presentar su dimisión. El hasta ahora presidente ha presentado su renuncia ante la falta de apoyos de los miembros de la sociedad como, por otro lado, quedó patente el pasado mes de febrero tanto en la asamblea como por el cruce de acusaciones vertidas entre los principales miembros de la entidad.

La Junta Directiva es la que ahora tiene que decir quién será su sustituto. Tiene hasta 30 días para aceptar un candidato pero todo parece indicar que se resolverá mucho antes. Miguel Hermoso, el vicepresidente de más edad tal y como marcan los estatutos, será su sustituto provisional. 

José Luis Acosta fue elegido presidente en julio de 2013 en sustitución de Antón Reixa y, tras dimitir, reelegido en febrero de 2015 como el tercer presidente de la entidad en unas elecciones tensas en las que participación no llegó ni al 12% de los socios con derecho a voto. Tras poco más de dos y medio en el cargo, la SGAE recibirá ahora a su cuarto presidente de la era post-Teddy.

Su dimisión era algo esperado dentro de la sociedad. Desde hace un par de semanas ya se comentaba, especialmente tras el varapalo que supuso la última asamblea general y la oposición de la gran mayoría del Colegio de Pequeño Derecho, los músicos que representan el 80% de los socios de la SGAE. Parecía claro que en la siguiente asamblea, que se tendrá que celebrar entre mayo y junio y donde podría repetirse la situación de oposición, no iba a seguir al frente de la entidad pero aun así, miembros del consejo, aseguran que no esperaban que la dimisión llegara tan rápido.

Acosta en una foto de archivo (Efe)
Acosta en una foto de archivo (Efe)

Acosta, por su parte, ha remitido un comunicado a los socios en el que explica que ha presentado hoy su "dimisión irrevocable" como presidente por la imposibilidad de compatibilizarla con su profesión como guionista y productor y su vida personal. "Desde que asumí la presidencia, manifesté mi voluntar de ejercerla sin arrinconar mi profesión, mi oficio de guionista. En estos últimos meses, el esfuerzo realizado por compatibilizar ambas ha terminado erosionando mi salud y mi vida personal lo que me ha llevado a tomar esta decisión", explica.

Prosigue pidiendo "disculpas por los posibles errores que haya podido cometer en estos años" y agradeciendo el trabajo a los empleados de la sociedad. "Estoy seguro de que con voluntad positiva, unidad y coraje podremos defender mejor los derechos de los autores, tan vulnerables en estos duros tiempos", concluye.

Ahora se abre en la SGAE otro nuevo proceso de movimientos, luchas entre colegios por cuotas de poder y guerrillas internas en el que los candidatos tendrán que reunir 20 votos de los 39 miembros que componen la Junta Directiva. José Miguel Fernández Sastrón, que se ha enfrentado a Acosta en varias ocasiones, es uno de los que a buen seguro se postulará como nuevo presidente de la sociedad aunque hoy mismo ya han empezado las llamadas a los socios de tanteo de otros presumibles candidatos.

En cualquier caso, lo claro parece que las cuentas y la seducción será la tónica durante los próximos días porque, aunque los estatutos dan un plazo de un mes, la próxima semana podría quedar resuelta la decisión. El nuevo presidente de la SGAE se enfrentará (otra vez) al reto de terminar con las guerras que salpican a la sociedad desde 2011 y conseguir que el consenso reine en la casa para poder centrarse en la recaudación y la modernización de la entidad. 

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios