UN TALENTO TARDÍO Y ROMPEDOR

Julia Cameron: la dama negra de la fotografía que sentó al príncipe de Prusia

Abandonó los salones y convirtió el granero en su laboratorio, donde pasaba horas interminables experimentando con su cámara

“Quizás te divierta, madre, intentar hacer fotografías durante la soledad en Freshwater”, escribió su hija en la nota que acompañaba a la cámara de fotografías, un obsequio que ella y su marido hacían a la flamante lady Cameron, que pasaría a los anales de la historia como Julia Margaret Cameron, la dama negra de la fotografía artística, una de las grandes pioneras del arte de la imagen estática del siglo XIX. Desde hoy y hasta el próximo 15 de mayo la Fundación Mapfre acoge una exposición de cien de sus instantáneas.

[Vea las fotografías de Julia Cameron]

Amiga de artistas e intelectuales como Charles Darwin, quien posó para ella, su sobrina-nieta, la escritora Virginia Wolf, escribió sobre Julia Cameron: “Nada le importaban las miserias ni el rango de sus modelos. Tanto el carpintero como el príncipe coronado de Prusia debían permanecer sentados e inmóviles como piedras en las actitudes que ella elegía”.

Abandonó los salones y convirtió el granero en su laboratorio, donde pasaba horas interminables experimentando con su cámara, hasta el punto de que un año después de recibir este regaló, llegó a declarar: “Aspiro a ennoblecer la fotografía, a darle el tenor y los usos propios de las Bellas Artes, combinando lo real con lo ideal, sin que la devoción por la poesía y la belleza sacrifique en nada la verdad”. Y vaya si lo consiguió. Prueba de ello es su estilo desenfocado y deteriorado y las series de madonnas y las “Fantasías con efecto pictórico”, donde los retratos tienen un cariz onírico.

Si fue una artista o una ignorante atrevida "es un gran misterio", explicaba la comisaria de la exposición Marta Weiss, respecto a la vida de esta misteriosa fotógrafa que no tuvo  contacto con ningún arte visual previo a que regalasen la cámara. Sin embargo, quién puede negarnos que en el arte también existen las epifanías. 

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios