las atracciones de tefaf

El Monet olvidado que sorprende al mundo

No se había vuelto a ver desde 1916, cuando se sorteó para recaudar fondos para los soldados franceses arrestados en la I Guerra Mundial. Se vende por 715.000 euros

Foto: 'Paysage, environs du Havre', de Monet
'Paysage, environs du Havre', de Monet

Es pequeño. Mide 24 x 31 cm. y no se había vuelto a ver desde 1916. No es una de las obras más características del padre del Impresionismo, pero sí uno de los pasteles más desconocidos de Claude Monet. La galería londinense Richard Green lo ha traído hasta TEFAF Maastrich convirtiéndolo en una de las piezas más atractivas de esta 29 edición de la feria de arte y antigüedades más exclusiva y prestigiosa del mundo.

La fotografía de 'Paysage, environs du Havre' se ha guardado con el máximo celo hasta la inauguración oficial de la feria este viernes. Se vende por 715.000 euros y ha pasado exactamente un siglo desde la última vez que se vio en público. Monet pintó este pastel que recrea un paisaje del Val de Grâce, cerca de Le Havre, con apenas 28 años y en marzo de 1916, cuando ya era uno de los grandes maestros del Impresionismo, lo donó a una subasta benéfica creada para ayudar a las familias de los prisioneros franceses de la I Guerra Mundial

El escritor Paul Desachy ganó la obra y desde 1976 ha estado en una colección privada de Francia. Nunca se había visto hasta su exhibición en TEFAF. La obra se vende junto a la carta que Monet escribió desde su casa de Giverny al ganador de la obra, y que sorprendentemente ha permancedio todo este tiempo guardada junto al cuadro. Fechada el 20 de mayo de ese mismo año, cuenta, y del tono se desprende que ambos se conocían, que puede escuchar los cañones alemanes en el frente Occidental y se disculpa por la tardanza en recibir su misiva porque está inmerso en pintar la que sería su serie más célebre: los 'Nenúfares'.

Imagen de la feria TEFAF Maastrich (P.C.)
Imagen de la feria TEFAF Maastrich (P.C.)

Pero el compromiso de Monet en causas benéficas como esta a la que cedió el cuadro iba mucho más allá. Esta rifa fue creada por Rachel, esposa del poeta y crítico de arte Gustave Kahn, y buscaba recudar dinero para los soldados de guerra franceses apresados por los alemanes. No sería la única vez que colaborara con los Kahn. Kahn y Émile Zola fueron dos de los grandes defensores de Alfred Dreyfus, el capitán judío acusado de espiar para los alemanes. Cuando Zola escribió en 1898 'Yo acuso' denunciando el antisemitismo y la corrupción del caso, Monet fue uno de los firmantes.

Una obra sofisticada y desconocida

"Es una pieza muy interesante para los coleccionistas por su sofistificación", cuentan desde la galeria Richard Green a El Confidencial. Lo interesante de este pastel de Monet es que está firmado con sus iniciales y fechado en 1878, aunque el propio pintor dice en la carta que en realidad es de 1868.

Según los galeristas, este paisaje se inspira en las inmediaciones de la granja Saint-Simeon en el Val de Grâce, cerca de Le Havre, donde la familia Toutain regentaba una posada frecuentada por pintores desde 1840. Monet trabajó aquí en 1864 junto a Eugène Boudin y Johan-Barthold Jongkind, considerados por el francés dos de sus maestros e inspiradores. En la época en la que está datado este paisaje, vivía en Normandía. Unos meses antes había sido padre junto a Camille Doncieux de su hijo Jean. La pareja, que no estaba casada y fue reprobada por sus familias, vivía entre París y Normandía.  

Mientras que los óleos de Monet referidos a esta época son escenas costeras, este pastel de tintes bucólicos se centra en el interior. De hecho, el pintor escribe que representa el lugar donde tuvo "la íntima conexión, omnipresente con las raíces de su infancia y su adolescencia". Los pasteles de Monet, mucho menos conocidos que sus óleos, pasan normalmente desapercibidos en las colecciones privadas o los departamentos de grabados de los museos. Además, sólo los utilizó en tres momentos de su vida: entre 1857 y 1878; a mediados de la década de los ochenta y en su viaje a Londres en 1901. Aparte de sus pinturas del Tamesis, son prácticamente inéditos. De los 75 paisajes hechos con pastel antes de 1901, solo uno o dos no se representa la zona normanda donde creció. 

La primera vez que expuso sus pasteles, sin demasiado éxito en las ventas, fue en la primera exposición impresionista de 1874 pero valoraba estos trabajos como demuestra, explican, que estuvieron guardados cuidadosamente en su estudio y a menudo están firmados y fechados. Además, varios de ellos se los dio a amigos -por ejemplo, dos pasteles fueron su regalo de bodas para la nieta del marchante Paul Durand-Ruel- o asociaciones de caridad, como el paisaje con casas que donó a una causa benéfica organizada por el novelista Edith Wharton o este que 100 años después vuelve a ver la luz. Desde TEFAF aseguran que la galería mantendrá el mismo espíritu solidario que el artista y donará parte del precio de la venta a la asociación Help for Heroes, que apoya a los veteranos de guerra.

Los precios de Monet

Este nuevo Monet inédito hasta la fecha que se presenta en TEFAF Maastrich sale a la venta por 715.000 euros. Evidentemente es un precio mucho más bajo que otras obras del padre del Impresionismo al tratarse de un pastel y por su tamaño, inferior que sus célebres óleos.

'La châpelle de Notre-Dame de Grâce, Honfleur' fue el último óleo de Moment que se vendió en diciembre de 2015 en una subasta en China por 2,9 millones de euros, convirtiéndose a su vez en el lienzo más caro subastado en el país. En junio del año pasado también se vendió una de las pinturas más caras de la serie los 'Nenúfares', por 31,7 millones de euros, en una subasta en Sotheby's. Fue el segundo mejor precio alcanzado por una obra de Monet. El récord lo ostenta otro cuadro de esta serie que fue vendido en 2008 por 51,3 millones de euros en Christie's.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios