la feria abre hoy sus puertas

Entradas a 200 pesetas, Chillida y Tierno Galván. Así fue ARCO82

Era febrero de 1982 cuando Juana de Aizpuru puso en marcha la primera edición de ARCO para dinamizar el coleccionismo español. La feria cumple su 35º aniversario

Foto: Inauguración de ARCO el año pasado. (EFE)
Inauguración de ARCO el año pasado. (EFE)

Rojo. Amarillo. Azul y blanco. Mondrian había tomado el exterior del Palacio de Congresos de la Castellana. Dentro, 364 artistas de 14 nacionalidades daban la bienvenida a la primera edición de ARCO. Era 1982. El año de Naranjito, del estreno de 'ET', en el que nacieron The Smiths y Michael Jackson lanzaba 'Thriller', el de la incorporación de España a la OTAN, la victoria de Felipe González y la Movida. Por los pasillos de la feria, Chillida, Calvo Sotelo o Tierno Galván.

ARCO82 arrancaba del 10 al 17 de febrero con las entradas a 200 pesetas. El objetivo era crear mercado en el arte español y familiarizar al público con el coleccionismo, una actividad prácticamente inexistente en un país recién salido de la dictadura. Más de 25.000 personas pasaron por la primera feria de arte contemporáneo de España, como contaba entonces 'El País'. Pero en realidad ARCO nacía cuatro años antes. "Yo siempre había tenido clarísimo que el arte es universal. Cuando llegó la democracia, empecé a viajar y a hacer contactos internacionales, iba a eventos y ferias de arte. Yo me había imaginado que mis colegas trabajarían a otros niveles y con posibilidades superiores a las de España. Hablamos de lugares donde había un coleccionismo muy fuerte, como Alemania y Nueva York. No me imaginaba lo fantástico que podía ser un evento de estas características", rememora con motivo del 35º aniversario de la feria que arranca hoy su creadora, la galerista Juana de Aizpuru

Cartel de la primera edición de ARCO.
Cartel de la primera edición de ARCO.

Y haciendo justicia al que después fue su sobrenombre -'Juana de Arco'-, Aizpuru decidió poner en marcha la primera feria de arte contemporáneo en España. Las de Colonia y Basilea fueron su inspiración, pero, matiza, "adaptándolas a la situación española porque estábamos en plena Transición". "Pergeñé la feria en mi mente con un marcado carácter cultural, porque lo primero que tenía que hacer era promocionar en España las tendencias internacionales y promocionar el arte y a nuestros artistas en el extranjero. Que fuera una ventana al exterior", agrega. En 1980 intenta sin éxito hacer ARCO en Barcelona. Cuando se enteró de que se estaba construyendo Ifema, se lo propuso al entonces alcalde Enrique Tierno Galván y a su director, Adrián Piera, un gran amante del arte. Tanto es así que, cuando fue a conocer a Sevilla su proyecto, le dio el sí inmediatamente.

En ARCO82 había obras de Picasso o Chillida pero también galerías nacionales como la mítica Theo e internacionales como la parisina Denisé René (que vuelve este año). Tampoco faltaron críticos y teóricos como Giulio Carlo Argan, Jean Luis Froment, Rudi Fuchs, Alexandre Cirici Pellicer, Laszlo Glozer o Lucio Amelio. Juana de Aizpuru recuerda que esos primeros años ochenta eran los del 'boom' de la Movida -"una eclosión cultural muy interesante"- y de los 'curators' a nivel internacional. Un caldo cultural creativo idóneo. De ahí, su idea de crear actividades en torno a la feria. Un modelo que después fueron imitando otras citas internacionales. 

La ministra de Cultura, Soledad Becerril, inaugurando ARCO82.
La ministra de Cultura, Soledad Becerril, inaugurando ARCO82.

"La primera edición salió fantástica. Los medios propiciaron un ambiente excepcional con la sociedad española. Desde entonces, se creó un público excepcional que se ha conservado a través de los años. Es como una fiesta del arte. No solo viene la gente vinculada al arte sino que le interesa a todo el mundo. Es un lugar de encuentro y de intercambio de ideas", analiza. También ayudó al éxito de la feria la medida del entonces ministro de Hacienda, Jaime García Añoveros, de eliminar el gravamen del 22,5% de impuesto de lujo para las galerías que participaron en ARCO (el impuesto estaba en el 24%).

"Se trataba de hacer coleccionismo"

"Se trataba de hacer coleccionismo, de promocionar a los artistas españoles y conocer aquí lo que se hacía fuera para que surgiera el coleccionismo, que era la principal incumbencia. Primero hay que conocer el arte. Después, amarlo, y entonces ya viene el deseo de poseerlo. Para que existiera el coleccionismo, había que crear esas circunstancias", afirma Juana de Aizpuru sobre un país que era virgen en el mercado de arte internacional y, más si cabe, en el de arte contemporáneo.

Juana de Aizpuru, junto a los entonces príncipes de Asturias en la inauguración de ARCO en 2013. (EFE)
Juana de Aizpuru, junto a los entonces príncipes de Asturias en la inauguración de ARCO en 2013. (EFE)

Cuenta que el balance de estos 35 años es muy positivo, aunque evidentemente "ha habido momentos mejores y peores, cambios y recuperación de espíritu". Se refiere a sus discrepancias con la dirección de la feria entre 2008 y 2010, cuando levantó la voz contra una feria que estaba relegando a un segundo plano a sus protagonistas: los galeristas. "Ahora, Carlos Urroz [director de ARCO] está recuperando ese espíritu del principio que se caracterizaba por la alegría del público y por las galerías participantes. Yo conseguí que los galeristas fueran los principales protagonistas, y los artistas a través de ellas, que les representan", explica.

Desde esa España prácticamente sin galerías ni coleccionismo hasta hoy, el mercado del arte ha cambiado radicalmente. Aunque la asignatura pendiente sigue siendo vender más, Aizpuru señala que ARCO ha conseguido ser "el promotor principal y quien ha creado la inquietud" por el coleccionismo. "El comprador ha cambiado completamente. Antes había dos o tres coleccionistas en España. Ahora, gracias a ARCO y al trabajo de las galerías durante todo el año, los coleccionistas han comprendido que hay que viajar, conocer la situación internacional, los museos, y están al tanto de lo que pasa".

No me jubilo. Mientras tenga salud, voy a continuar porque no se me ocurre cómo llenar mi vida con algo mejor que con mi galería y mi trabajoUrroz, por su parte, destaca que el estado del coleccionismo es bueno, aunque "España es un país pequeño con poca tradición en el coleccionismo". Por eso, asegura que "harán falta más de 35 años para que esto se asiente". De todos modos, el director de la feria afirma que "hay países en Europa que no tienen un vaso, sino todo un cubo lleno de coleccionistas" mientras que en España "el vaso está medio lleno". Lo que sí ayudaría a revertir esta situación, subraya, son medidas de protección del arte así como "una Ley de Mecenazgo e incentivos como el IVA reducido".

Hoy, el actual director de ARCO y su primera directora volverán a recorrer los pasillos de Ifema. Juana de Aizpuru, que no ha faltado ni una edición a la feria, este año tiene dos 'stands': el ya clásico suyo de 166 m2 y otro (de 35 m2) dentro del programa 'Imaginando otros futuros', que conmemora los 35 años de ARCO con sus galerías más míticas. Entre otros, presentará allí la obra de Rogelio López Cuenca y Eric Baudeler. Y deja un recado: "Se ha dicho por ahí que voy a cerrar. Desde aquí aprovecho para decir que es un infundio y mal intencionado. Yo no voy a cerrar. Siempre me preguntan si me voy a jubilar y siempre he dicho que no me jubilo. Mientras tenga salud, voy a continuar porque no se me ocurre cómo llenar mi vida con algo mejor que con mi galería y mi trabajo", zanja para seguir hablando de su buena salud. Y da fe de ello. Se despide pletórica para terminar de rematar su 'stand' y atender más entrevistas. Su feria y el arte le siguen poniendo las pilas a Juana de ARCO.

Así será ARCO 2016

ARCOMadrid abre hoy sus puertas hasta el domingo (desde el jueves abierto al público) para celebrar su 35 aniversario. Este año pasarán por la feria un total de 221 galerías, el 71% extranjeras, y el presupuesto es de 4,5 millones de euros.

Dentro de la programación, Solo Project girará en torno a 'El arte en la intersección con el tiempo' y 'La subversión por el camino del humor' y Opening seguirá centrándose en las galerías de menos de siete años de antigüedad. 

Destaca 'Imaginando otros futuros', un programa conmemorativo que reúne a 33 galerías en stand de 35 metros cuadrados que han sido icónicas para la feria. Además de la de Juana de Aizpuru, estarán Marian Goodman (Londres); Jan Mot (Bruselas); Xeno X (Amberes), Nordenhake (Berlín) o Fortes Vilaça (Sao Paulo).

Además, ARCO no terminará este domingo porque la feria se traslada a Lisboa en mayo (del 26 al 29) en la que será su primera edición fuera de España.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios