Monólogo de un artista desesperado
  1. Cultura
la campaña electoral se olvida de la cultura

Monólogo de un artista desesperado

En los largos debates que hemos presenciado recientemente se han discutido multitud de temas, no siempre prioritarios, pero ha estado ausente cualquier reflexión o propuesta relacionada con la cultura

Foto: '7D: El debate decisivo'
'7D: El debate decisivo'

Primer acto

(para leerlo en voz alta, muy pausado y ‘con intención’)

Todos sabemos que nuestra España tiene problemas muy graves que resolver. El paro y la ruptura territorial parecen ser los que más nos preocupan. Es por lo tanto lógico que los dirigentes políticos y en especial los candidatos a las próximas elecciones generales destaquen en sus intervenciones públicas las propuestas de solución.

(Pausa)

Sin embargo, en los largos debates que hemos presenciado recientemente, sí han discutido multitud de otros temas, no siempre prioritarios para los ciudadanos, pero ha estado ausente cualquier reflexión, propuesta o proyecto, relacionado con…

(Pausa para elevar el tono)

…la Ciencia, la Cultura y el Arte.

Ver el reciente 'Sálvame' político de ATRESMEDIA – enhorabuena por su récord de audiencia y por conseguir que ningún candidato se fuera enfadado - promocionado con igual ardor y entusiasmo que la Superbowl americana, con un despliegue nunca visto en semejante sarao, y observar A-TO-NI-TOS cómo, después de muchas horas –antes, durante y después del debate a cuatro-, NUNCA se mencionara por protagonistas, moderadores o tertulianos –una multitud– nada referente a los temas que nos preocupan.

(Pausa para emplear un tono más convincente)

… la Ciencia, la Cultura y el Arte.

¿Falta de sensibilidad? ¿Ignorancia? Es especialmente censurable que organizaciones de supuesta ideología progresista ignorasen temas tan importantes para el futuro de nuestro país.

Segundo acto

(Para decirlo sin texto delante, llenándolo de pasión verdadera)

En esta ocasión no estamos reclamando una reducción del IVA que grava con el 21% los productos culturales, sino escuchar propuestas que faciliten la creación en la cultura y el arte y permita desarrollar la Investigación Científica.

La industria cultural y todo lo relacionado con el arte y la Investigación, se encuentra en un estado lamentable.

Miles de jóvenes sin futuro, decenas de miles de ellos en paro, sin poder recibir subsidio alguno. Una fuerza generadora de ilusiones, felicidad, esperanza y sueños es ignorada por sus gobernantes presentes y al parecer futuros.

(Aquí hay que subir la indignación)

En la intervención del 7D, sí hubo dos menciones a algo que podríamos ligeramente relacionar con el cine. La recomendación a los españoles de Pablo Iglesias, para que vean '8 apellidos Catalanes'. ¿Puede alguien tomarse en serio estas ignorantes palabras? ¿Cómo alguien que se postula Presidente de 46 millones de españoles puede de verdad considerar necesario recomendar como instrumento cultural lingüístico, una película, en este caso una comedia bufa, muy respetable por otra parte, por el hecho de que tres o cuatro personajes suelten unas palabras en euskera, catalán o acento gallego? Lamentable la recomendación y sospechosos los gustos cinematográficos del Señorito Iglesias. Se explica que alguien tan demagogo pretenda mofarse del autor de 'La Peste' y ni siquiera se documente para hablar de Andalucía y sus luchas por su autonomía.

(Pausa para cerrar el razonamiento con menos pasión, pero mayor contundencia)

La falta de respuesta a Iglesias de los demás presentes en el debate aclara la calidad intelectual de todos ellos. ¿No se le ocurrió a ninguno de ellos recomendar algún otro de los muy estimables títulos de películas españolas en cartel?

Tercer acto

(Ahora hay que llenar el texto de emoción, de verdadera pasión, porque nos estamos jugando nuestra supervivencia profesional, la de nuestros hijos…y la de toda la sociedad. Es un llamamiento para salvar el alma del pueblo español… Sin miedo a la sobreactuación).

Si cuestiones tan importantes son ignoradas en los debates televisivos y otras apariciones públicas de los políticos, es más lamentable aún ver la confusión con que exponen sus proyectos en los programas electorales de sus partidos. Salvo el PP, todos coinciden en la necesidad de reducir el IVA. ¡Gran aportación y novedad! Un IVA que hace 3 años era del 8% y hoy es del 21%.

(Un gemido)

El resto de las propuestas de todos ellos son pura palabrería y promesas, casi todas irrealizables en una legislatura, pero fácil de justificar el no hacerlo.

No existe propuesta (se estrangula la voz) no existe propuesta de política cultural alguna y menos de apoyo al Arte o la Investigación. Sorprende otra vez Podemos con su intención de crear un Ministerio de Cultura, sin Educación… (otro gemido, aún mayor) pero añadiéndole Comunicación (!)

(El intérprete, congestionado, no puede continuar el discurso… Quizá pueda intentar un llamamiento último…).

Menos política y más cultura… Viva el arte

Industria cultural
El redactor recomienda