disección de urgencia de 'A HEAD FULL OF DREAMS'

Coldplay, mística de estadio a medio gas

El grupo británico, aspirantes al trono de U2, vuelven a entregar un disco mediocre

Foto: Un concierto de los británicos Coldplay (Efe)
Un concierto de los británicos Coldplay (Efe)
Autor
Tiempo de lectura7 min

Coldplay son parte del Olimpo del pop-rock, gracias a himnos de impacto global como 'Yellow', 'The Scientist' y 'Viva La Vida', pero también atraviesan uno de los momentos más delicados de su carrera. No componen una gran canción desde hace siete años, precisamente 'Viva La Vida' (2008), que se convirtió en el estribillo más popular de aquel año y del siguiente, desde las discotecas de verano hasta las celebraciones deportivas (fue el himno extraoficial de los seis títulos del Fútbol Club Barcelona). Desde entonces, habitan en una especie de limbo, donde cosechan igualmente llenos en estadios deportivos como el Vicente Calderón y críticas devastadoras a sus álbumes.

Los cuestionamientos más crueles llegaron con 'Ghost Stories' (2014), el disco donde Chris Martin narraba el tremendo bajón que le supuso su divorcio de Gwyneth Paltrow. El single 'The Sky Full Stars' fue descrito por 'The Atlantic' como "autobombo triunfalista que no merece sonar en la radio" y el álbum como "el más olvidable de la carrera de Coldplay". Especialmente criticado fue el relato de su divorcio de Paltrow, como ejemplo podemos citar estas frase de 'The Independent': "Las emociones que trata son grandes, pero las despacha con versos demasiado generales sobre dolor, amor, pérdida, trascendencia…Lo que falta son esas pequeñas observaciones cotidianas que contagian al oyente las sensaciones de una ruptura". La crónica completa de los numerosos "palos" a ese disco puede leerse en el texto 'El castañazo de Coldplay'

Coldplay, mística de estadio a medio gas

Cabezas llenas de sueños

Por eso era tan importante su siguiente paso, donde debían demostrar que su flojera pop era cosa del pasado. De momento, parece que su estatus pop está asegurado, ya que todo hace indicar que llenarán el estadio Olímpico de Barcelona en sus conciertos del 26 y 27 de mayo de 2016. ¿O quizá puede afectarles otro disco que la mayoría de cronistas y seguidores consideren prescindiblenbsp;El primer mal presagio es el título del álbum: 'A Head Full Of Dreams'. Pocas frases más tópicas para titular un trabajo, hasta el punto de que recuerda a la parodia que Joaquín Reyes dedicó a Bono, el cantante de U2, que terminaba con la mítica frase: "Sigo siendo aquel chaval que salió de Dublín con la cabeza llena de sueños".

La puntuación que otorga al disco la web 'Metacritic', que hace media de las reseñas de las grandes cabeceras, es de 62 puntos sobre cien, una nota tirando a modesta. Muchos periodistas hacen hincapié en que estamos ante una pálida copia de los antiguos logros del grupo. "Si en 'Ghosts Stories' trataban de copiar a distintos grupos de moda, aquí parecen dispuestos a calcarlos", lamenta la página web 'Pop Matters'. "Incluso cuando quieren sonar experimentales, acaban reculando hacia los caminos más predecibles", opina 'Pitchfork', página de referencia para críticos exquisitos de todo el mundo. "Un disco que suena grande, pero que deja muy poca marca", sentencia la prestigiosa "Mojo", biblia del pop-rock clásico. Está claro que no han logrado convencer a los principales creadores de opinión.  

Coldplay, mística de estadio a medio gas

Drogas, duetos con Beyoncé y noches de MDMA

Por supuesto, hay medios que les defienden. La reseña más entusiasta corresponde al mensual británico 'Q', que le otorga cuatro estrellas sobre cinco. El tono de la crítica es elogioso, pero no entregado: "Este álbum intenso y cálido persigue una idea del pop como ideal democrático. Los subidones no son precisamente sutiles y la lista de títulos parece algo que se les hubiera ocurrido después de una noche de MDMA, pero en general estamos ante un disco infeccioso", señalan.  

Concierto de Coldplay en Offenbach (Efe)
Concierto de Coldplay en Offenbach (Efe)

Lo más sorprendente es que 'New Musical Express', habitualmente cínicos y cáusticos, esta vez son quienes suenan más rendidos, otorgando ochenta puntos sobre cien: "Los créditos del séptimo disco de Coldplay dejan claro el tipo de grupo en el que se han convertido: duetos con Beyoncé, apariciones espaciales de Noel Gallagher de Oasis y samples autorizados de Barack Obama. Hay pocos grupos que tengan una agenda de contactos capaz de conseguir este tipo de cosas. Por si fuera poco invitan a la ex mujer del cantante (Gwyneth Paltrow) a hacer coros en una de las piezas junto con la actual novia de Martin", explica un impresionado Barry Nicholson. El periodista destaca también que es la primera vez que Coldplay hacen referencia al uso de drogas. Es en la canción 'Hymn For The Weekend', donde Martin canta sobre "sentirse borracho y colocado". Nicholson describe el disco como "un terrón de azúcar para paliar la amargura de 'Ghost Stories" y termina haciendo referencia a un posible final inminente del grupo: "Si 'A Head full of dreams' es el último hurra de Coldplay, el grupo se habría ido con una explosión de color y catarsis". 

La legendaria 'Rolling Stone' también firma una reseña de cuatro estrellas sobre cinco, destacando que "si el grupo se disuelve tras este álbum, como Chris Martin ha dejado caer, se irán con la cabeza bien alta".  Está claro que el grupo británico todavía tiene partidarios, pero no deja de ser curioso que las revistas que mejor ponen al álbum son las que más dependen de tener acceso a las grandes estrellas para sus portadas. 'Rolling Stone', por ejemplo, fue la única revista que puso cinco estrellas sobre cinco al último disco en solitario de Mick Jagger y la que escogió el cantante de los Rolling Stones para dar su entrevista más larga e íntima. Hablamos de un quid pro quo muy habitual en las grandes cabeceras musicales. 

Coldplay, mística de estadio a medio gas

Misticismo de Facebook

Más frases demoledoras: sin duda la palma se la lleva la periodista Kitty Empire de 'The Observer': "Si eres el tipo de persona al que le gusta compartir frases inspiradoras en Facebook, seguramente te conquistará 'Kaleidoscop', con un interludio que cita a Rumi, poeta persa del siglo XIII, instruyéndonos sobre la aceptación consciente de la realidad, seguido por un sample del presidente Barack Obama cantando el clásico 'Amazing Grace' en Carolina del Sur durante el funeral del senador Clementa Pickney, asesinado durante el tiroteo en una iglesia en junio de 2015". Posiblemente la mayor sobredosis emocional de la historia del pop.

Andy Gill, crítico del 'Independent', señala la tendencia del pop actual a "hacer la colada en público", ya que tanto Adele como Chris Martin han exprimido al máximo las sensaciones de su divorcio en las letras de sus discos, alimentando el morbo de los tabloides y la curiosidad de los fans. Pero Gill les afea, sobre todo, la flojera artística: "La falta de estribillos de estadio es lo que mata la mayoría del disco, lo que hace que las canciones no lleguen tan cerca del corazon como deberían". El 'New York Times', en una reseña firmada por Nate Chinen, reprocha la pobreza del lenguaje poético de Chris Martin, que en tres canciones diferentes hace referencia a los diamantes como símbolo de algo valioso. Seguramente son demasiadas si se quiere ser tomado en serio como letrista. 

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído