LA CÓMICA ARGENTINA TRIUNFA EN SU PRIMERA ACTUACIÓN EN MADRID

Malena Pichot nos abre la mente a golpe de chistes feministas

Una estrella en Argentina y (aún) una desconocida en España: Malena Pichot trajo a Madrid su humor activista en el festival 'Princesas y Darth Vaders'. Sus fans la estaban esperando, y no decepcionó

Foto: Malena Pichot durante su show madrileño (Arturo Laso)
Malena Pichot durante su show madrileño (Arturo Laso)

"Me dicen 'malfollada'. Pero, un momento... ¿los hombres nos follan mal y el insulto es para nosotras? ¿Cómo le dieron vuelta?". ¡BOOM!

Malena Pichot, sola con un micrófono en el escenario, arranca su monólogo proclamándose feminista y bastan esos primeros segundos para entender por qué es una bomba. No es sólo que sus chistes sean graciosos (que lo son, y mucho), sino que precisamente sirven para 'darle vuelta' a todo tipo de convencionalismos sociales. Aunque quizá, más que dar la vuelta a las cosas, lo que está haciendo esta humorista argentina es ponerlas en su sitio.

Es la primera vez que actúa en España, donde aún es prácticamente una desconocida, pero juega en casa: forma parte del programa de 'Princesas y Darth Vaders' en La Casa Encendida y el público son fans que saben a lo que van (las entradas volaron en media hora). Pichot acude en compañía de Charo López, que actúa antes que ella, a la segunda edición de un evento que se define como "festival multidisciplinar que aborda el humor y la creación de óptica femenina desde la guerrilla". Porque, como recuerda su comisaria Lucía Lijtmaer: "Las mujeres no somos un colectivo. Somos la mitad de la población. Y hacemos cosas".

Malena Pichot (d) y Charo López (i) en una imagen promocional
Malena Pichot (d) y Charo López (i) en una imagen promocional

 

Durante su actuación, Pichot se asegura constantemente de que comprendemos el vocabulario y los giros argentinos, pero lo cierto es que se entiende todo a la primera (especialmente entre el mayoritario público femenino) porque los temas son universales: la promiscuidad masculina como virtud y la femenina como defecto, las fotos de manspreading que hace en el metro, el victimismo de los hombres ante el feminismo...

Sobre este último punto, Pichot acaba de forma magistral con la actitud Not All Men en pocas frases: "¿De verdad tengo que estar todo el rato explicando que ya sé que no todos los hombres violan? Porque cuando alguien necesita aclarar algo muy obvio yo pienso lo contrario, da más miedo: 'Hola, este es mi perro, no me lo estoy follando'. ¿Seguro? ¡Me da la impresión de que sí!".

 

Humor con objetivos reales

Cuestionar en vez de legitimar lo establecido. Bromas de abajo a arriba y no de arriba a abajo. Ridiculizar al que está en situación de poder. Conciencia de clase. Son conceptos que vertebran el trabajo de esta humorista que saltó a la fama en Argentina gracias a sus vídeos caseros en YouTube con el personaje de 'La loca de mierda' en 2008 (la MTV compró la serie) y desde entonces ha alcanzado enormes cotas de popularidad en todo tipo de formatos: puede presentar un programa de radio, hacer monólogos en teatros y escribir, dirigir o protagonizar series en televisión e internet sin dejar de discutir en Twitter y subir vídeos a Instagram.

Perderse por su canal de YouTube es la mejor forma de conocer su trabajo. Por ejemplo, la serie 'Cualca', cuyos episodios combinan el humor absurdo y el surrealismo con demoledoras críticas al machismo, el racismo, la homofobia, los abusos laborales o las desigualdades sociales. Posteriormente han venido otras, como el retrato generacional de 'Por ahora' o la recién nacida 'Mundillo'.

No es extraño que muchos en España la conocieran a raíz del primer episodio de 'Cualca' ('Piropos') que trata del abuso verbal a las mujeres que van solas por la calle. Porque, si bien hace tiempo que distintos cómicos españoles (como los 'chanantes' de Muchachada Nui o Miguel Noguera) han demostrado que hay vida más allá de los tópicos de El Club de la Comedia, lo han hecho sin salir de sus propios mundos fantásticos. A diferencia de ellos, Pichot es capaz de utilizar el posthumor en escenarios muy reales para cuestionar las estructuras sociales.

Porque son muchos los que se suben a un escenario y arrancan risas a la gente durante una hora. Pero muy pocos los que, como ella, se atreven a romper la armonía del momento llevando los chistes de las diferencias entre sexos hasta la pura realidad de los abusos, las violaciones y los asesinatos. Consecuencia: carcajadas que se hielan, incomodidad general, impacto. Y con suerte, mentes más abiertas y personas más conscientes, más comprometidas... y que no paran de reír.

 

Malena Pichot y Charo López actúan el 7 de noviembre en el teatro Goya de Barcelona en la 5ª Semana del Humor Latinoamericano de Casa América Catalunya

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios