el festival del noir de madrid

Getafe Negro: de las mujeres que investigan crímenes a las alcantarillas de la Transición

Arranca la gran cita de la literatura criminal con un completo programa que analiza el papel de la mujer en el género, la Transición, la situación de Europa o la herencia de Cervantes

Foto: Arranca la octava edición de Getafe Negro
Arranca la octava edición de Getafe Negro

No todo va a ser negro estos días en Getafe. La octava edición del festival de literatura noir más importante de España, que ha arrancado este martes y se prolongará hasta el 25 de octubre, combina las últimas novedades del género negro con temas de actualidad como el papel de la mujer o los claroscuros de la Transición española. Variedad de enfoques interrelacionados para atraer a un público más amplio porque, como asegura el comisario de Getafe Negro, Lorenzo Silva, "nunca hemos sido un festival purista o pensado para fanáticos, al revés. Queremos que la novela negra llegue a un público más amplio del tradicional mostrando de esta forma que se trata de un espejo de la realidad contemporánea". Tanto es así que el escritor resalta que, en realidad, "en las cloacas se deciden muchas más cosas de las que pensamos y menos que en los parlamentos y similares".

La novela negra también es una forma de recuperación de la memoria histórica más remota o cercana como la Transición, que tiene visos de novela negraDon Winslow, autor de 'El cártel' y ganador del último Premio RBA de Novela Negra, abrió fuego la semana pasada y el primer día ha sido el turno de analizar la nueva cosecha española de novela negra con escritores como José C. Vales, autor de 'Cabaret Biarritz', Susana Hernández ('Cuentas pendientes'), Jordi Juan Martínez ('El hallazgo del cuerpo de Ava') y Anamaría Trillo ('Amaneció de nuevo en Madrid'). La mujer también tendrá un papel fundamental en esta edición, con Alemania como país invitado. Deja de ser esa chica de curvas generosas que busca ayuda en el detective de turno o que no es más que una mera acompañante y toca el análisis del cambio de rol que ha experimentado en el género. Adiós al florero. Hola a nuevos nombres como Lisbeth Salander -quizás la más conocida y rompedora- o la juez Alaya

"La novela negra tradicional de autores como Raymond Chandler abusa de las rubias fatales, más o menos inteligentes y con más o menos gracia pero que no juegan más que un papel subsidiario en relación a los varones. Frente a ese prototipo, hoy muchas investigaciones criminales en España están dirigidas por una mujer, por una juez de instrucción, que no sólo intenta esclarecer un caso sino que también tiene potestad para restringir derechos. Esas decisiones las toman las mujeres y la novela negra tiene que recoger esa realidad", reivindica el escritor.

La novela negra de la Transición

Ian Gibson, David Becerra Mayor, Pedro Herrasti, Santiago Miralles, por un lado, y Elpidio Silva, Borja Semper y Carlos Santos protagonizan dos de las mesas redondas más interesantes de esta edición del festival dedicadas a la Transición. En la primera, titulada 'La desmemoria de España, la anomalía de Europa' (día 21 a las 12.00), se discutirá la difícil aplicación que la memoria histórica está teniendo en España frente a otros países europeos, mientras que en 'La caída del régimen... del 78' (día 23 a las 12.00) se abordará la corrupción, la irrupción de los nuevos partidos y la situación económica y social que hace hoy tambalear la buena imagen tradicional de la Transición. Almudena Grandes y Benjamín Prado también harán lo propio en 'Memoria de la transición: los rastros de la dictadura en la sociedad democrática' (el 23 a las 20.00).

Getafe rinde culto a la novela negra
Getafe rinde culto a la novela negra

"Abordamos estos temas porque hay novelas que los exploran como las de Rosa Ribas y Sabine Hoffman, que escriben en español y alemán y viajan al franquismo. La novela negra también es una forma de recuperación de la memoria histórica más remota o más cercana como la Transición, que tiene visos de novela negra", analiza Silva. Del mismo modo, Getafe Negro se fija también en Europa y en las alcantarillas de la actualidad de nuestro día a día. "El hecho de que Alemania sea el país invitado nos invitaba a hacer una reflexión sobre Europa y el europeísmo, si es que queda algo después de lo que han hecho los mercados. Se trata de promover la reflexión de cómo es una Europa que vive una encrucijada de derechos, libertades y bienestar y que está ahora en una especie de tormenta perfecta donde coinciden la presión migratoria, el crimen organizado, el yihadismo o la propia incapacidad de Europa para crear una sociedad más justa", explica Silva para remachar que, al final, todo esto pasa por "las alcantarillas criminales".

Otra de las mesas del festival se detendrá en la conexión de Miguel de Cervantes y la novela negra. Lorenzo Silva señala que siempre ha reclamado la herencia cervantina del género negro, patente desde el episodio de Los Galeotes, de El Quijote, hasta Rinconete y Cortadillo, de las 'Novelas ejemplares'. "Llevo varios años diciendo, cuando me preguntan de dónde salen mis investigaciones para los personajes, que no son muy originales, que es Quijote y Sancho pero yo puedo permitirme que Sancho sea una mujer", dice el escritor. "Todo es Cervantes, y hay que reivindicarlo y no pensar que la novela negra es un postizo anglosajón importado".

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios