Fallece a los 67 años víctima de un cáncer

Muere Henning Mankell, el gran padre del boom del noir escandinavo

El creador del inspector Wallander, tan admirador como crítico de las sociedades nórdicas del bienestar, acababa de relatar su lucha contra la enfermedad en 'Arenas movedizas' (Tusquets)

Foto: Henning Mankell (Efe)
Henning Mankell (Efe)

El escritor sueco Henning Mankell (Estocolmo, 1948) fue un socialdemócrata confeso que denunció sin embargo las fragilidades de las modernas sociedades del bienestar en su serie de novelas negras protagonizadas por el inspector Wallander, un oscuro álter ego. Hoy ha muerto en Gotemburgo a los 67 años a causa de un cáncer de pulmón. Hace apenas unos días que había desembarcado en las librerías el libro en el que narra su batalla contra la enfermedad: 'Arenas movedizas' (Tusquets). En sus páginas, el escritor se deja llevar por su memoria para contar, a modo de diario, su niñez, sus numerosos viajes africanos, sus querencias estéticas y políticas y ese momento, cuando le detectaron un cáncer de pulmón con metástasis en una vértebra del cuello, en el que, "de repente, fue como si la vida se estrechara".

Mankell nació en el seno de una familia acomodada de Estocolmo. A los 16 años abandonó la escuela y se enroló en un barco mercante. Luego probó la música, el teatro y finalmente la narrativa. En 1991, en la novela 'Asesinos sin rostro', se presenta el inspector Wallander, la creación que le convertiría en uno de los autores de novela negra más vendidos del mundo y en el indiscutible padre del 'boom' del 'noir' escandinavo, con permiso de Maj Sjöwall y Per Wahlöö. Mankell estaba casado con Eva Bergman, hija del director de cine sueco Ingmar Bergman.

“Escribir, me dije, era iluminar con la linterna los rincones en penumbra y, en la medida de mis posibilidades, desvelar lo que otros trataban de esconder. Existen dos tipos de narrador que se encuentran en una lucha constante. Uno entierra y esconde, mientras que el otro cava para desvelar”. Así describía Mankell su oficio en la entrevista que concedió a este medio a propósito de la aparición de su último libro. (...) “Mientras siga vivo, las pilas de libros seguirán creciendo”.

Las novelas protagonizadas por Wallander han despachado 40  millones de ejemplares en todo el mundo y han sido traducidas a 40 lenguas. En español suman 12 títulos publicados todos ellos por Tusquets. Son historias que ofrecen el reverso tenebroso del paraíso sueco del bienestar, cercado por el paro, la inseguridad, la inmigración y los embates más agresivos de la globalización.

Mankell viajaba en 2010 a bordo de la flotilla que pretendía llevar ayuda humanitaria a Gaza rompiendo el bloqueo de Israel sobre los territorios palestinos ocupados cuando fue detenido y expulsado de vuelta a su país. No fue ninguna sorpresa. El escritor sumaba 20 primaveras en 1968 y eso marca. Militante maoísta, anticolonialista y 'antiapartheid' en su juventud, los años no menguaron su ímpetu activista. Y cuando le atrapó la fascinación por África, sus sentimientos hacia los pueblos expulsados del mapamundi de la globalización se afianzaron. De hecho, durante los últimos años vivía entre Suecia y Mozambique, donde dirigía el Teatro Avenida Maputo.

En la última entrevista concedida en vida y publicada ayer en 'XLSemanal' a propósito de la aparición de 'Arenas movedizas', Mankell confesaba: "Es el segundo año de enfermedad, y los médicos me han prometido mantenerme vivo. La verdad es que moriré de esta enfermedad crónica. ¿Cuándo? Nadie lo sabe. No tengo dolores, a veces hasta se me olvida lo enfermo que estoy".
Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído