tras la cancelación del concierto

El Rototom pide perdón y vuelve a invitar a Matisyahu

El festival reconoce su equivocación ante lo que define como una "campaña de presiones, amenazas y coacciones" por parte de BDS y anima al artista a tocar el día 22 como estaba previsto

Foto: Un concierto de Matisyahu en Budapest (Efe)
Un concierto de Matisyahu en Budapest (Efe)

El Festival Rototom Sunsplash ha rectificado y ha vuelto a invitar al cantante judío de origen estadounidense Matisyahu tras el veto a su concierto por alinearse con el bando sionista y la ocupación colonial de Palestina por Israel. En un comunicado, el festival se disculpa por su oposición al artista y le invita de nuevo a que vaya, tal y como estaba previsto, el 22 de agosto.

El boicot a la actuación del artista surgió de una campaña del Boicot, Sanciones y Desinversiones en Israel (BDS), una red internacional que considera que la situación en Palestina es similar a la Sudáfrica del Apartheid. El festival quiere zanjar con este comunicado una polémica en la que han sido acusados de antisemitas por la cancelación del concierto de Matisyahu desde numerosas esferas de la vida política y social dentro y fuera de España.

El festival reconoce su equivocación, fruto del boicot y de la campaña de presiones, amenazas y coacciones promovidas por BDS País Valencià

 

"El Rototom Sunsplash rechaza el antisemitismo y cualquier tipo de discriminación religiosa; respetamos a la comunidad judía y pedimos sinceras disculpas por lo sucedido", asegura la organización del segundo mayor festival de música de España. 

Asimismo, piden públicamente disculpas a Matisyahu por la cancelación de su actuación y "reconoce su equivocación, fruto del boicot y de la campaña de presiones, amenazas y coacciones promovidas por BDS País Valencià al considerar que podían alterar gravemente el normal funcionamiento del festival, lo que impidió gestionar la situación con lucidez".

El artista en una actuación de archivo (Efe)
El artista en una actuación de archivo (Efe)

El festival finaliza su comunicado asegurando que "después de 22 años de trayectoria, el Rototom Sunsplash reafirma su compromiso con la cultura de paz y del respeto entre culturas, incluida la libertad de creencias reconocida en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en la Constitución Española".

De este modo, y alegando haberse dejado influir por las presiones externas, el festival quiere terminar con una polémica y se rectifica las declaraciones de su director, Filippo Giunta, quien reclamó más claridad al músico estadounidense de origen israelí en este periódico. "Para poder tocar le pedimos que se declare favorable al estado de Palestina y contrario a todas las formas de guerra y violencia, de ambos lados", aseguró. Su declaración, esperada para el pasado jueves, no llegó y se canceló el concierto.

Giunta ha asegurado a EFE que actuó "de buena fe" para evitar posibles problemas, al tiempo que ha rechazado las acusaciones de racista, igual que ha calificado todo el escándalo como "lo que más daño nos ha hecho en 22 años".

El artista explicó después en un comunicado colgado en su página de Facebook que había sufrido una presión "horrible" con su concierto y posterior cancelación. "Estoy a favor de la paz y la compasión por todas las personas. Mi música habla por sí misma y no incluyo la política en mi música", afirmó.

Añadió que sintó la insistencia por parte del Rototom como una forma de "presión" y de "coacción" de sus declaraciones políticas. "Ningún artista merece ser puesto en una situación de este tipo simplemente para realizar su arte. Independientemente de la raza, credo, país, antecedentes culturales, etc, mi meta es tocar música para todas las personas. Como músicos eso es lo que buscamos", concluía.

La Federación de Comunidades Judías de España (FCJE), por su parte, ha asegurado que la rectificación del festival muestra "sabiduría y valentía" y han destacado que haya "dado frutos" la movilización de la opinión pública nacional e internacional denunciando "una decisión claramente discriminatoria por motivos políticos y religiosos contra un cantante judío y estadounidense".

Por su parte, el Sindicato Manos Limpias ha presentado este miércoles una denuncia ante la Fiscalía General del Estado contra los organizadores del festival por coacciones al músico para que se pronunciara públicamente sobre el conflicto palestino-israelí.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído