EL CINE ESPAÑOL SUSPENDE EL TEST DE BECHDEL

Las películas por las que pagas son sexistas

En el cine español, la mujer sigue siendo madre o abuela, y su rol es de sufridora o maltratada. Apenas el 36% de las películas cuenta con una actriz como protagonista

Tenemos la sensación de que los personajes femeninos en el cine están cobrando mayor relevancia con el paso de los años. Sin embargo, puede que estemos ante un espejismo.

El mismo test de Bechdel que nació en los años 80 para medir si un filme era sexista, por aquel entonces, sigue suspendiendo a la mayoría de películas del cine español de siglo XXI. ¿Acaso no hay mujeres en nuestras películas? Sí, pero su presencia está supeditada a su relación con los hombres.

“Los personajes femeninos siguen siendo mujeres sufridoras, maltratadas, madres por encima de todo o abuelas generosas. Seducidas o abandonadas… cuando no frikis”, explica Patricia Ferreira, directora y guionista.

Al término de la entrevista, comentamos un cartel de cine que está descolgado en la habitación, Las brujas de Zugarramurdi, que pese a que el título podría subrayar un protagonismo femenino, de hecho no es así, pues los protagonistas son los hombres que tratan de escapar de ellas.

'Las brujas de Zugarramurdi.
'Las brujas de Zugarramurdi.

Grandes títulos recientes como La gran familia española, 8 apellidos vascos o Ahora o nunca sitúan la acción principal en los personajes masculinos y dejan a los femeninos a la espera de ser conquistados. Así, suspenderían el test Bechdel, por muchos minutos en pantalla o presencia en el cartel que ocupen sus personajes femeninos.

Virginia Yagüe, presidenta de CIMA, cree que esta visión masculina del cine es una anomalía; en una sociedad que ya admite el rol femenino por igual, no tiene sentido que el cine continúe relegando a la mujer a un segundo plano al servicio de los protagonistas masculinos.

Y, pese a que la situación en el resto del mundo es muy similar, el cine escandinavo puede ser un buen ejemplo a seguir, pues, según Yagüe, esta industria es fiel reflejo de su sociedad y sus películas no hacen diferencia entre personajes femeninos o masculinos, sino que apelan directamente a conflictos humanos.

'8 apellidos vascos' o 'Ahora o nunca' sitúan la acción principal en los personajes masculinos y dejan a los femeninos a la espera de ser conquistados

Suecia, de hecho, es un país pionero aplicando algo similar al test Bechdel para sus películas, añadiendo una calificación “de género” junto a la calificación de edades de su cine, y asignando puntuación en las subvenciones públicas a películas que cumplan con esas premisas.

Uno de los problemas fundamentales para que los personajes femeninos no dispongan de la visibilidad que ya tiene la mujer nuestra sociedad es que los puestos de responsabilidad en el cine, producción, dirección y guion, apenas están ocupados por ellas.

Esto es un doble sin sentido, pues precisamente la mayoría de alumnos de interpretación y audiovisuales son mujeres. En el salto de las aulas al mercado laboral, son ellos los que consiguen los puestos de liderazgo con el 80%, y ellas permanecen en cargos supeditados a un jefe.

Antonio Banderas en 'La piel que habito'
Antonio Banderas en 'La piel que habito'

A veces, incluso a las propias creadoras les cuesta pensar en clave femenina. Así lo reconoce Juana Macías (realizadora y guionista), que dice estar habituada a que los hombres lleven el peso de la ficción. Para romper esa inercia deberíamos de luchar por crear referentes hacia los que tender, esa puede ser la mecha que inicie el cambio.

Siguiendo la estela de la teniente Ripley en Alien, producir películas con mujeres a la cabeza de sus argumentos puede ser el mejor revulsivo para convencer a la industria, película a película.

El problema no sólo es que una parte de la población no se vea reflejada en el cine que ve, sino que además la industria está desaprovechando una gran oportunidad creativa y económica, dejando de lado historias que ahora están ocultas, apunta Ángeles Maeso (realizadora y guionista), que señala directamente a los productores de cine como responsables del suspenso en Bechdel: “Arriésguense”.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios