Música: La épica tropical se llama Caetano Veloso y Gilberto Gil
gira 'dois amigos, um século de música'

La épica tropical se llama Caetano Veloso y Gilberto Gil

Los músicos brasileños celebran sus 50 años de amistad con un mágico concierto en el Teatro Real dentro del Universal Music Festival

Foto: Caetano Veloso y Gilberto Gil en el concierto en el Teatro Real (Efe)
Caetano Veloso y Gilberto Gil en el concierto en el Teatro Real (Efe)

La magia aparece en lugares más sencillos. Basta una pequeña mesa con dos copas, dos sillas, dos hombres y dos guitarras. Desnudos y sin artificios, sólo con su música, Caetano Veloso y Gilberto Gil celebraron anoche en el Teatro Real su medio siglo de amistad desnudando a la deliciosa melancolía tropical... porque "a tristeza é senhora/ Desde que o samba é samba é assim/ A lágrima clara sobre a pele oscura/ (...) Mas alguma coisa acontece/ no quando agora em mim/ cantando eu mando a tristeza embora".

No actuaban juntos desde 1994 con la gira Tropicalia Dúo y a los padres del tropicalismo, ese movimiento vanguardista musical que fusionó la samba y la bossa nova con el rock, la psicodelia o el fado, se les notaban las ganas en esta nueva gira europea llamada Dois amigos, um século de música. No se puede de otro modo instalar la sonrisa con la canta Veloso en la cara de un (famoso) público que abarrotó el coliseo madrileño ni conseguir transportar a cada espectador a las playas de Bahía como hace Gil con su voz susurrante y rasgada durante las más de dos horas que duró recital que ofrecieron el Universal Music Festival de Madrid.

Precisamente fue Back in Bahia, a dúo y derrochando compadreo, la canción que abrió un antología que no busca otra cosa que celebrar ese medio siglo de amistad. Repartiéndose democráticamente una lista de temas prefijada para toda la gira e instalados en la complicidad, la admiración y el respeto, el concierto repasó ese siglo de música desde sus inicios en Brasil, cuando se conocieron allá por 1963 en la Universidad de Salvador de Bahía y fundaron cinco años después Tropicália, hasta su exilio en Londres al que partieron a finales de los sesenta, su vuelta a Brasil o la fundación de los Doce Bárbaros. Coraçao Vagabundo, la preciosa versión acústica de Tropicália y la muy disfrutada por ellos É luxo só fueron calentando el ambiente de una noche de celebración de su propia historia que recibió ovación tras ovación y acabó con todo el Real en pie.

Veloso y Gil en el Teatro Real, anoche (Efe)
Veloso y Gil en el Teatro Real, anoche (Efe)
Sampa, una Terra entonada por Veloso junto al público y Nine out of ten fueron dejando paso a las sorpresas de una noche dominada por la voz de Caetano Veloso y el virtuosismo a la guitarra de Gilberto Gil. Veloso interpretó en español Tonada de la luna llena, de Simón Díaz, y después tiró de falsete kitsch para recrear una peculiar versión de la italiana Come Prima.

El dúo volvió a las raíces brasileiras con Super Homem y Eu vim da Baia para ceder el testigo a un Gil que arrancó con Esotérico, enamoró con Tres palabras y la versión a capella, sólo acompañado por los toques a la madera de su guitarra, de Se eu quiere falar com deus y redondeó con canciones míticas de su repertorio como Expreso 2222Toda menina y Filhos de Gandhi. Este fue el último tema, pero antes ambos se soltaron más y jugaron (por fin) con un público ávido por participar de esta épica con Avisa Lá y Andar com fé, con baile de Veloso incluido. Ese fue el tono de los bises, dos tras la insistencia del público, con las magníficas Desde que o samba e samba y A la luz de Tieta.

En total, dos horas y cuarto y casi 30 canciones para homenajear a una leyenda que suma 100 años y que ha puesto a Brasil en el centro del planeta desde que la samba es samba... porque  "o samba é o pai do prazer / o samba é o filho da dor /o grande poder transformador".

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios