Es noticia
Menú
El Teatro de la Comedia pone fin al drama: así es la nueva 'bombonera'
  1. Cultura
tras permanecer cerrado desde 2002

El Teatro de la Comedia pone fin al drama: así es la nueva 'bombonera'

La Compañía Nacional de Teatro Clásico vuelve a su sede el próximo 15 de octubre para inaugurar la temporada con 'El alcalde de Zalamea', de Calderón de la Barca, dirigido por Helena Pimenta

De La dama boba a El alcalde de Zalamea habrán pasado 13 años. Son los que ha estado cerrado el Teatro de la Comedia de Madrid para acometer unas obras de restauración que comenzarón hace cinco. El15 de octubrepor fin se abrirán de nuevo las puertas de la sedede la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC) con la obra deCalderón de la Barcadirigidapor Helena Pimenta, quien, por cierto, se encargótambién deeseúltimo montaje en 2002.

"Cumplir un sueño porque sale de un edificio pero nunca se sabe cuando hay una reforma cuandose puede volver. Para nosotros, como gente de teatro y gente que trata de comunicarse con el público, nos parece excepcional. Y simbólicamente para Madrid y para la gente de la culturaque se abra es un sueño", asegura la directora de la CNTC, Helena Pimenta.

Las obras de rehabilitación del teatro han costado 20,3 millones (frente a los más de 27 millones presupuestados inicialmente) y aún quedan 5,8 millones de ese presupuesto por ejecutar correspondientes a equipamiento escénico que se irá instalando hasta 2017. Unas obras "complicadas", explica el arquitecto Javier Nadal del estudio Araujo & Nadal, que han vivido retraso tras retraso desde que se cerró el edificio en 2002. Dos años tuvieron que pasar para contratar el proyecto. En 2010 se contratóla ejecución a OHL con un plazo inicialde 24 meses, que se demoró tres años más.

La principal novedad del teatro es la sala Tirso de Molina. Se trata de una sala polivalente de 300 metros cuadrados y con espacio para 100 localidades que será utilizada para albergar montajes de pequeño formato, ensayos, encuentros con compañías y actividades pedagógicas. En septiembre ya cobrará vida este espaciocreadode la nada sobre lo que entonces era la cubierta del teatro gracias a que las obras han ampliado el peine (la parte más alta del teatro donde se cuelgan escenografías o luces) seis metros. El teatro ha conseguido una altura del contrafoso (recuperado de la estructura original y que albergaba los restos del incendio que sufrió el teatro en 1915) al peinede unos 37 metros y ha ganado 750 metros cuadrados.

Además de cambiarla estructura del edificio deantiguo hormigón -"bastante primitivo", matizaron los arquitectos-a una metálica, crear un aljibe bajo el patio de butacas y dejar atrás el aspecto sombrío que tenía antes de cerrarrecuperando todas las pinturas decorativas de la sala, la pasamaneríay el lienzo del techo, el patio de butacas ha pasado de 800 a 670 butacas a las que se sumarán las 100 de la nueva sala.

El alcalde de Zalamea para arrancar la temporada

Pimenta asegura que ha elegido para inaugurar la temporada la obra de Calderón de la Barca porque"anímicamente necesitaba reflexionar sobre el abuso que se produce por parte de gente que domina los medios económicos y demás hacia la gente más humilde que, sin embargo, tiene una enorme dignidad. La reivindicación del honor como conciencia personal y un derecho humano que tenemos en este mundo que a veces no acabas de entender, parecía un motor anímico muy adecuado para contar una tragedia que ha atravesado siglos y en la que Calderón cuenta una historia bellísima".

Además de la inauguración conEl alcalde Zalamea, la próxima temporada el Teatro de la Comedia también acogerá el primer montaje de un autor extranjerocon el Hamlet, de Shakespeare, que va a dirigir Miguel del Arco y en la sala Tirso de Molina se realizará durante todo el año un encuentro de compañías clásicas europeas para reflexionar en torno al teatro clásico.

De La dama boba a El alcalde de Zalamea habrán pasado 13 años. Son los que ha estado cerrado el Teatro de la Comedia de Madrid para acometer unas obras de restauración que comenzarón hace cinco. El15 de octubrepor fin se abrirán de nuevo las puertas de la sedede la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC) con la obra deCalderón de la Barcadirigidapor Helena Pimenta, quien, por cierto, se encargótambién deeseúltimo montaje en 2002.

El redactor recomienda