acumula cinco millones de euros de pérdidas

La Real Fábrica de Tapices pide un concurso de acreedores para hacer frente a su deuda

El Ministerio de Cultura, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital realizarán aportaciones económicas adicionales para asegurar el pago de las nóminas a los trabajadores

Foto: Trabajadoras de la Real Fábrica de Tapices (Efe)
Trabajadoras de la Real Fábrica de Tapices (Efe)
Autor
Tiempo de lectura2 min

El Pleno del Patronato de la Real Fábrica de Tapices ha solicitado un concurso de acreedores al haberse agotado todos los plazos legales para la resolución de la deuda que arrastra la Fundación y que asciende a cinco millones de euros.

Hasta que se admita a trámite, el Ministerio de Cultura, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital realizarán aportaciones económicas adicionales para asegurar el pago de las nóminas a los trabajadores y la continuidad del funcionamiento la institución. La semana pasada, la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer, se comprometió a adoptar medidas de coordinación con la Comunidad y el Ministerio de Cultura para buscar soluciones ante el atraso de cinco meses en el pago de salarios a 45 empleadas de la Real Fábrica de Tapices.

Las tres administraciones impulsarán antes del fin de semana una reunión con las entidades bancarias que sostienen la deuda para evaluar la aportación económica que deben realizar y se creará un equipo de gestión de crisis compuesto por funcionarios competentes de las tres administraciones. "El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid ven necesario un cambio de rumbo en la gestión de la Real Fábrica y basarse en un plan de viabilidad que permita encauzar una fábrica productora de un tipo de bien cultural único en el mundo. Este plan ha sido encargado a una consultora que lo realizará pro bono, sin coste alguno para la Real Fábrica", dice una nota remitida por el ministerio.

Mónica de Oriol, presidenta de la fundación que gestiona la institución, ha dimitido

Según el Ayuntamiento de Madrid, la situación de esta Fábrica obedece a la falta de un proyecto de continuidad laboral en la institución y a que sus principales clientes potenciales -Ministerio de Asuntos Exteriores, Patrimonio Nacional y Senado- han adjudicado progresivamente estos trabajos a empresas privadas.

Además, en la reunión del patronato celebrada ayer, la presidenta de la Fundación de la Real Fábrica de Tapices, Mónica de Oriol, presentó su dimisión, que fue admitida por el Patronato, si bien se ha comprometido a continuar al frente de la Fundación durante un mes para facilitar las gestiones necesarias en este periodo.

La Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara fue fundada en 1720 por Felipe V y desde 1889 se encuentra en el barrio de Pacífico de Madrid.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído