Es noticia
Menú
Los Luchana levantan el telón a 6 euros
  1. Cultura
el viernes se inaugura la multisala

Los Luchana levantan el telón a 6 euros

Cuatro salas dedicadas a las artes escénicas, cerca de 700 butacas y precios hasta 15 euros. Los antiguos cine de Madrid vuelven a acoger al público 'teatrero' a partir de este viernes

Foto: Fran Perea y Jorge de las Heras en los Teatros Luchana (P.Campos)
Fran Perea y Jorge de las Heras en los Teatros Luchana (P.Campos)

Un espacio de la cultura para la cultura, cuatro salas abiertas a las artes escénicas, cerca de 700 butacas y precios de entre 6 y 15 euros. Este viernes abren los Teatros Luchana tras medio año de obras recuperando el espacio de los antiguos cines del mismo nombre del centro de Madrid, tal y como adelantó El Confidencial el pasado mes de noviembre, y con el objetivo de acerca al público el concepto de teatro para todos, tanto en precios como en la amplitud de oferta simultánea.

Tras unas impresionantes obras, las tres salas de los antiguos cines se han convertido en cuatro amplias salas de teatro, a las que habrá que sumar un espacio de hostelería en la entrada y el hall del local gestionado por Pedro Gómez, uno de los hosteleros responsables del Mercado de San Miguel. Todo, con la intención de convertir el teatro en una experiencia redonda que permita disfrutar de una obra, tapear y volver al teatro sin arruinarse. Y, sobre todo, con una oferta similar a las de las multisalas de cine, ya que los fines semana cuando estén a pleno rendimiento habrá hasta 20 obras en cartel.

El concepto parte, por un lado, de asemejar el tipo de consumo de las multisalas de cine -con oferta variada, opción de comprar entradas sin tanta previsión y precios reducidos- y profesionalizar la efervescencia de la escena off madrileña para convertirla en una indistria con fuerza. "Queremos llevar a la excelencia la emergencia de salas off que desarrollan su actividad en condiciones menos profesionales", explica Jorge de las Heras, director artística de los Teatros Luchana y artífice de este proyecto junto a Ventura Gil.

Los Teatros Luchana abren con 2.000 metros cuadrados dedicados a las artes escénicas más variadas, alquilados por 10 años, y una inversión de 1,5 millones de euros. Este fin de semana arranca su actividad con dos de sus cuatro salas: las llamadas Sala Fronteriza, por el Nuevo Teatro Fronterizo de José Sanchís Sinisterra (implicado en el proyecto), y la Horizontal. Entre ambas (con 120 butacas cada una) sumarán 13 obras en cartel.

Abrirán en principio de jueves a domingo, aunque la previsión de sus promotores es que las multisalas cobren vida todos los días con programación escénica, residenicas de compañías, escuelas -hay pendiente de cerrar un acuerdo con Víctor Ullate para que su escuela de danza tenga una céntrica sede en los Luchana- y acogiendo eventos empresariales y culturales.

La sala Vertical (110 butacas) se sumará en breve a la oferta, confirma De las Heras, y en septiembre abrirá sus puertas la sala Grande (cerca de 340 asientos) con La lengua madre, protagonizada por Juan Diego (también dentro del proyecto) y escrita por Juan José Millás, cuyo texto se está actualizando a los últimos acontencimientos sociales y políticos.

Los precios, junto a un renovado y moderno espacio, son uno de los principales atractivos de los Teatros Luchana. Arrancan con un oferta de 2 entradas por una los jueves y este primer fin de semana, con descuentos del 40%. ¿Cómo se puede amortizar una inversión como esta con entradas a precios bajos más un IVA al 21%? "Los márgenes están en la continuidad de los espectadores y dando seguridad a las compañías de que no van a estar un mes. Habrá continuidad. El objetivo es que la gente venga al teatro con asiduidad, no cada tres o cinco meses y dejándose un dineral", explica Fran Perea.

El actor se unió a un proyecto "absoltumente irrechazable", afirma, el pasado mes de febrero. "Recuperar un espacio de la cultura para la cultura es un acto de valor. El suelo de la cultura no debe ser un negocio", asegura aludiendo a las demasiadas salas de la capital que han pasado a ser franquicias de cadenas de moda o supermercados.

El actor, en este sentido, destaca la cantidad de socios que no proceden del mundo de la cultura que se han sumado al accionariado como uno de los principales valores de este proyecto, máxime teniendo en cuenta la escasa cultura de mecenazgo existente en España. De las Heras lo confirma y garantiza que lo que menos les ha costado ha sido encontrar a los 12 socios inversores con los que cuentan a día de hoy, dejando entrever que aún pueden sumar algún nombre más.

"Decidí que si me metía, me metía. No quería ser un socio capitalista y nada más sino formar parte de un proyecto como este y aportar mi conocimiento", explica añadiendo que este será el sitio para desarrollar sus proyectos escénicos. De hecho, compartiendo un ilusionado brillo en los ojos con De las Heras mientras ambos recorren salas de teatro donde se pulen detalles y liman los últimos retoques de cara al viernes, el actor destaca la importancia de la seguridad y tranquilidad que va a dar esta multisala a las compañías de teatro.

La clave, afirman, es que haya "un equilibrio entre la renovación y la estabilidad de la programación para garantizar la calidad de la parrilla", dejando claro que habrá compañías estables que podrán desarrollar sus proyectos escénicos en las multisalas Luchanas, sin olvidar los espectáculos más grandes que estarán en la sala Grande con una mayor rotación.

Un menú de teatro, cabaret y magia

La programación arranca este viernes con 13 propuestas escénicas. Si los antiguos cines Luchana, cerrados desde hace tres años, abrieron sus puertas en 1946 con comedia -fue con Gran Hotel, de Cantinflas-, la comedia también tendrá mucho peso en la programación de los nuevos Teatros Luchana.

Entre ellas, destaca la comedia con obras como Desnudo nadie es perfecto, de la compañía Los Absurdos. "Es una compañía muy de trinchera que lleva el humor al límite, muy al estilo de los Monty Python", explica De las Heras. También se podrá ver en este arranque La esperanza en tiempos de crisis o la crisis de la esperanza, de Ítaca Producciones.

El malestar que insiste, de Eduardo Recabarren, y Topos, escrito por Roberto Santiago y Eva Redondo y nacido de un ejercicio con Sanchís Sinisterra, serán las obras encargadas de poner el tono más grave a la programación, que se completa con magia como la de Hector Mancha, con Miénteme, o Toni Montana; monólogos como Súperman también se toca, o cabaret con For sale, de Alicia Luna, guonista de la película Te doy mis ojos, y que aborda los desahucios desde este género siempre contestario.

Además, habrá teatro para bebés y familiar y un menú escénico con una carta para que el espectador pueda a degustar (fuera de las salas) sus peticiones escénicas más descabelladas. El teatro para adolescentes, otra de las grandes apuestas de este proyecto dentro de su interés por crear y educar un público escénico que visite fielmente el teatro, llegará más adelante con una compañía estable formada por jóvenes y para jóvenes.

Un espacio de la cultura para la cultura, cuatro salas abiertas a las artes escénicas, cerca de 700 butacas y precios de entre 6 y 15 euros. Este viernes abren los Teatros Luchana tras medio año de obras recuperando el espacio de los antiguos cines del mismo nombre del centro de Madrid, tal y como adelantó El Confidencial el pasado mes de noviembre, y con el objetivo de acerca al público el concepto de teatro para todos, tanto en precios como en la amplitud de oferta simultánea.

El redactor recomienda