A CAUSA DE UN INFARTO

Fallece la bailarina hispano rusa Maya Plisetskaya a los 89 años

El que fuera su agente en España durante varios años, Ricardo Cué, ha confirmado la noticia. La bailarina estaba en su domicilio y ha fallecido repentinamente a consecuencia de un fallo cardiaco

Foto: La bailarina rusa Maya Plisetskaya en una foto de archivo. (Efe)
La bailarina rusa Maya Plisetskaya en una foto de archivo. (Efe)
Autor
Tags
Tiempo de lectura3 min

La bailarina hispano rusa Maya Plisetskaya, una de los símbolos de la danza clásica, ha fallecido esta tarde en Munich de un infarto a los 89 años, ha informado a Efe el que fuera su agente en España durante varios años, Ricardo Cué. La bailarina, ha añadido Cué, estaba en su domicilio y ha fallecido repentinamente a consecuencia de un fallo cardiaco.

Plisetskaya fue "la prima ballerina absoluta" de una generación en la que figuran también la cubana Alicia Alonso o británica Margot Fonteyn.

La artista dirigió, entre 1987 y 1990, el Ballet del Teatro Lírico Nacional de España, tenía la medalla de oro de Bellas Artes y en 1993 obtuvo la nacionalidad española.

Maya Plisetskaya creó el Ballet Imperial Ruso con el que, cada Navidad, regresaba simbólicamente a los escenarios con clásicos como Cascanueces, El lago de los cisnes o Don Quijote. Con solo 18 años fue elegida primera bailarina del Bolshói, la única en lograr a tan temprana edad un puesto de tanta responsabilidad.

Venerada y aclamada por bailarines de todo el mundo, recogió con satisfacción y orgullo el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2005, con la sensación del trabajo bien hecho.

Maya Plisetskaya baila en el Festival de Cap Roig en 2008. (Efe)
Maya Plisetskaya baila en el Festival de Cap Roig en 2008. (Efe)

El 'cisne' sin ley

Era no solo "el cisne", el "mejor" que "se deslizó" por un escenario, sino una "mujer que nunca rompió la ley, porque nunca la conoció", ha asegurado a Efe su agente y amigo desde hace 50 años, Ricardo Cue.

Plisetskaya viajó en 1983 con el Bolshoi por primera vez a España, donde ofreció algunas de las mejores piezas de su repertorio; dirigió lo que luego se convirtió en Compañía Nacional de Danza (CND) de 1987 a 1990, y diez años más tarde, en noviembre de 1993, obtuvo la nacionalidad española por carta de naturaleza. Estaba casada con el compositor y pianista Rodion Konstantinóvich SchedrinSchedrin. 

Su fuerte carácter, una energía inusual y el rechazo de las convenciones academicistas en el ballet han hecho de ella un mito de la escena. Esta "prima donna" del ballet ha participado en la evolución y en los más importantes cambios coreográficos e interpretativos de la danza. La artista estaba "encantada" con el homenaje que se le iba a hacer el próximo día 15 en Lucerna (Suiza) anticipándose a su 90 cumpleaños, que habría cumplido el 20 de noviembre.

Plisetskaya, que actuó por última vez cuando tenía 82 años, no echaba de menos "para nada" bailar: "'La historia de quién yo era y lo que hacía ya está escrita', solía decirme", ha apuntado Cue. "Era muy grande, única. Ha sido la más original, ha roto todos los moldes sin dejar de ser nunca respetuosa con los cánones de la danza clásica. Si la tuviera que describir sería como una mujer sin ley, que no conocía la ley por eso no la podía romper, en el arte y en todo. Ella fue, es y seguirá siendo la reina del escenario"

La bailarina, que durante la época comunista mantuvo siempre una marcada independencia creativa y luego defendió "a muerte" a Boris Yeltsin, nunca fue del Partido Comunista ruso. "Ella sola se convirtió en un ejército. Era una mujer grande no solo para la danza sino para la historia", ha añadido Cue.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios