La música clásica viste vaqueros y tabletas
  1. Cultura
'concert in jeans' en el auditorio nacional

La música clásica viste vaqueros y tabletas

Josep Vicent dirige a la Hispanian Symphony Orchestra este viernes en un concierto que pretende atraer a los jóvenes y quitar el corsé que tradicionalmente oprime al género

Foto: Josep Vicent dirige el 'Concert in Jeans' de la Hispanian Symphony Orchestra
Josep Vicent dirige el 'Concert in Jeans' de la Hispanian Symphony Orchestra

Usen sus teléfonos móviles, tuiteen, engánchense al streaming y aprecien cómo Beethoven suena igual de bien con vaqueros y partituras digitales que con frac y papeles. Esta es el espíritu de Concert in Jeans, una iniciativa que la Hispanian Symphony Orchestra trae este viernes el Auditorio Nacional con el objetivo de que la música clásica entre en el siglo XXI y sea un género atractivo (y accesible)para los jóvenes.

En defintivase trata de romper corsés manteniendo la más estricta calidad sin que esté reñida con lo lúdico. Por eso, si elenvolotorio ya es atractivo,el programa lo redondea.Josep Vicent dirige una orquesta formada por 50 músicos que interpretarán, utilizando tabletasen vez de partituras en papel y cambiando la etiqueta oficial por vaqueros, el Triple concierto para violín, violonchelo y piano Opus 56 de Beethoven, El amor brujo de Manuel de Falla y la Sinfonía nº7 de Beethoven.

"Se trata deromper moldes parallegar a otropúblico. El público clásico está muy anquilosado. Queremos llegar a la gente joven y con este concepto vamos a conseguirlo.Buscamos esa vuelta. Ya existe un público en el mundo de la música clásica pero queremos que vengan otros públicos y la forma de llegar a los jóvenes es con su lenguaje.Es un concierto del siglo XXI", explicaEmilio Rodríguez, uno de los tres jóvenes empresarios fundadoresde esta orquesta, a El Confidencial.

De la misma opinión es Josep Vicent, quien cuenta a este periódico, que desde el primer momento todos los ingredientes de este Concert in Jeans le resultaron atractivos. "Lo que más me animó es la enorme valentía de este equipo de gestores culturales jóvenes que se atreven a poner en pie un proyecto como este invirtiendo tiempo, dinero,mucha ilusión y pensando en la calidad desde el primer momento". Y destaca que no podían no estar en el programa Beethoven y Falla, "dos grandes innovadores que se dejaron influenciar por la música folclórica y llevaron la música clásica a otro plano".

Tabletas en vez de partituras en el Concert in Jeans de este viernes en el Auditorio NacionalEl reputado director, al que vimos a final de año dirigiendo la versión de El amor brujo de Víctor Ullate y protagonizada por Estrella Morente en el Teatro Real de Madrid y ahora está preparando actuaciones con, entre otros, La Fura dels Baus, destaca asimismo la excelente calidad de los músicos con los que lleva semanas trabajando, como Ginesa Ortega (que pondrá el cante a la partitura de Falla) o los tres solitas Jesús Reina, Alberto Martos y Ambrosio Valero, quien además tocará el piano más grande del mundo.

"La música clásica es un sector que muchos consideran elitista. Es un prejuicio aceptadoque no es verdad, aunquecada vezveo másque surgen iniciativas por todo el mundoque encuentran nuevos puentes de comunicación de la música clásica que son simplemente actuales, de nuestro tiempo. Algo, que por otro lado, es nuestra obligación. En el fondo es una obviedad pero nuestra función escoger esa música maravillosay ser fieles a una realidad históricaadaptándola a la época en la que vivimos", garantiza.

La primera orquesta sinfónica privada del país

La Hispanian Symphony Orchestra nació hace tres años y es la primera orquesta totalmente privada de España. Este modelo responde,afirma Rodríguez, a una necesidad:"contratar cualquier orquesta pública es muy caro. Así que nos lanzamos a crear la nuestra con nuestros propios fondos". ¿Y salenlas cuentas? "Sí salen los números. Haciéndolos bien, salen. Lo que demuestra que se puede hacer cultura con poco dinero haciéndolo bien y planificando. Es cierto que si tuviéramos subvenciones nos costaría menos, pero no las queremos", señala poniendo como referente a laLondon Symphony Orchestra.

"Creo que es la primera vez que se hace a nivel mundial un concierto de estas característicasporque ninguna orquesta utiliza tabletas ni retransmite en streaming",añade. De hecho, puntualiza, no debería ser algo tan extraordinario. "Hoy casi todo el mundo trabaja con su tableta y esto también es un trabajo". Pero además el público -los precios de las entradasoscilan entre los 12 y 60 euros-también será parte activa del concierto ya que les animana tuitear durante el recital (los patrocinadores premiarán los comentarios más ingeniosos con regalos)y a seguir la retransmisión en directo a través de su canal de Youtube.

Música clásica
El redactor recomienda