Es noticia
Menú
Julián Hernández: "¿Es Felipe VI el primer milagro genético de los Borbones?"
  1. Cultura
publica 'sustancia negra'

Julián Hernández: "¿Es Felipe VI el primer milagro genético de los Borbones?"

El vocalista del mítico grupo Siniestro Total se pasa a la novela surrealista o 'cachaverosódica', como él mismo la define, con 'Sustancia negra', su primera incursión en la literatura de ficción

Foto: El vocalista de Siniestro Total, Julián Hernández. (Efe)
El vocalista de Siniestro Total, Julián Hernández. (Efe)

A Julián Hernández le gusta hablar y le gustan las entrevistas. Algoque se agradece. "Es la mejorforma de explicarse", dice entre risas al acabar la que hacemos con motivo de la publicación de su primera novela, Sustancia negra (Espasa). El líder de Siniestro Total ha dado con este libro el salto definitivo a la literatura, aunque él prefiere llamarlo ficción con modestia, y lo ha hecho con una surrealista y divertida historia difícil de definir. Desde la editorial lo hacen como neodadaísta e iconoclasta y su autor habla de cachaverosódica, un palabro heredado de su padre que da mucho juego en esta conversación sobre una España absurda en su realidad o real en su absurdo.

Asegura que se lo ha pasado "en grande" creando esta historia en la que Insecto Palo, un anodino vecino de un bloque, secuesta a B, el inquilino del noveno, con el objetivo de hacerle una hidrotrepanación, el suplicio de la gota de agua. Paralelamente, secuestrado y secuestrador asistirán por la televisión al colapso de la civilización occidental al descubrir un cuadro de Tiziano en los sótanos del Vaticano que deja claro que Cristo no murió en la cruz. Todo tan delirante y apocalíptico como nuestra sociedad. Y, no podía faltar obviamente, con mucha música instalada en las páginas de la novela en forma de pentagrama. Si va bien, tiene claro que repetirá.

P. ¿Por qué te metes en esta aventura de escribir una novela?

R.Hay una razón fundamental: que te obliguen. Trabajar bajo presión es lo mejor que se puede hacer, sobre todo escribiendo. Un día me llamó Mario Tascón, que es muy amigo, y me pasó con Belén Bermejo y me lo propuso. Le dije que me dejara pensarlo y me dijo que no, que si lo pensaba no lo hacía.Yo ya había escrito ficción, relatos,cuentos ypara fanzines, pero la verdad es que sino es por Belén Bermejo, no lo hago. No fue eso de “oh, siento la necesidad de escribir”. Para nada.

'Cachaverosódico sería un orador salga a leer un discurso y lea también las acotaciones'

P. Pero no es lo mismo un cuento o la biografía del grupo que ya hizo que construir una novela de ficción de arriba abajo.

R. Claro. Amí me cuesta llamarlo novela. Es más bien un artefacto, una especie de chirimbolo, de coso… de ficción. La diferencia es que es más gordo, más tocho y que se entremezclan más historias. En la novela no hace falta una lógica aplastante pero sí cierto orden de los acontecimientos para que aquello no sea un cristo. No ha sido demasiado complicado echando un vistazo a las cosas que a uno le gustan, como Ramón Gómez de la Serna o series inglesas tipo La víbora negra. Las referencias son buenas para decir: "ah, se puede hacer".

P. No es nada fácil de definir el argumento deSustancia negra, ¿cómo lo hace usted?

R.Aparece la palabra chavaresódico, que siempre he tenido interiorizada porque la usaba mi padre. Cuando la busqué, me di cuenta de que no se utilizaba. Busqué en el María Moliner, en la RAE y no estaba en ningún lado. Me di cuenta, de repente, que ya se ha muerto mi padre y no podía preguntarle de dónde la había sacado. Se lo pregunté a mi madre, que estaba viva, y tampoco lo sabía. Así que me he quedado sin saber de dónde viene, pero cachaverosódico es una cosa que es como la realidad de lo absurdo o lo absurdo tomado como realidad. Cachaverosódico sería, diría mi padre, que un orador salga a leer un discurso y lea también las acotaciones.

P: ¿Un fin de la cita?

R: Eso es. Eso se cachaverosódico.

P: Rajoy es, entonces, cachaverosódico.

R:Está claro que sí. Lo segundo ya tal, todo es falso salvo algunas cosas… es muy cachaverosódico la verdad (risas).

P: ¿Y de dónde nace esa trama del secuestro y el apocalipsis?

R:La subtrama es el apocalipsis (risas), una subtramillade nada… Nace dela idea de hacer una especie de Las mil y una nochespero al revés, es decir, la víctima no es la que cuenta. Sherezade cuenta todas las noches una historiapara salvar su vida, pero en este caso es al revés. Es el malo, el secuestrador, el que cuenta, aunque luego le pasan más cosas a B, hay flashbacks… La idea era contar historias que tuvieran relación con los dos personajes y lo que pasa en el mundo exterior es un telón de fondo, aunque algunos personajes que se implican directamente en la guerra del apocalipsis.

P: Un apocalipsis que retrata el derrumbe de una sociedad que, por otros motivos, nos suena bastante hoy.

R: Sí. No es algo tan lejano. Está ahí a la vuelta de la esquina, es la fiestecilla que tenemos preparada. Sólo es un poco de anticipación a los acontecimientos venideros en nuestra sociedad.

P: Le veo un poco pesimista.

R:Pesimista no, es un hecho. Esto se hunde. Soy más bien optimista. ¡Por fin! ¡Menos mal!

'Pesimista no soy, es un hecho. Esto se hunde'

R: Pero, ¿no hay esperanza con la irrupción de escenarios como el 15M o Podemos?

R: Yo no creo en el género humano, entonces no hay esperanza. Creo en algunos seres humanos pero no como género. La historia de que haya una esperanza de redención y salvación general es muy bonitapero no creo en ella, sinceramente. Lo que sí está bien es que haya vuelcos. No sé por qué pero a la gente le encanta los cataclismos, que haya un magnicidio y cosas así, que ademásse utilizan de forma política de un modo execrable, pero la gente se siente como "ah, vaya. Ha pasado algo".

P: ¿Como si necesitaran un resert?

R:Sí, justamente. Que intenten vender a la gente que el riesgo de cambiar las cosas es la desestabilización, pues no. ¿Por qué no desestabilizar? ¿Cuál es la razón para que tenga que ser todo estable? El universo es totalmente inestable, todo. Nadie dura para siempre. Nada es eterno y alguna cosa se tendrá que ir algo a la porra algún día.

P:Otra cosa de estos tiempos apocalípticos que está sobre la mesa es la revisión de la cultura de la transición (CT). Siempre ha sido intocable y ahora empezamos a indagar o, al menos, ahacerpreguntas. ¿Era necesario?

R:A rascar un poco, sí. Yo creo que sí era necesario. Hay un par de libros:Cultura de la Transicióny otro que no es específico pero es perfecto para entenderla que esGrace MoralessobreMecano. Es perfecto para entender cómo funcionó la CT y que había una cierta ideología política detrás. Había un halo escapista, que eranecesario porque salíamos de un país gris y aburrido. De repente, surge un estallido de juerga y fiesta muy humano. Surge la fiesta democráticay para todos que está muy bien, pero no todo era tanta fiesta porqueal mismo tiempo nos metían en laOTAN, Vigo tenía una crisis del sector naval brutal yteníamos al primerBorbónbueno de la historia. Era un Borbón maravilloso, un milagro de la genética. Toda una familia, que lees la historia, iba de desastre en desastre y, de repente, surge uno maravilloso. Era una falaciaquod erat demonstrandum. Vivíamos en un mundo ideal, pero tenía una parte muy negra, como losGAL,que se ibacolando por detrás, pero todo era maravilloso. Por eso creo que es fundamental revisar la CT.

placeholder Julián Hernández posa con el manuscrito de su primera novela

P: Un Borbón milagroso durante 30 años.

R: Sí, sí. Recuerdo a mi padre decir siempre: "que es un Borbón, leer la historia". (Ríe) Eso de que surga uno tipo plofmilagro,pues no. Es como la fábula del escorpión y la rana, está en su naturaleza. Es maravilloso pero es que soy un Borbón, no puedo evitarlo.

P: ¿Algo que habría que recordar hoy con el rey Felipe cuando hablan de imagen de cambio?

R: Sí, la publicidad es nueva pero el producto hay que verlo. A ver si por fin es el primer Borbón de la historia que surgecomo milagro genético. ¿Es Felipe VI el primer milagro genético de los Borbones?(risas)

P: Otra imagen muy ligada a esa CT es la de 'los intelectuales'. Esta novelapuede meterle dentro del grupo de intelectuales del rock...

R: La verdad es que la palabra intelectual es jodida. Y por otro, curiosa. Siniestro Total es una idea considerablemente antiintelectual y, en ese sentido, lo de iconoclasta y dadaístavenía bien.Lo de cargarse esa intelectualidad pomposa, solemne y oficial estaba muy bien pero la palabra intelectual…. El otro día viendo una de la apariciones de Juan CarlosMonedero, con todo el barullo que tienen ahora montado, decía "yo soy un intelectual". Me quedé pensando cómo decir soy un intelectualya es malo. Y mi chica me dijo que por qué no lo iba a decir.Y tiene razón. Intelectual está devaluado, pero quizás es bueno que lo diga ante un presidente del Gobierno que, con todos los respetos a la prensa deportiva, sólo lee el Marca.Así que, quealguien diga que lee libros está bien. Lo que pasa es que rock e intelectual parece un oxímoron. Eso no. (Risas)

P: Aunque ya hapublicado otros libros, ¿esta incursión en la literatura le ha descubierto un género más cómodo o conmás reconocimiento quela música?

R: Hombre, mejor llámalo ficción que literatura. Escribir letras para canciones era indispensable para que la gente se fijara enla música y comunicar. De ahí a liarte y escribir más, es la misma historia. No creo que sea más respetable una cosa que la otra. Sí lo parece,pero no lo creo así.

P: ¿Y como industria hay mucha diferencia?

R:La industria de la música en España está prácticamente desaparecida. Eran muy distintas. En el momento en el que las industrias discográficas ganaron auténticas barbaridades de dinero con el cambio al CD, veías los coches aparcados a la puerta de una multinacional y sólo uno de ellos valía más que todos los coches que tenía todo el grupo. En cambio, la gente de las editoriales iba en autobús al curro. Eso ha hecho también que el libro haya sobrevivido un poco mejor que elboom del Cd, que se fue luego a la porra. De todas formas,todo esindustria cultural yse trata de comunicar y difundir.

P: Esa industria musical, siguiendo con el lenguaje político, que parece quevivió por encima de sus posibilidades,¿qué se ha hecho mal?

R: Lo de la industria discográfica es irrecuperable tal y como la vivieron en el momento del CD. El CD era baratísimo, lo vendieron carísimo y timaron a todo el mundo. Vendieron toneladas. Los Beatles vendieron más en CD que lo que habían vendido en vinilo en los años 60, que ya fueronbarbaridades.Se ganó un dinero exagerado y no hay recuperación. Estamos en otro punto en el que habrá que establecer cómo va a ser el Spotify del futuro, cómo se va a comprar la música… pero la vuelta atrás no existe. Existirá el vinilo pero para poca gente, como ha sido siempre.

P: Cómo abordar el futuro parece el debate pero alautor se le excluye.

R:Sí, nos ignoran. Es complicado. Lo de la música siempre ha sido una esclavitud. Las relaciones de contrato, la propiedad de los masters… y ellos tienen un poderío y un equipo de abogados contra los que no se puedeluchar. Cuentan con eso. Los músicos siempre hemos sido el último eslabón de la cadena social.La modernización y que sea global es lo fundamental, porque antes cada país podía hacer sus cosas, pero hoyno puede ser que aquí haya un 21% de IVA y en Noruega un 5%, porque no podemos competir. Tenemos que competir en igualdad. Si las propias administraciones de un país se cargan la posibilidad de competencia, entonces la hemos cagado con todo el equipo.

placeholder 'sustancia negra'

P: ¿Cree que el Gobierno bajará el IVA en plenacampaña electoral?

R: Estas cosas se utilizan como demagogia y trucos, pero hay que medir. No se pueden cargar las cosas y llegar luego como salvadores.

P: ¿Es verdad eso de que cualquier tiempo pasado fue mejor en el respeto por la cultura y el reconocimiento político y ciudadano?

R; No. Siempre ha sido más o menos igual.Aquí se empeña mucha gente en decir que España es un país muy musical yes falso. La música, por ejemplo, es una maría en los colegios e institutosmientras que en ese país que les gusta tanto, Suiza, es obligatoria en todos los niveles de la educación. Hay que aprobarla de verdad.

P: ¿Como la religión aquí?

R: Más o menos, su religión es música. Y eso marca una diferencia considerable. La música siempre ha sido en España algo tangencial. Óscar, el bajista de Siniestro, siempre cuenta que cuando dice que es músico le dicen "ya, pero y en qué trabajas". (risas).Si eso no se entiende desde las administraciones, la gente en la calle no va a percibir que la música y la cultura tienen una entidad.

P: Siniestro Total ha cumplido 33 años, la edad de Cristo. Tras los conciertos de enero con Patones, ¿en qué andáis?

R:Publicamos un disco directo grabado en La Iguana y ahora sacamos singles virtuales en cuanto tenemos un par de canciones.

P: ¿Es la forma de trabajar hoy? ¿El single está desplazando al álbum?

R: El álbum, como lo entendíamos, ya no sirve de nada. Ahora tienes la opción de ir sacando canciones poco a poco. Siluego tienes muchas, puedes sacar un vinilo bonito pero de entrada vamos sacando las canciones a medidaque las tenemos. Si tenemos tiempo o dinero para entrar en un estudio de grabación, lo hacemos. Y lo hacemos al margen de discográficas. No tenemos otra opción. En el fondo es lo que hacían los Beatles, sacaban singles durante todo el año ya final de año, haciendo dos o tres cancionesmássacaban un LP. Creo que es un concepto muy pop y del origen del álbum, pero cuando llegaron los álbumes conceptuales y toda la pesca parecía que si grababas un single eras un cutre. El consumo hoy es mucho más inmediato y hemos perdido el miedo a ese concepto de que todo lo que no era una superproducción, era una mierda.Eso se ha acabadoy ha hecho a la músicamás accesible y manejable.

A Julián Hernández le gusta hablar y le gustan las entrevistas. Algoque se agradece. "Es la mejorforma de explicarse", dice entre risas al acabar la que hacemos con motivo de la publicación de su primera novela, Sustancia negra (Espasa). El líder de Siniestro Total ha dado con este libro el salto definitivo a la literatura, aunque él prefiere llamarlo ficción con modestia, y lo ha hecho con una surrealista y divertida historia difícil de definir. Desde la editorial lo hacen como neodadaísta e iconoclasta y su autor habla de cachaverosódica, un palabro heredado de su padre que da mucho juego en esta conversación sobre una España absurda en su realidad o real en su absurdo.

Música Rock Libros
El redactor recomienda