El Teatro Real rebaja su ambición y comparte gastos para mantener la oferta
  1. Cultura
presentación de la temporada 2015/2016

El Teatro Real rebaja su ambición y comparte gastos para mantener la oferta

El coliseo madrileño mantiene su presupuesto para la próxima temporada y apuesta por la coproducción con grandes teatros de ópera para ampliar su oferta cultural

Foto: Imagen de la nueva producción de 'La flauta mágica' que se podrá ver en noviembre en el Real / Iko Fresse / drama-berlin.de
Imagen de la nueva producción de 'La flauta mágica' que se podrá ver en noviembre en el Real / Iko Fresse / drama-berlin.de

Coproducir o morir. Ante un objetivo tan marcado para el Teatro Real como es el equilibrio presupuestario y devolver el verde a losnúmeros rojos de los últimos años, la clave no es otra que ser escrupulosos en el gasto. Y el mecanismo por el que ha optado el coliseño madrileño es la coproducción. Una línea porque la que ha apostado su director artístico, Joan Matabosch, en la primera temporada que ha diseñado y que supone seguir haciendo grandes producciones pero gastando la mitad y con posibilidad de rentabilizar la inversión vendiendo el montaje a otras óperas del mundo.

De este modo, si esta temporada una de las nueve óperas es de producción propia -El público, que se estrena el 24 de febrero-, la próxima2015/2016 no habrá ninguna. Seráncoproducciones, porque compartir el gastoes la manera de poder seguir ampliando su oferta a pesar de que suponga renunciar a la línea más ambiciosa que había llevado a cabo Gerard Mortier, el anterior intendente del Real.Además de que es, por un lado, la forma de tapar el agujero económico que dejó Mortier, quiendurante su etapa al frente del teatro llevó a cabo proyectos de gran coste producidos en exclusiva por el coliseocomo Tristán e Isolda, Alceste, Orfeo y Eurídice o la napoleónica (y nada rentable) San Francisco de Asís, y, por otro, de ampliar la oferta cultural sin que merme la calidad de la programación.

La coproducción es clave de una temporada que mantiene un gasto de 12,7 millones de euros pero aumenta el número de representaciones

El gasto de producciones para la próxima temporada 2015/2016 se mantiene en torno a los12,7 millones de euros pero, sin embargo, habrá más representaciones -se pasa de las 119 de esta temporada a 130- y más óperas -de nueve con 84 funciones y una ópera concierto con tres funciones a 10óperas con 95 representaciones y dos óperas concierto con cinco más otro concierto más con una única función-. La clave son esas colaboraciones que harán que a partir de septiembre haya cinco nuevas coproducciones desarrolladas con grandes teatros internacionales comola Royal Opera House Covent Garden de Londres, el Grand Théâtre de Bordeaux o la Opera National de París, a las que hay que sumar otras cuatro producciones que se compran a terceros y una reposición.

Con estas cifras, la rentabilidad que se espera, aseguró ayer el director general del Teatro Real a El Confidencial, Ignacio García Berenguer, es la misma que la prevista para esta temporada: en torno a los 2,1 millones de euros. O dicho de otro modo, "ajustar al máximo el presupuesto para garantizar que haya más funciones y manteniendo una alta calidad" y con "un objetivo de rentabilidad" que genere alrededor de dos millones de euros de ingresos de taquilla.

placeholder Rigoletto, una producción de la Royal Opera House Covent Garden / ROH Catherine Ashmore

La próxima temporada del Teatro Real -la número 19-tendrá, asimismo, un carácter muy heterogéneo y de descubrimiento. No faltan míticostítulos que atraen al gran público como La flauta mágica o Rigoletto, en la línea por conquistar al espectador que no suele acudir a la ópera como ha pasado esta temporada con La hija del regimiento o Hansel y Gretel, pero en su parte más gruesa serán grandes títulos muchos antes nunca vistos sobre el escenario del coliseo madrileño.

De "perfecta" y "para enmarcar" artísticamente definió la programación Pablo Heras-Casado en representación de los directores musicales que estarán en el Real la próxima temporada. Matabosch, por su parte, aseguró que se trata de "un abanico espectacular, de estéticas muy diferentes, lo mejor de la escena internacional, apuestas novedosas, repertorio y voces excepcionales".

Los platos fuertes

Es un abanico espectacular, de estéticas muy diferentes, lo mejor de la escena internacional, apuestas novedosas, repertorio y voces excepcionales

Una de esas obras nunca vista y que se estrenará mundialmente en Madrid es La prohibición de amar, de Richard Wagner. Es una de las obras más desconocidas del compositor y llegará en febrero de 2016al Real en coproducción con la Royal Opera House Covent Garden de Londres. Además,servirá para conmemorar el IV Centenario de la muerte de Shakespeare, ya que está basada en su obra Medida por medida.

Esta obra de juventud de Wagner -él mismo la definió como "un pecado de juventud"- supone recastar una de sus obras que había caída en el olvido y que anticipa mucho de lo que sería después. El desconocimiento de esta obra, explicó Matabosch, se debe a su terrible estreno. "Fue un fiasco absoluto", matizó, ya que en el día del estreno los cantantes no se sabían sus papeles, el segundo día de función se destapó un lío extramatrionial entre el elenco que acabó a golpes y porque "conocemos a Wagner a través de Cósima Wagner y lo que quiso divulgar pero también esconder y olvidar. Ella hizo todo lo posible por ocultar esta vertiente porque para ella era una obra inmoral".

placeholder Presentación de temporada del Teatro Real (Efe)
Presentación de temporada del Teatro Real (Efe)

Supone, añadió,"una hilarante crítica al puritanismo alemán y un elogio al hedonismo meridional", además de"un acontecimiento excepcional y una de las mejores adaptaciones musicales de la historia". Para su producción han tenido que hacer algo así como una versión ya que, especificó el director artístico, tal y como la dejó Wagner es imposible de representar y no tuvo más ocasión de puntualizar o depurar la partitura porque quedó relegada entre su producción.

Moisés y Aarón es otro de los grandes títulos de la temporada porque se montará por primera vez en Madrid y han sido varios los intentos para ponerla en pie. Coproducida con la Opéra National de París, "es una de las obras más polémicas de la historia". "Encarna la esencia de lo que el nazismo calificó como arte degenerado por la temática, el tratamiento musical o la influencia ese cabaret judío de entreguerras", afirmó.

La obra de Schönverg llegará al Real en mayo de 2016 con Romeo Castellucci como escenógrafo, uno de los directores de escena más vanguardistas de Europa,y dirección de Lothar Koenings. Lo interesante de esta obra es que surge en los años treinta en pleno auge del antisemitismo y el ascenso de Hitler como "respuesta provocativa a los movimientos antisemitas centroeuropeos".

placeholder Doce óperas para la próxima temporada del Teatro Real

Alrededor de estaópera, de El emperador de la Atlántida y de Brundibárse articula además el ciclo Bailando sobre el volcán, que tendrá lugar en la Fundación Albéniz, con cuatro recitales inspirados en compositores que pasaron por campos de concetración nazi con un programa muy llamativo titulado Música en Terezín, el campo nazi que se usaba para vender una limpia e idílica imagen propagandística, con piezas de compositores escritas allí.

Precisamente también se verá esta temporadaEl emperador de la Atlántida, que Viktor Ullman escribió en Tezerín antes de ser asesinado en Auschwitz. Coproducida junto al Teatro de la Mestrazanda de Sevilla y el Palau de les Arts, Pedro Halffter firma la dirección musical y se representará en junio en estreno mundial. Es una sátira sobre el nazismo que se iba a estrenar precisamente en Tezerín pero no subió a los escenarios hasta 1975 y en la que estarán Blanca Portillo narrando el prólogo y Alejandro Marco-Buhrmester en el papel principal.

Las otras dos coproducciones del Real serán Alcina, de Händel, realizada en colaboración con el Gran Théâtre de Bordeaux (octubre de 2015) y I Puritani, de Bellini, junto al Teatro Municipal de Santiago de Chile (julio de 2016). La primera, tampoco representadaen Madrid, cuenta con la dirección de escena de David Alden, uno de los más brillantes directores europeos, y la musical de Christopher Moulds, mientras que con la segunda volverá Javier Camarena al escenario madrileño tras hacer historia esta temporada en el Real con la repetición de dos bises del ariaA mes amis de La hija del regimiento.

placeholder 'dornröschen', una de los ballet que traerá nacho duato a madrid

La temporada la estrenará Roberto Devereux,de Donizetti, con Mariella Devia y el debut de Gregory Kunde (septiembre 2015) y Parsifal, de Wagner (abril de 2016), que supondrá el debut en el Real de Claus Guth,así como la reposición de El retablo de Maese Pedro, de Manuel de Falla (enero de 2016) y que conmemorará el IV Centenario de la muerte de Cervantes.

En cuanto a las óperas en versión concierto, Written on Skin, de George Benjamin, se verá en marzodirigida en su única representación por el propio compositor; Luisa Miller, de Verdi, lo hará en abril y Il due Foscari, de Verdi, en julio con los españolesPlácido Domingoy Ainhoa Arteta encabezando el elenco. De hecho, hay muchos cantantes esta temporada "pero no porque sean españoles sino porque son buenos", matizó Matabosch.

La danza estará representada, por último, por la vuelta de Nacho Duato con su versión de La bella durmiente con el Staatsballett de Berlín (septiembre de 2015), Sasha Waltz con La consagración de la primavera, de Stravinsky (marzo de 2016), y la Compañía Nacional de Danza con un homanaje a Enrique Granados (julio de 2016). Tambien destacan en los conciertos y recitales nombres como Natalie Dessay, Anja Kampe, Juan DiegoFlórez, Renée Fleming o Christopher Maltman.

Teatro Real Ópera
El redactor recomienda