primeras líneas maestras del partido

¿Podemos hablar de cultura?

Cerca de 300 personas han participado con su experiencia para poner negro sobre blanco las primeras líneas culturales que Podemos quiere defender

Foto: De derecha a izquierda, Jorge Lago, Jazmín Beirak, Pablo Iglesias Simón y Belén Guerra.
De derecha a izquierda, Jorge Lago, Jazmín Beirak, Pablo Iglesias Simón y Belén Guerra.

Cerca de 300 personas han participado con su experiencia para poner negro sobre blanco las primeras líneas culturales que Podemos quiere defender en las Elecciones Generales, planeadas para diciembre de 2015. Este boceto de programa electoral seguirá creciendo en los próximos meses, porque pretenden seguir reuniéndose con más profesionales. Entendemos que con los primeros trescientos no basta para determinar los detalles que han preferido evitar en la presentación de sus líneas maestras para acabar con una “situación catastrófica”.

Desde la Zona Cero de la cultura española quieren levantar una arquitectura política sin coyunturas políticas. Es decir, en la Arcadia de Podemos se acabaron los partidismos y las clientelas. Porque, a pesar de las buenas intenciones y la falta de concreción de su primer documento político, dibujan un horizonte cultural sin dependencia partidista, sin irresponsables en la gestión de las instituciones y de los presupuestos públicos, sin recortes en las cuentas culturales, sin el IVA disparado al 21%, sin privatizaciones, sin beneficios ciudadanos. Este periódico ya adelantó hace unas semanas a qué aspiran.

Las reivindicaciones que detalle el Consejo Ciudadano a partir del trabajo del Círculo de Cultura no serán vinculantes para la dirección del partido

Todos hablan de ellos y ellos quieren hablar con todos. “Si conseguimos algo parecido a un pacto social sobre ese cambio de modelo, apoyado por los sectores culturales que se adhieran, no será una cuestión de quién los apoya o los deja de apoyar. Será todo un sector reclamando un cambio. Porque la política no es sólo pactos entre partidos a puerta cerrada. También es movilización ciudadana”, explica Jorge Lago, del Consejo Ciudadano estatal. Sin embargo, el sector ya ha reclamado el cambio y lo ha hecho como nunca antes se había visto.

Jazmín Beirak durante su intervención. (Podemos)
Jazmín Beirak durante su intervención. (Podemos)

“Queremos escuchar a los sectores con este documento marco”, cuenta Belén Guerra, del Círculo de Cultura. Jazmín Beirak también asegura que se ha hecho un esfuerzo por salir de cada sector y crear un documento transversal para hablar y escuchar a los agentes, partiendo de un aspecto clave: “Que la cultura se tome en serio y que no se considere un mero recurso económico que da brillo y esplendor a lo político. Beirak concreta y pide una política cultural racional, transparente y con retorno social.

No es vinculante

Si no es un programa político, como repitieron los ponentes una y otra vez, todo ese esfuerzo de cientos y cientos de profesionales de la cultura aportando su experiencia y sus lecciones, ¿dónde irá? ¿Será la base fundamental del futuro programa? ¿Las reivindicaciones que detalle el Consejo Ciudadano a partir del trabajo del Círculo de Cultura serán asumidas y suscritas por la dirección del partido? “No”, responde Lago a este periódico después de la rueda de prensa. Comenta que una vez se concreten medidas el partido tendrá que valorarlas.

De momento, los responsables de cultura están en contacto con los de economía para hablar de la posibilidad del IVA superreducido, de la reforma de la ley de mecenazgo, del aumento del presupuesto… Aunque sin concretar cifras ni cantidades, el consenso no parece un escollo. 

Entre los titulares del día que resumen este primer paso hacia un programa que hable de cultura con pelos y señales, destaca el conflicto por la ley de Propiedad Intelectual: “Queremos licencias flexibles, no queremos cánones indiscriminados. Los cánones son barreras que nos limitan. Las descargas ilegales son la muestra del fracaso de las leyes. Se ha enfocado como un conflicto entre usuarios y profesionales”, dice Pablo Iglesias Simón. “El cierre de webs no soluciona el problema. Debemos hacer que el acceso legal sea mayor y más atractivo que el ilegal, con el fomento de las plataformas legales de distribución de contenidos”, según Jorge Lago. Es lo máximo que entraron a valorar los representantes de Podemos la actual reforma. Todo está en el aire. Quizá la próxima vez hablemos de cultura. 

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios