El Teatro Real espera brotes verdes en 2015
  1. Cultura
presupuestos para el año próximo

El Teatro Real espera brotes verdes en 2015

El teatro señala la reducción de las subvenciones como el principal agujero de sus cuentas pero prevé cerrar el año 2015 con un superávit de medio millón de euros

Foto: Imagen de la ópera 'Muerte en Venecia', en cartel en el Teatro Real hasta el 23 de diciembre (Javier del Real)
Imagen de la ópera 'Muerte en Venecia', en cartel en el Teatro Real hasta el 23 de diciembre (Javier del Real)

Las previsiones de futuro para el Teatro Real son optimistas. Hay brotes verdes o raíces vigorosas, parafraseando a los políticos. Tras años con las cuentas en rojo y un reciente informe del Tribunal de Cuentas que ponía en entredicho la viabilidad del coliseo madrileño a tenor de las cuentasde 2012 (que reflejaban 6,3 millones de pérdidas), parece que la institución sale del pozo en 2015.

El Real cerrará este 2014 con unas pérdidas que superaran el millón de euros y prevé terminar 2015 con medio millón de superávit, tal y como el presidente de su patronato Gregorio Marañón avanzó hace dos meses a El Confidencial. ¿Cómo? Su explicación alude al cambio de modelo económico que inició el teatro en 2012 y que, garantiza, empezará a dar sus frutos el año que viene.Una reestructuración, ha asegurado, que suponeel único camino a seguir porque "las instituciones que crean que van a volver a vivir de las administraciones públicas se equivocan y seguirán recurriendo a eso que eufemísticamente se llaman planes de viabilidad".

“El Real, la quinta institución cultural del país y la primera en música y artes escénicas, sale fortalecida de esta gravísima y larguísima crisis y lo hace por sí mismo”, dijoMarañón ayer en la presentación de su presupuesto para 2015. Y lo hace, añadió, “con nuestros recursos, sin endeudarnos y sin solicitar ayudas extraordinarias. Sin acudir a planes de viabilidad o rescates. Salimos de 2014 con un 30% de aportaciones públicas sobre el presupuesto, que es el porcentaje más bajo de todas las instituciones operísticas y musicales de España y la Europa continental”.

La reestructuración del modelo del teatro ha consistido en subsanar con recursos propios la disminución de las aportaciones públicas pero, también, en abrocharse el cinturón y recortar gastos. En concreto, los de funcionamiento se han reducido un 44%, los de personal un 23% y los costes de producción un 26%, lo que ha supuesto unahorro de12 millonesdesde 2009.

El coliseo ha pasado de estar sustentado en un 53% por las administraciones públicas en 2009 (27,7 millones de euros) al 30% en la actualidad (14,5 millones). Esto significa, en palabras de Marañón, que si las subvenciones públicas se hubieran mantenido igual que en 2009, entre 2010 y 2015 el “Real habría recibido 62 millones de euros más” y tendría “un superávit inmenso”. “Este es el único problema que hemos tenido que hacer frente”, recalcóen varias ocasiones y, de paso, recordándoselo al Tribunal de Cuentas, cuyo informe "no tiene demasiada credibilidad".

Marañón ejemplificóademás que de los 12,8 millones de euros que ingresaron este año las administraciones públicas en el Real, el teatro ha devuelto10,4 millones en pago de impuestos, Seguridad Social… Además de los1.953 empleosdirectos e indirectos que genera.

Un presupuesto de 43,6 millones para 2015

El Patronato de la Fundación del Teatro Real ha aprobado para el año que viene un presupuesto de43,6 millones de euros, del que saldrán, aseguran, un superávit de medio millón de euros. De ese montante total, la aportación de las instituciones públicas es de13,1 millones de euros, divididos en 9,07 millones del Ministerio de Cultura (lo que supone un 2% más respecto a 2014 pero un 54% menos que en 2009), 3,1 millones de la Comunidad de Madrid (la misma aportación que el año pasado y un 49% menos que en 2009) y 659.000 euros del Ayuntamiento de la capital (63% de disminución respecto a hace seis años).

El 70% restante del presupuesto sale de los ingresos propios del Teatro Real y la inversión de los patrocinadores. En concreto, un 32% (14,6 millones) corresponde a laventa de entradas,que los gestores del coliseo esperan que se recupere tras la caída registrada este año,mientras que un 14% (6 millones) procede de actividades relacionadas con lamarca Teatro Real,tales como elalquiler de espaciospara otras actividades ya sean eventos privados, institucionales o conciertos externos. Ambas partidas han subido un 6 y 12% respectivamente en relación a 2014.

El patrocinio supone el24% (10,4 millones) de los ingresos del teatro(a los que hay que sumar un 5% extra de los eventos que los propios mecenas realizan en el coliseo). Este capítulo, aseguró ayerIgnacio García-Belenguer, director general del teatro, se ha duplicado respecto a 2009, cuando ingresaban 5,5 millones de euros. El año próximo serán98 empresaslas que colaboren con el Real.

“A quien diga que sin Ley de Mecenazgo no consigue patrocinadores, nuestros hechos le desmienten”

A ellas se sumará el recién creadoConsejo Internacional, un órgano que contará con 20 personalidades destacadas como el expresidente de la Comisión Europa,José Manuel Durao Barroso, y estará presidido porHelena Revoredo,“cuyo prestigio y aportaciones económicas van a ayudar al Teatro Real”.

En este sentido, Marañón dejóclaro que sinuna Ley de Mecenazgo, que él considera necesaria pero, sobre todo, para cambiar la mentalidad de la sociedad civil e implicarla en la actividad cultural, han conseguido doblar sus cifras. “A quien diga que sin Ley de Mecenazgo no consigue patrocinadores, nuestros hechos le desmienten”.

Coproducirpara ahorrar

El informe del Tribunal de Cuentas sobre el estado económico del Real en 2012 fue tajante y duro. El coliseo estaba al borde del colapso y buena culpa de ello lo tenían las grandes producciones.

En la etapa de Mortier más del 90% de las funciones dejaban pérdidas y los gestores del coliseo, cuando el grifo de las ayudas públicas se cortó, decidieron que había que rentabilizar las óperas.Por eso, para esta temporada 2014/2015 el actual director artísticoJoan Mataboschse veía obligado aprescindir deFidelio, de La Fura del Baus, cuya presentación se retrasa a 2016.

Los responsables del Teatro Real Joan Matabosch, Gregorio Marañón e Ignacio García-Belenguer (Javier del Real)

Para el año próximo el presupuesto es de12,7 millonesy estará destinado a 92 funciones de óperas de nueve títulos, 14 de ballet de cuatro obras, 10 conciertos y recitales, 84 sesiones del programa pedagógico, siete sesiones de los Domingos de Cámara y seis espectáculos de ópera en cine. Esta cuantía, manteniendo el número de funciones y “la excelencia artística”, supone cinco millones de euros menos que en 2009.

Pero, sobre todo, el objetivo es rentabilizar las producciones. Si en 2012 dejaban las cuentas en negativo, este año estiman ganar medio millón de euros y el año que viene ingresar 2,1 millones. “Entendemos que con los presupuestos aprobados es viable llegar a esta cifra”, justificaba García-Belenguer.

Matabosch pusoel acento en que, para ello,la línea que va a seguir el Real son las coproducciones, lo que les permite cooperación con grandes óperas internacionales –y, de paso,más reconocimiento fuera de España- y compartir gastos. Para las próximas temporadas ya tienen cerrados acuerdos para cuatro óperas con la Royal Opera House de Londres, las óperas de París y Bruselas y dos con las de Ámsterdam y Múnich, a las que habrá sumar otrospuntuales.

“Que una ópera sea más cara que otra es, si se me permite, anecdótico”, dijoMataboschrecordando que él no estaba al frente de la institución –era Gerard Mortier- en el momento aludido por el Tribunal de Cuentas en su informe. “El problema no ha estado en una ópera u otra; el problema básico es que ha habido que cambiar el modelo de funcionamiento y eso no se hace de un día para otro”, añadióreconociendo que este “cambio” ha sido “muy traumático pero se ha conseguido”.

Teatro Real
El redactor recomienda