Pablo Iglesias da un portazo a Planeta
  1. Cultura
su nuevo ensayo encabeza las listas de ventas

Pablo Iglesias da un portazo a Planeta

El grupo Planeta hizo una oferta a Iglesias por su nuevo libro, pero el líder de Podemos prefirió seguir en la independiente Akal

placeholder Foto: Pablo Iglesias en la presentación de 'Disputar la democracia' (EFE)
Pablo Iglesias en la presentación de 'Disputar la democracia' (EFE)

Se publicó a finales de octubre y se ha convertido en el libro de no ficción más vendido de la temporada navideña. Hablamos de Disputar la democracia (Akal, 2014), ensayo donde Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, explica su ideario político.Pese a que en los últimos meses todo lo que rodea a Podemos ha cobrado forma de gigantesco hype político y cultural, Iglesias publicó su libroen su editorial de toda la vida, la independiente e izquierdista Akal, que en 2013 había editadosu ensayo Maquiavelo frente a la gran pantalla.

Y eso que novias no le han faltado: según ha podido saber El Confidencial, Iglesias asegura haber rechazado una oferta del un sello del Grupo Planeta por Disputar la democracia.Puede que Podemos haya virado ideológicamente en las últimas semanas para ocupar el centro del tablero político, pero en cuestiones editorialesIglesias permanece fiel a sus principios. Para colmo, su portazoa Planeta se produce en el siguiente contexto editorial: hay tortas por publicar libros sobre el fenómeno Podemos.

Avalancha de títulos

Akal ha golpeado por partida doble en las últimas semanas con la edición de Disputar la democracia y Ganar o morir. Lecciones políticas en Juego de tronos, libro coordinado por Iglesias en el que Monedero, Errejón y otros nombres vinculados al partido analizan la popular serie de HBO.

Los Libros del Lince, por su parte, publicó hace unas semanas Claro que podemos, una historia del partidoescrita por Ana Domínguez y Luis Giménez que agotó su primera edición en poco más de una semana.

El boom editorial empezó incluso antes de la formación del partido. Seix Barral, del grupo Planeta, editó hace un año Curso urgente de política para gente decente, ensayo de Juan Carlos Monedero que ya ha despachado once ediciones.

Los fracasos políticos de Planeta

Si este artículo sobre el boom editorial de Podemosfuera una película, podría llamarseCuando los dinosaurios dominaban la tierra. Y es que, el actual declive políticodel bipartidismo y el régimen del 78 no empezó en las elecciones europeas, sino meses antes y en las librerías españolas.

Un buen datopara evaluar la expectativa y el impacto cultural que genera un libro son sus ventas la primera semana: José Luis Rodríguez Zapatero: 2.000 ejemplares (El dilema, Planeta), José María Aznar: 1.480 (El compromiso del poder, Planeta), Felipe González: 700 (En busca de respuestas, Debate, del grupo RHM) yPedro Solbes: 500 (Recuerdos, Planeta), según datos de Nielsen publicados por El Mundo.

En su primer año en las librerías, las ventas totales de las memoriastampoco fueron precisamente para lanzar cohetes. Según Nielsen, Aznar se habría quedado en 28.166 ejemplares, José Bono (Les voy a contar, Planeta) en 28.543 y Alfonso Guerra (Una página difícil de arrancar, Planeta) en 17.603.

Pero el problema no es tanto de ventas como de presupuestos.A nivel económico, las memorias de los prohombres de nuestra democracia sólo han servidopara llenarles a elloslos bolsillos... y hacer unagujero colosal en las cuentas de la editorial Planeta. Se dice que Aznar habría cobradomás de un millón de euros por sus tres primeros libros de memorias, aunque no hay confirmación oficial de estas cifras.

Menos encantadorresulta ver comoPlaneta ha tirado ese dinero a la basura (al margen de los intereses político-empresarialesque haya detrás de estos contratos): la editorialtendría que haber vendido cientos de miles de ejemplares del ensayo de Bono para empezar a recuperar lo invertido, pero vendió decenas de miles. Cálculos que no podríamos estar haciendo ahora si Bono no se hubieraido de la lengua...Pensar que Bono puede revertir la situación con los siguientes volúmenesde sus diarios suenapoco realista, dado quela popularidad de estos veteranoshombres de Estadono atraviesa su mejor momento.

Loque el público parece reclamar ahora sonrelatos sobre cómo se extinguieron los dinosaurios que gestionaron la Transición y quién los va a sustituir. Que alestablishment español leguste o no la música de Podemos es indiferente para según qué cosas:el hecho es que Iglesias y compañíatienen tirón político ycomercial, y lo que quizás sea más importante en lo que respecta al mundo del ensayo político: suscachésson muchomás bajosque los de nuestrosdinosaurios políticos.

Libros
El redactor recomienda