El arte español sabe venderse fuera
  1. Cultura
estudio sobre el mercado español del arte

El arte español sabe venderse fuera

España fue en 2013 un exportador neto de arte y antigüedades, con un superávit comercial de 63 millones de euros, según figura en el segundo informe

placeholder Foto: Un visitante en la exposición 'La fuerza de la materia', en Santiago de Chile. (EFE)
Un visitante en la exposición 'La fuerza de la materia', en Santiago de Chile. (EFE)

España fue en 2013 un exportador neto de arte y antigüedades, con un superávit comercial de 63 millones de euros, según figura en el segundo informe de la Fundación Arte y Mecenazgo–impulsada por ‘la Caixa’- sobre El mercado español del arte en 2014. Este dato -recogido de Eurostat- se aproximacon el ofrecido hace unos días por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, en el Anuario de estadísticas Culturales, donde las artes plásticas se muestran como un producto cultural que no cae en el extranjero. De hecho, los beneficios de arte exportado en 2013 suman 90 millones, un crecimiento de 30 millones desde 2010. Después de la industria del libro (con 522 millones de euros), el arte es el fruto cultural más rentable fuera de nuestras fronteras, por delante del cine y la música.

Las cifras sobre el comercio exterior que desvela la Fundación Arte y Mecenazgo son algo mayores que las del Ministerio: alcanza los 103,3 millones de euros y apunta que es el “tercer año consecutivo de crecimiento”. El estudio privado acude a “un experto en subastas” para definir el panorama: “Hemos presenciado una fuerte caída en el mercado local, compensado por un aumento de los compradores extranjeros. Para muchos compradores rusos y procedentes del norte de Europa, el precio al que se subastan aquí las obras locales de bellas artes y de artes decorativas es muy bajo, lo que contribuye a impulsar las ventas”.

Clare McAndrew, autora del informe, señala que los principales países de destino de las exportaciones españolas de arte son los grandes mercados localizados en Europa y fuera de ella. EEUU genera un 35%, el Reino Unido un 15% y, curiosamente, Brasil cae un 8%. Sin embargo, el mercado Chino, el más pujante, tiene muy poco interés en el producto español, sólo un 5%. “La exportación de pinturas (que representa algo más de la mitad de las exportaciones totales) creció un 50% anual”, indica.

Evitar los impuestos

La autora destaca que en el entorno normativo, la fiscalidad puede tener una importante repercusión sobre el comercio del arte. “La diferencia entre las condiciones fiscales aplicables al arte en unos y otros países puede provocar fácilmente una migración del mercado”, es decir, el alto IVA españolo aplicado al arte puede espantar a los compradores extranjeros, e invitar a los coleccionistas españoles a adquirirlo fuera.

El estudio subraya que el comercio internacional que tiene su origen en España se enfrenta a “un problema mucho más extendido y complejo”: el de los impuestos que gravan la exportación. “España es uno de los pocos países de la Unión Europea que aplica impuestos a la exportación de arte. Dichos impuestos se pagan únicamente cuando las obras se exportan fuera de la UE”. En las obras de más de 6.000 euros se aplica un tipo del 5%, entre 60.000 y 600.000 un 20%. Aclara que esta cargaes “problemática en extremo para las galerías que asisten a ferias de arte internacionales”.

Algunos galeristas reconocen que con el fin de evitar el pago de estos impuestos, han creado en países como el Reino Unido entidades que emplean para realizar operaciones extracomunitarias a un coste mucho menor. “Aunque esto puede traducirse en un ahorro notable para los galeristas, representa una considerable pérdida neta para la economía española, ya que en esos casos todo el IVA se paga en el Reino Unido y no en España”. Medidas disuasorias con las que el Gobierno no recauda nada.

El presidente de la Fundación Arte y Mecenazgo,Leopoldo Rodés, se mostró "decepcionado" por la no inclusión en esta legislatura de una ley de mecenazgo y ha afirmado que "laculturano está bien trata en España", pese a que la contribución fiscal del comercio del arte y sus servicios complementarios ascendió a 270 millones de euros en 2013.

Fuga de tesoros

Se apunta que la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de bienes del Patrimonio Histórico Español, del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, denegó la exportación de 69 obras. De ellas, 11 obtuvieron la licencia de exportación tras una segunda evaluación en profundidad, el Estado adquirió 34 (por un total de 3,3 millones de euros) y “las 24 restantes simplemente quedaron bloqueadas sin que el Estado las comprara ni el vendedor recibiera una compensación”.

“El volumen de obras cuya exportación que se bloqueó fue más del doble que en 2012, año en el que tan solo se contabilizaron 28 (de ellas, al final se autorizó la exportación de 4, 17 fueron adquiridas por un importe total de 900.000 euros y siete quedaron bloqueadas)”. Sin embargo, según los especialistas consultados, en los últimos años ha disminuido la cifra de obras bloqueadas y que apenas se reciben negativas de la autoridad señalada. Este dato indica el flujo migratorio del patrimonio español fuera de sus fronteras.

Según los datos facilitados por la Junta de Calificación, el precio medio de una pieza adquirida por el Estado en 2013 rondaba los 97.000 euros eses mismo año y los 52.940 en 2012. “Aunque se ignoran los precios particulares e individuales de cada pieza, el precio medio resulta bajo para lo que en teoría son las obras de arte más importantes del patrimonio nacional español”. El precio medio pagado por el Reino Unido fue de 1,4 millones de euros, muy superior a la inversión española.

El dinero español repele el arte

En términos generales, el mercado español del arte registró unas ventas totales de 336 millones de euros, un 3% más que las ventas de galeristas y casas de subastas de 2012. Se estima que la cifra de empresas registradas en el comercio del arte es de 3.075 en 2013, que a su vez mantienen al menos 10.000 puestos de trabajo en galerías y casas de subastas. “Las galerías de arte en España son casi exclusivamente pequeñas empresas, tanto en términos de facturación como por su cifra de empleados”, en las que trabajan unas 8.850 personas.

"En España hay riqueza, pero no se gasta en obras de arte, hay gente adinerada que justificaría más ventas", ha dicho la experta en rueda de prensa. En su opinión, esta situación se debe a la escasa promoción del coleccionismo, lastrada por una tendencia a identificar "los objetos de arte con los objetos de lujo". Ese es el motivo, a su parecer, de la "desconexión entre el Gobierno y el mercado del arte".

Las obras más caras de artistas españoles se siguen vendiendo fuera de España, con Picasso a la cabeza, seguido de Miró, Dalí, Gris y Chillida. Entre los veinte primeros artistas españoles que más venden sólo figuran dos artistas vivos: Manolo Valdés y Miquel Barceló. El núcleo fundamental del mercado el arte está formado por 50 casas de subastas y 650 galerías destacadas.

Estudios de mercado Arte Mercado del arte Arte contemporáneo Noticias de La Caixa
El redactor recomienda