Es noticia
Menú
Íñigo Errejón: "La casta está atrincherándose en las instituciones culturales"
  1. Cultura
analiza el despido DEL DIRECTOR DEL CENDEAC

Íñigo Errejón: "La casta está atrincherándose en las instituciones culturales"

El portavoz de Podemos explica las claves del cese del director del CENDEAC y de los últimos casos de censura cultural

Foto: Íñigo Errejón durante el Debate Internacional Podemos en Londres
Íñigo Errejón durante el Debate Internacional Podemos en Londres

A un lado del ring, el historiador Javier Fuentes, que denuncia haber sido despedido del Centro de Documentación y Estudios Avanzados de Arte Contemporáneo de Murcia (CENDEAC) tras haber organizado un congreso –España sin (un) Franco- en el que participó, entre otros, Íñigo Errejón.

Al otro, la Consejería de Cultura de Murcia, que niega la mayor: “Javier Fuentes no ha sido despedido, sino que no se la ha renovado un contrato que acababa ahora”, cuentan desde su departamento de comunicación. La Consejería asegura no tener “ningún problema” con el Congreso, aunque el motivo que dan para sustituir a Fuentes es buscar “más pluralidad”. ¿Si no había "ningún problema" por qué no asistióal Congreso ningún miembro de la Consejería o el Gobierno regional (PP)? “Por problemas de agenda”, zanjan.

En medio del fuego cruzado, Íñigo Errejón (Madrid, 1983), uno de los portavoces de Podemos, que analiza en esta entrevista tanto lo sucedido en Murcia como los últimos escándalos de censura cultural, de la portada del Jueves sobre la abdicación del Reya la purga del ensayo de Gregorio Morán.

La Consejería de Cultura de Murcia asegura que lo sucedido no tiene nada que ver con su presencia en el Congreso y que querían darle un giro “más plural” al CENDEAC. ¿Qué opina usted?

Estas declaraciones no sólo entran en contradicción con lo que dice el ex director del CENDEAC, sino con lo que sucedió en el Congreso, que parece haber precipitado todo. En este Congreso intervinieron personas de las más variadas tendencias políticas. Sólo teníamos en común la edad, todos habíamos nacidos después de 1975, y trabajar en el campo teórico/político. Fue una discusión entre ponentesde ideasdiversas y hasta contrapuestas. Precisamente una de las cosas queagradecí personalmente al director del CENDEAC es que hubiera organizadoel Congresoen un espacio así, ya que habitualmente este tipo de discusiones se producen enámbitos mediáticos o académicos, lo que da lugar a cierta endogamia.

¿Le comentó Javier Fuentes si había tenido algún problema para organizar el Congreso?

¿Qué valoración hace usted entonces de lo sucedido?

¿A qué achaca el actual revival de la censura cultural con casos como el de ‘El Jueves’ y el del ensayo de Gregorio Morán?

¿Podrían agudizarse los casos de censura en 2015? Digo teniendo en cuenta tanto el ritmo de desgaste del régimen del 78como el hecho de ser año electoral…

Lo que sí está claro es que estamos ante un creciente atrincheramiento. Como parte de este atrincheramiento podíamos ver, aunque es difícil predecirlo, una agudización de las malas relaciones con la cultura y el pensamiento.Por un lado, una buena parte de los que ocupan posiciones de poder se exculpan mutuamente.Como si bastase con atrincherarse, resistir y esperar a que escampe. Compara la celeridad en cesar a este director de centro cultural con la lentitud para tomar medidas contra los alcaldes del PP implicados en corrupción.Pero se trata de una visión política cortoplacista, sobre todo porque estamos en ciclo electoral, y la gente tiene hambre de voto y de cambio. ¿Será suficiente este hambre para precipitar el cambio de ciclo político? No lo sabemos. Pero quizás sea al menos suficiente para generar un terremoto y mandar el siguiente mensaje: las cosas no se pueden seguir haciendo como hasta ahora.

A un lado del ring, el historiador Javier Fuentes, que denuncia haber sido despedido del Centro de Documentación y Estudios Avanzados de Arte Contemporáneo de Murcia (CENDEAC) tras haber organizado un congreso –España sin (un) Franco- en el que participó, entre otros, Íñigo Errejón.

Libros Gregorio Morán
El redactor recomienda