David Lynch se hace artista
  1. Cultura

David Lynch se hace artista

La Academia de Bellas Artes de Pennsylvania rinde homenaje la obra plástica de uno de sus alumnos más relevantes: David Lynch. Para ello han programado, junto a un ciclo

La Academia de Bellas Artes de Pennsylvania rinde homenaje la obra plástica de uno de sus alumnos más relevantes: David Lynch. Para ello han programado, junto a un ciclo audiovisual, dos muestras de arte para honrar una de las figuras más importantes que han pasado por las aulas de su escuela de bellas artes.

Las dos exposiciones dialogan entre sí. La primera es una retrospectiva de la obra plástica de Lynch, haciendo hincapié en todas las etapas de carrera como artista; y la segunda es un recorrido por obras de sus contemporáneos de Philadelphia, a modo de contexto artístico.

Aunque nació en Montana, David Lynch se mudó a los 20 años a Philadelphia para estudiar en la escuela de bellas artes. En un principio se dedicó a la pintura, una disciplina que le introdujo en el mundo del arte y que ha seguido practicando desde entonces.

"Lo que trato de hacer en cada lienzo es crear una situación en la que la pintura pueda ser ella misma, lo que significa dejar atrás toda explicación racional. Es importante que las ideas florecen sin juzgar o interferir demasiado. Lo más bello de cómo piensa un niño es su capacidad de mirar el mundo abiertamente, más allá del intelecto. Siempre hay algo más, fuera de toda lógica o razón. Algo que no se ve. El mundo es infinito" , explica el propio Lynch sobre sus prácticas pictóricas.

Desde sus primeros dibujos más figurativos y hasta los últimos lienzos que mezclan diferentes técnicas y texturas; todas sus obras tienen detalles que recuerdan a algunas de sus películas, además de ampliar aún más su universo creativo a través de un nuevo código.