Es noticia
Menú
Movilización internacional contra los cruceros en Venecia
  1. Cultura
el mundo del arte firma una petición

Movilización internacional contra los cruceros en Venecia

Más de cincuenta artistas, actores y personalidades del arte han firmado una petición para que el Ministro de Cultura Italiano ponga fin al turismo masivo

Foto: Un crucero navega por el lago de Venecia, cerca de la Plaza de San Marcos (Reuters)
Un crucero navega por el lago de Venecia, cerca de la Plaza de San Marcos (Reuters)

El turismo ahoga a Venecia. La ciudad vive expuesta a los millones de turistas que llegan cada año a sus canales. Muchos de ellos en gigantescos barcos que están deteriorando las condiciones medioambientales y de vida de los habitantes de la ciudad.

El año pasado, un estudio de la World Monuments Fund (WMF) la organización independiente más importante de las dedicadas a la protección del patrimonio internacional, publicaba datos alarmantes sobre las consecuencias de estos cruceros para la ciudad y alertaba de que si no ponían fin a estas actividades la ciudad no sobreviviría a su propio turismo.

De 2008 a 2013 el turismo en Venecia se incrementó en un 400%, llegando a los 20.000 turistas que a diario la visitan. La WMF hacía especial hincapié en evitar que los enormes barcos de más de 40.000 toneladas que transportan 15.000 personas al día se acercaran a la ciudad. Titanes que contaminan como 14.000 coches juntos y contra los que la comunidad artística mundial ha estallado.

Más de 50 personas del mundo del cine, la moda, la arquitectura y los museos más importantes del mundo han firmado una petición pidiendo la prohibición para que los cruceros naveguen por Venecia. Nombres como Cate Blanchett, Julie Christie, Michael Caine, Norman Foster, Nicholas Penny (director de la National Gallery de Londres) o Richard Armstrong (el director de la fundación Guggenheim) piden al Ministro de Cultura Italiano, Dario Franceschini, que “detengan el paso de los grandes buques en toda la cuenca de San Marino y a través del Canal de Giudecca”, según informa The Art Newspaper.

La proposición ha sido apoyada por la Asociación Internacional de Comités Privados para la Salvaguarda de Venecia, una red de organizaciones para la conservación respaldada por la Unesco.

Con la ley en contra

El año pasado, el Gobierno Italiano apostó por reducir el número de cruceros que navegaban por Venecia a partir de noviembre de 2014.

En marzo, un tribunal regional rechazó estas propuestas, por lo que los cruceros siguen llegando. Más de 1.100 barcos a lo largo del año, lo que supone la mayor inversión para la economía del puerto veneciano. Un tema, el económico, que parece pesar mucho para que se acepte esta movilización internacional en contra del turismo masivo.

El turismo ahoga a Venecia. La ciudad vive expuesta a los millones de turistas que llegan cada año a sus canales. Muchos de ellos en gigantescos barcos que están deteriorando las condiciones medioambientales y de vida de los habitantes de la ciudad.

Patrimonio
El redactor recomienda