Morrissey vuelve con letras antisistema
  1. Cultura
La estrella que desea la muerte a toreros

Morrissey vuelve con letras antisistema

El compositor británico estrena un nuevo disco cargado de polémica. Mientras tanto, se sigue esperando la traducción de su autobiografía.

placeholder Foto: Morrisey en el Festival Internacional de la canción de Viña del Mar en Chile
Morrisey en el Festival Internacional de la canción de Viña del Mar en Chile

La canción se titula "El torero muere". La rimas dejan poco margen para la interpretación: "en Madrid, enloquezco/en Sevilla, me siento algo enfermo/ en Barcelona, me entra la soledad/ entonces alguien me da la noticia y me animo/ ¡hurra!, ¡hurra! ¡El torero muere!/ Y nadie llora, porque todos queremos que el toro sobreviva".

Pocos de sus seguidores se sorprenderán, ya que Morrissey es un vegetariano militante, defensor de los derechos de los animales hasta el punto de pedir en los festivales donde actúa que no se sirva carne en el recinto durante sus actuaciones. La letra está incluida en World Peace Is None Of Your Businnes(Capitol), décimo disco en solitario de Morrissey, que ya se encuentra en las tiendas en formato compacto y el 22 de julio llega en vinilo.

Contra la élite británica

Desear la muerte de sus enemigos es un clásico para Stephen Patrick Morrissey (Lancashire, Reino Unido, 1959). Su álbum "Viva Hate", publicado en 1988, se cerraba con la canción "Margaret On The Guillotine", dedicada a la primera ministra británica Margaret Thatcher, que todavía ostentaba el cargo. "La gente amable/ tiene un bonito sueño/ Margaret en la guillotina/ porque las personas como tú/ me hacen sentir cansado/ ¿cuándo te morirás?".

Morrissey se convirtió en estrella a mediados de los ochenta como letrista y vocalista del grupo pop The Smiths, cuyo disco más famoso se titula The Queen Is Dead(1985). La canción que sirve como título explica la alegría que sentiría con la ejecución de Isabel II."Su bajeza colgando de la cabeza/lo siento mucho, pero suena bien", cantaba. Morrissey publicó el pasado noviembre un exitosa autobiografía donde describe a George Bush Jr como "el terrorista en activo más famoso del planeta" y considera que Tony Blair fue responsable moral de los atentados en el metro de Londres en julio de 2005.

Orgullo de clase obrera

En esas memorias, Morrissey recordaba que unos funcionarios del gobierno británico le visitaron en 1988 para evaluar si representaba una amenaza real para la seguridad de la Dama De Hierro. El cantante presume de que, en vez de hostigarle, uno de los oficiales de la Special Branch Task Force le pidió un autógrafo, explicando que era "para un vecino".

La opinión del cantante sobre la primera ministra, fallecida el año pasado, se resume en tres líneas: "Me parecía intolerable su egocentrismo, pero fueron los brotes de locura los que finalmente forzaron a su propio gabinete a darle la patada. Si esta era la reacción de la gente que no había sufrido sus políticas, ¿cómo esperaban que nos sintiéramos los que sí?" Morrissey nació en Manchester, ciudad industrial del norte de Inglaterra. Siempre ha reivindicado su origen de clase obrera.

Contra la policía

La canción que da título al nuevo álbum rechaza la noción de que debemos dejar las decisiones políticas en manos de funcionarios y tecnócratas. Así comienza la letra: "La paz mundial no es asunto tuyo/ no debes meterte en nuestros acuerdos/ trabaja y paga dulcemente tus impuestos/ sin preguntar nunca por qué, pobre idiota/ la paz mundial no es asunto tuyo/ la policía te dejará paralizado con sus armas paralizantes/ te convertirán en inválido con su equipamiento/ en eso consiste su trabajo, oh pobre idiota".

El final de la letra denuncia la extrema desigualdad que ha provocado conflictos en Brasil, Bahrein, Egipto y Ucrania. El nuevo disco de Morrissey no rompe moldes. Tampoco baja el nivel artístico. Destacan estribillos pop radiantes como "Kiss Me a Lot" y elegantes crescendos como "Mountjoy", donde describe las horrendas condiciones de la cárcel en la que estuvo preso Brendan Behan, dramaturgo, escritor y miembro del IRA.

Contra el matrimonio

Como era de esperar, las letras van cargadas de polémica. La primera es su apoyo al abstencionismo, con frases tan claras como "cada vez que votas estás apoyando al sistema". En ambientes de izquierda, donde cuenta con muchos seguidores, es una postura considerada nihilista, que bloquea las posibilidades de cambio social. En todo caso, Morrissey ya perdió el respeto de la mayoría de sus fans rojos cuando declaró el enero pasado que casi vota al partido UKIP, de extrema derecha xenófoba.

También se espera debate en torno a "Kick The Bride Down The Aisle", traducible como "Patea a la novia en el altar", una letra impropia de alguien que se define como feminista. Morrissey siempre ha demostrado su admiración por intelectuales combativas en cuestiones de género como Germaine Greer, Virginia Woolf y Shelagh Delaney. La canción denuncia de la hipocresía del matrimonio, situando a la mujer como principal beneficiaria: "Ella solo quiere un esclavo/que se rompa la espalda para traerle un salario".

¿Por qué no se ha traducido su autobiografía?

El último gran éxito de Morrissey es su autobiografía, publicada en noviembre de 2013. En solo cinco días se aupó al número uno de la lista de ventas en Inglaterra e Irlanda. La mayoría de seguidores hispanohablantes andan extrañados por el retraso en la traducción.

Se rumorea que Morrissey encajó mal las críticas más feroces hacia el texto. Especialmente la de A.A. Gill en el suplemento dominical de The Times. Aquí va fragmento para situarnos: "Sus embarazosas ínfulas intelectuales le llevaron a exigir que el libro no fuera publicado en la colección "Clásicos modernos", sino sencillamente en "Clásicos", para figurar junto a Moliére y Maquiavelo. (…) El problema es que el libro es risiblemente afectado y artificial".A comienzos de febrero, Gill obtuvo el premio "Trabajo con hacha", que distingue a la reseña más despiadada, divertida y mordaz del año. Morrissey explicó entonces a su agente que no quería volver a escuchar una palabra sobre la autobiografía, lo que retrasó el contrato para su traducción española.

Hoy las negociaciones se han desbloqueado y se encuentran en "estado avanzado" con la editorial Malpaso, radicada en Barcelona. Según la propia editorial, el trabajo de traducción hace prácticamente imposible que el libro llegue a las tiendas para la campaña de Navidad. En todo caso, la confianza de Morrissey no es un animal fácil de abatir.Hace medio año, durante una sesión de preguntas y respuestas con sus fans, anunció que está escribiendo una novela. "Voy por la mitad del proceso. Tengo mis esperanzas". Hay una luz que nunca se apaga y parece que es la del escritorio de este icono pop.

Pop
El redactor recomienda